Niño de 2 años

No se si estoy en la categoría adecuada pero necesito ayuda urgente ya que tengo un niño de 2 años 7 meses y se ha vuelto muy rebelde y grosero, dice malas palabras, sabemos mi esposo y yo que tenemos culpa porque aveces decimos una que otra, pero ya lo hemos platicado y quedamos en que esta prohibido decirlas, pero no solo es eso también si alguien llega ala casa sea niño o adulto lo agrede le grita, quiere pegarles y no les presta sus juguetes, si lo llevo algún centro comercial corre a perderse pero sabe que vamos tras de el, si no le damos lo que pide se enoja y hace berrinche en donde quiera que este, algunas veces si se porta como era antes muy tranquilo pero son solo pocas veces, no se que hacer porque el no era así solo de un tiempo para acá antes si peleaban niños con el el no peleaba y me decía porque aprendió hablar desde los 2 años, siempre prestaba sus juguetes y era muy agradable si salíamos saludaba ala gente con un hola""pero ahora no se que le pasa no se si sea porque estoy embarazada y quiera llamar la atención o porque siempre este conmigo; por favor ayúdeme o dígame que puedo hacer con el ya que no quiero seguir así. Hemos optado por castigarlo pero cuando sabe que lo vamos a castigar dice que se va a portar bien y si lo hace pero un rato nada más y vuelve alo mismo.
1

1 Respuesta

41.350 pts.
Primero y antes que nada en el caso de los niños que su mama esta embarazada es normal que sufran regresiones en conducta y/o presenten casos de rebeldía.
Un niño deberá saber siempre cuales son los limites que no debe cruzar y que le acarrearan problemas o castigos, como padres debemos establecer dichos limites y hacerle entender al niño que las falsas promesas de mejoría no son suificientes, en otras palabras aunque el niño diga que de ahí en adelante se portara bien es nuestro deber mantener el castigo el tiempo que establecimos con anterioridad, ej no ver la TV una semana es cumplir ese tiempo si no los niños aprender a negociar rápidamente y se quedan con la idea que pueden salirse con la suya con el simple hecho de decir que ya no van a ser traviesos.
Ahora bien leí en tu comentario que el niño pasa mucho tiempo contigo es buena idea que el papa se empiece a enrolar en sus actividades para que el niño no sienta que va a ser "cambiado" por su hermanito, y a la ves procurar hacerlo parte del proceso de parto diciéndole que va a ser el hermano mayor y que el va enseñarle a su hermano(a).
Los niños a mi parecer deben de entender que sus papas no son iguales a el y aunque pueden ser sus amigos nunca estará al mismo nivel, por lo que no siempre lo que digan los papas lo podrán repetir los niños, en mi caso digo malas palabras pero mis hijos en mi presencia o en la de otros adultos no las dicen, así que tu hijo no tiene excusa para repertirlas si ud no se lo permiten.
En estos casos el niño empieza a percibir un cambio en la relación con sus padres y entra en una etapa de temor, generalmente esta empieza a pasar una vez que el hermanito(a) llega pero depende mucho de los padres que el niño haga esta transferencia sin dolor, en estas etapas la platica constante a nivel papas-amigos y la disciplina a nivel de padres de establecer los limites correctos y aceptables, así como que el niño se involucre ayudan.
Siempre recuerda en la familia los papas tienen el mando no los hijos.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas