Mi ansiedad y angustia han venido con más fuerza que nunca y amenazan con quedarse

Problemas y preocupaciones tenemos todos pero entiendo que ello no explica que no logre meter en cintura mi trastorno generalizado de ansiedad y angustia hoy por hoy. Fui diagnosticado a los 22 años de estos trastornos de la mente. Durante más de una década, las crisis fueron cada vez más infrecuentes hasta hace un año y, especialmente, de junio a esta parte. Ahora tengo 37 años. Antes tomaba Motiván 20 mg. Diario y Trankimazín - hasta 1.5 mg máximo. -, como rescate este último y a demanda ante la eventualidad de una crisis. Llevo varios meses tomando Cymbalta, una pastilla al día y me cambiaron el Trankimazín por Orfidal para atajar las crisis aunque me dijeron que podía combinar ambos fármacos llegado el caso, lo que me fue pautado. Muchas veces, me sugestiono al no encontrarme mejor tras el tratamiento de rescate y entiendo, ante el cuadro presentado, puede ser un ataque cardíaco pues los síntomas de dolor torácico, sensación de falta de oxígeno o disnea, mareo, opresión en el pecho, malestar general, presión y dolor de cabeza, descomposición y hoy, por vez primera, vómitos, me obligan a acudir a Urgencias, lo que no me gusta en absoluto pues los servicios públicos de esta naturaleza deben ser usados por quienes realmente sufran una urgencia o emergencia sanitarias. Con todo, ante la duda, me desplazo: Esta madrugada, por segunda vez desde junio. Las pruebas básicas efectuadas: Control de la tensión arterial, electrocardiograma, saturación, oscultación... No revelaron nada extraño. Quizá lo único, las pulsaciones en reposo por encima de 90, 100 - 105, lo que pudiera obedecer a la propia ansiedad y 188 mg. De glucosa en sangre, un poco elevada. Soy diabético tipo 2. Me inoculo insulina basal o lenta Levemir dos veces al día: 12 y 10 unidades y ya no tomo antidiabéticos orales en pastilla. Por otra parte, soy hipertenso, por lo que me administro Enalapril 20 mg. Una vez al día. Soy fumador de puros pese al Asma infantil y no practico deporte aunque cuido la alimentación. Me sobran unos 5 kilos para estar en mi peso ideal, no tengo cinturón abdominal aunque antes del debut diabético hace tres años estaba obeso. Me gustaría contar una opinión formada que me aconsejara en relación a la Ansiedad habida cuenta de lo enunciado y si entiende debiera hacerme un chequeo completo, incluida una revisión cardiaca. Estoy muy preocupado, es un sufrimiento terrible. Les ruego su ayuda y les anticipo las

3 Respuestas

Respuesta
1

Si eliminas la Sal te curarás del asma, obesidad, diabetes, hipertensión... Para estar sano mira http://sensacionex.net/Efectos-de-la-Nutricion-en-el-Cerebro.pdf http://sensacionex.net/100-Libros-de-Salud-en-1.pdf

Respuesta
1

Mi opinión es que buscas la solución donde no está. Las pastillas o los síntomas físicos son solo la punta del iceberg. Busca en tu historia personal, en las experiencias negativas pasadas, conócete y expulsa material reprimido en el inconsciente. Cuando comprendas el porqué de esos síntomas físicos, éstos tenderán a marcharse. Ánimo.

¡Gracias! Por tus palabras y por tu apoyo. Ojalá sea capaz de acabar con esta agonía! Es harto difícil, máxime cuando es tan aguda. Un afectuoso saludo 

Respuesta
1

La ansiedad no se cura con medicamentos, y si ninguno de los profesionales que visitaste te lo han dicho, mejor no vuelvas a acudir a ellos..

Toda la medicación que tomas y tomaste solo puede disminuir algunos síntomas, puede que no, y es muy probable que cause efectos secundarios importantes que te pueden hacerte sentir peor aún.

La ansiedad viene no porque tienes problemas y preocupaciones, sino por tratar de no enfrentarlos, de ignorarlos, por tratar de decirte que estás bien cuando tu subconsciente no se lo cree, pero como tú la pretendes a callar, tus problemas se manifiestan con todos estos síntomas que sufres… Miedos, preocupaciones, la desconfianza en uno mismo, la desconfianza en la vida… - todo esto te lleva a lo que sufres. Has de conocerte a ti mismo, has de descubrir tus miedos más profundos, los que ignoras, los que no aceptas, los que no enfrentas a adecuadamente… Has de hacerte amigo de tus síntomas, de tu ansiedad, no temerlos, has de saber que no te vas a morir, que no te va a parar el corazón ni dejarás de respirar… Cuando tienes la sensación de que te falta oxigeno, trata de respirar lenta y profundamente, hasta que vuelvas a sentirte bien - esto te pasa por hiperventilación que ocurre cuando, sin darte cuenta, empezas a respirar de forma incorrecta (frecuente en las personas con ansiedad) y tus pulmones no reciben suficiente oxigeno.

En fin, es un camino largo, pero lo tienes que empezar en un punto de partida correcto – descubriéndote a ti mismo, siendo sincero contigo mismo, soltando lo que te lleva agobiando tantos años.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas