Leche y lácteos, ¿Son buenos para la salud?

Me gustaría que me sacara de dudas, es una consulta sobre la leche y los lácteos, aquí en mi hogar se consume leche semidesnatada sin lactosa y yogures de sabores (hacendado) y también de los bífidus.
He leído mucho por aquí, también oí por radio, que los lácteos y leche producen mucosidad, cosa que es cierta, también que produce cáncer, otros dicen todo lo contrario.
Por favor ¡Que hago!, ¿Alguien sabe con certeza sobre la realidad de esto?

3 Respuestas

Respuesta
1

En el tema de los lácteos, hay un montón de sinsentidos corriendo por ahí. Lo cierto es que muchas veces los periodistas, que necesitan informaciones para rellenar los periódicos, se dedican a escribir artículos que carecen de todo sentido científico. El problema es que la población se lo toma como si fueran consejos ciertos provenientes de la Organización Mundial de la Salud y se crean alarmas en torno a alimentos que, lo cierto es, son fundamentales en nuestra dieta.

Vamos por partes:

1.- Los lácteos producen mucosidad. Pues lo cierto es que no. Existe, eso sí, una relación entre algunas personas, que son alérgicas a las proteínas de la leche de vaca (que no tiene nada que ver con la alergia a la lactosa, que es un azúcar y no una proteína), que presentan unos síntomas parecidos a los del asma. Pero lo cierto es que en personas sanas no se ha podido establecer ninguna relación entre la leche y un aumento de la mucosidad. Te dejo un link a un artículo, de El nutricionista de la General, un gran nutricionista español y un gran comunicador, que a este respecto incluye un montón de links a los artículos científicos que verifican esto que estoy diciendo.

2.- Lácteos, cáncer y otras enfermedades. A ver, el problema es que hace unos años unos cuantos médicos hicieron unos estudios cuya metodología es muy discutible y determinaron que había una relación entre lácteos y cáncer, o bien entre lácteos y osteoporosis, o bien entre lácteos y obesidad. Lo cierto es que esto despertó la curiosidad de científicos bien preparados en el tema de nutrición, que no tenían nada que ver con afinidades hacia el veganismo (la dieta basada en alimentarse solamente de vegetales), ni con empresas del mundo de la nutrición. Estos científicos, de los que se puede afirmar que no tenían ningún interés ni a favor ni en contra de dichas dietas o alimentos, hicieron estudios serios en poblaciones muy amplias y con criterios muy serios de estadística y se encontraron con una serie de datos muy curiosos:

- La leche no produce osteoporosis. Hay gente que dice que las sociedades que más leche consumen (Europa y EEUU) tienen un índice muy alto de osteoporosis comparados con sociedades que no consumen tanta leche (Asia y África). Lo cierto es que los estudios indican que en la sociedad occidental las causas de osteoporosis son muchas, entre las que se cuentan la edad de la población o la falta de ejercicio, por ejemplo, y que si no tomáramos leche probablemente la osteoporosis en la población sería aún mayor. Por tanto la leche nos protege de la osteoporosis. Es más, los lácteos son la mejor fuente no solo de calcio sino de otras vitaminas necesarias para proteger los huesos.

_ La leche no produce cáncer. Es más, protege frente al cáncer de intestino, vejiga, próstata y otros. Es cierto que se ha establecido una relación entre cáncer de mama y leche, debido a que la leche contiene una cierta cantidad de estrógenos. Pero también es cierto que la cantidad de estrógenos que hay que tomar con la leche es muchas veces superior a los estrógenos presentes en leches comerciales, por lo que no hay bastantes estrógenos en la leche para producir cáncer de mama. Y también es cierto que dichos estudios se han hecho solamente en ratas, cuyo metabolismo no tiene nada que ver con el metabolismo humano. A tal efecto es como si me dices que como un hamster no come carne la carne es mala para los humanos. O como si se dijera que los perros se caen cuando van en bici los humanos también.

-La leche no produce obesidad. Es más, los ácidos grasos que contiene la leche son fundamentales en la dieta humana. Se ha comprobado que las personas que consumen leche de niños tienen menos propensión a ser adultos obesos y a disminuir la posibilidad de padecer Diabetes de tipo 2 cuando son adultos. Todo esto viene de los años 60, cuando un médico americano dictaminó que la mantequilla era mala para el corazón porque aumentaba el colesterol. Pues si has estado atento a las noticias últimamente verás que los científicos han encontrado que no es malo tomar mantequilla y que es infinitamente peor tomar margarina debido a la presencia de moléculas "trans" que sí que se ha establecido que favorecen el desarrollo de cáncer.

Si te interesa saber más, te dejo un link a un documento de la FESNAD, la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética. Es del año 2013 y reúne todos los artículos científicos serios que pueden resolver las dudas en la población en cuanto al consumo de lácteos. Es muy interesante y espero que te sirva para tomar buenas decisiones nutricionales. Es bueno que este tipo de sociedades, que son ajenas a la industria alimentaria y a cualquier tendencia en cuanto a dietas, nos proporcionen esta información.

Hay una cosa que hay que tener muy clara. Los lácteos son parte de una alimentación sana y diversa y es necesario consumirlos (si no eres alérgico o intolerante, de lo cual si quieres podemos hablar en otro momento). La adaptación al consumo de lácteos fue una de las últimas modificaciones genéticas que ha sufrido el ser humano a lo largo de la historia. Y hay poblaciones que no han necesitado esta modificación genética para desarrollarse. Pero en el caso de los occidentales (Europeos, Americanos, Australianos), que descendemos del mismo tronco genético, la leche es una ventaja. Tienes que pensar que Europa, en la Prehistoria era un lugar muy frío. La comida probablemente se acababa a mitad del invierno y poder consumir un alimento completo como es la leche es lo que hizo que los occidentales sobrevivieran. Cuanto más arriba nos movemos en Europa, menor es la intolerancia a la leche. Así, los suecos, por ejemplo, tienen un 5-7% de población que no puede beber leche por alergia o intolerancia. En España, un lugar más cálido y donde probablemente era más fácil conseguir comida, esa alergia o intolerancia asciende a un 30% de la población. Por tanto, negar la importancia de los lácteos es negar lo que nos hace ser humanos.

Otro comentario que he oído mucho por ahí es que "no podemos tomar leche de adultos porque ningún otro animal bebe leche de adulto". Es otra falacia, porque lo cierto es que los animales no toman leche de otra especie ajena a la suya de adultos de la misma manera que tampoco se comen un cocido madrileño o se cocinan unas cocochas. La ventaja de los humanos es que pudieron encontrar formas muy diversas de alimentarse, lo que llevó a un mayor desarrollo cerebral y un mayor desarrollo de la inteligencia. De nuevo, negar esto es negar precisamente nuestra humanidad.

Bien, dicho todo esto, espero que la respuesta haya sido lo suficientemente clarificadora. Es un tema apasionante, si tienes alguna pregunta más no dudes en hacerla.

Respuesta
1

Hace muy poco escribí un artículo muy extenso sobre el tema. Te paso el enlace ya que te resultará mucho más cómodo de leer en el blog que por aqui:

http://www.yseterapias.com/tomar-leche-es-saludable-o-perjudicial/

La conclusión del artículo es que hay mucho factores en juego y hay que estudiar cada caso individualmente para saber si la leche conviene o no. En resumen, podemos decir que la mayoría de adultos tienen cierto nivel de intolerancia a la lactosa, por lo que siempre es recomendable tomar leche sin lactosa.

En cuanto a la mucosidad, ésta depende de una proteína de la leche llamada caseína, que algunas personas no digerimos bien del todo y como resultado queda una sustancia pegajosa que empeora ciertos cuadros respiratorios. Entonces, si tienes asma, o bronquitis o alergia al polen o cualquier problema que tenga que ver con mucosidad, la leche de vaca no te conviene. Si no tienes ese tipo de problemas y te sienta bien, puedes tomarla.

Otra opción es tomar leche de cabra, cuya composición es mucho más parecida a la leche humana y no da esos problemas. Los yogures tampoco dan apenas problemas porque las bacterias buenas que contienen ya han pre-digerido la lactosa y la caseína, lo que nos "quita trabajo".

En cuanto al tema del cáncer, no está demostrado. Se dice que cualquier alimento que sea susceptible de provocar inflamación podría tener relación con el cáncer. Pero en tal caso los alimentos a eliminar de nuestra dieta serían los azúcares, los refinados y los alimentos industriales (con aditivos, colorantes, transgénicos, etc) antes que la leche, que es un alimento más natural.

Te recomiendo de nuevo leer el artículo entero para terminar de despejar dudas!

Un saludo,

Yhanna

www.yseterapias.com

Respuesta
1

Es cuestión de opinión medica, por lo general los lácteos se recomiendan como productos de buena calidad, por su proteínas y demás, por otra parte, hay médicos y especialistas, que con estudios pretenden demostrar, que la leche y lácteos no son buen alimento, supongo que todo exceso de parte no esta del todo bien. Es cierto que a muchs personas los lácteos no les va, pero si comes en forma normal y no tienes problemas, no tienes por que privarte de ellos, comentarios a favor y en contra encontraras muchos, no solo de lácteos, sino de casi todo. Ste.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas