Niño 13 años

Tengo un problema y creo que es en esta categoría donde puedo preguntar. Tengo un hijo de 13 años, ahora esta en primero E.S.O., después de repetir sexto de primaria. La cuestión es que nunca ha sido bueno en los estudios, pero ahora es peor, las notas ultimas son pésimas, es un niño de salir mucho los fines de semana, le hemos castigado con no salir y le da igual, con un viaje que tenia con un amigo y sus padres no va y le da igual, con cualquier cosa que le digas le da igual, no hay cosa que le quitemos y realmente le duela o le moleste, el pasa muchísimo, no se como motivarle para estudiar, le decimos que se va ha quedar con niños más pequeños y no le importa, este pasotismo nos desespera. Es un niño muy abierto, alegre, sociable, sobre todo deportista, quien lo conoce lo quiere muchísimo porque cae genial, pero lo otro no sabemos por donde entrar con el.
1

1 Respuesta

0 pts.
Es normal que estés preocupada ya que ves que tu hijo está estancado y quieres que le vaya bien en el futuro.
Verás, ante todo hay un pequeño consejo que igual te puede ir bien. Muchísimas veces (de hecho, yo creo que siempre) decimos a los niños y adolescentes lo que hacen mal (no con mala intención, sino porque es algo que queremos que corrijan y no está mal) pero, no les solemos decir cuando hacen algo bien, ya que damos por hecho que es así como deben comportarse. Debe quedarte clara una cosa: si quieres que una conducta de tu hijo se repita, debes premiársela (si puede ser, con cosas no materiales, es decir, usa palabras de elogio como "Muy bien", "Bien hecho", "Campeón", "Estoy orgullosa de cómo has hecho esto" o "Te has portado genial" y, si te deja, con besos y abrazos)
A veces, no somos conscientes de la cantidad de veces que reprendemos a los niños y las pocas veces que les decimos algo bueno. Si quieres darte cuenta, durante unos o dos días, apunta en un papel las veces que reprendes a tu hijo y las veces que lo alabas. No te preocupes si la proporción no está equilibrada, es totalmente normal.
Creo que deberías probar a reducir los castigos y aumentar los premios. Si quieres, puedes introducir premios como una excursión a un sitio que le guste o una salida al cine, lo que se te ocurra y sepas que le guste. Prueba, en lugar de quitarle lo que le gusta (que, ojo, no es mala opción), a decirle que si aprueba una o dos, le dejaréis ir a un sitio que le gusta. Ya no es un castigo, es un premio. Y en el momento que lo consiga, alabarle mucho la buena conducta.
En cualquier caso, mi recomendación principal es que consultes con su médico de cabecera para que os derive a un psicólogo de la Seguridad Social que os puede dar unas buenas pautas, evaluando y valorando la situación en la que se encuentra tu hijo, ya que hay que ver si le preocupa algo (que es muy probable) y hay que darle recursos para que afronte la adolescencia. Probablemente, necesite unas clases particulares para ayudarle a llevar mejor las asignaturas, aunque a estas alturas del curso, es difícil que recupere todo lo atrasado. El curso está prácticamente acabado. Pero sí podéis empezar a inculcarle unas pautas y hábitos para que los tenga adquiridos para el curso que viene. Además, si ve que puede ir aprobando y aprendiendo algo ahora, igual se motiva para Septiembre.
Habla con su pediatra y pídele cita con un psicólogo. Coméntame las novedades. Mucha suerte y un saludo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas