Con 16 meses y aun no habla

Tengo un niño de 16 meses y me preocupa que tenga un retraso en el habla, ya que sólo dice "tata" y "papa" y parece que sin entender a lo que se refiere ya que no llama a su padre cuando lo dice. Después dice sílabas sueltas: "ma", "gu", fa", y balbucea mucho pero sin decir nada. Por ejemplo coge un juguete y empieza a balbucear como si quisiera hablar con él, pero no dice nada que se le entienda. Nosotros intentamos que repita palabras, pero no nos hace caso. Le contamos cuentos y nos presta atención pero sólo cuando él quiere.
Yo veo a otros niños de su edad que ya dicen bastantes palabras y repiten mucho o llaman a sus padres y él no hace nada de eso. Tampoco atiende a su nombre cuando lo llamamos, y oye perfectamente no es por causa de sordera, creo que es que no presta mucha atención a veces. Otras veces le digo frases como ¿busca al cocodrilo, el chupete, la vaquita? Cosas que él conoce y las busca y me las da o abre el cuento y pasa páginas hasta encontrar al cocodrilo, por lo que sí que me entiende cuando le hablo, o le digo "¿quieres una galleta, agua, bibe? Y me entiende perfectamente, ya que hace "umm", pero no asiente con la cabeza o me dice que "sí". Además nunca me ha señalado con el dedo cuando quiere algo o cuando quiere que yo mire algo que él ha visto, que es otra cosa que sí he visto en otros niños.
Cuando está delante de otros niños les presta atención y les balbucea, se ríe como para comunicarse, pero no les dice nada o se acerca y les pega con la mano. O cuando ve a nuestro perro también le balbucea, se ríe, le toca.
Yo veo que juega mucho y tiene fijación por unos juquetes en especial y siempre quiere jugar con ellos en un sitio determinado y si no es así se enfada y coge una rabieta. Le gusta mucho hacer rular unos cubos de colores que se meten unos dentro de otros, los introduce unos dentro de otros, hace una torre con ellos y los tira y vuelve a empezar.
No lo llevo a la guardería aún, no sé si debería llevarlo para ver si se arranca a hablar o debería consultar a un logopeda sobre este tema. Estoy muy preocupada ya que he leído que niños de su edad tiene a decir entre 20 y 50 palabras.
No sé si es por que no nos presta mucha atención y va a lo suyo, pero no nos parece que sea un niño introvertido, ya que no ha llorado nunca cuando alguien extraño lo ha cogido en brazos y nunca ha sido un niño llorón, siempre ha dormido muy bien y ha comido muy bien y sigue así.
¿Podrías aconsejarme sobre si esto es un comportamiento normal o si debo acudir a un especialista?
2

2 respuestas

Respuesta
1
Lo primero de todo te diría que no te preocupases. Los niños tienen distintos ritmos de aprendizaje y de maduración y no debemos alarmarnos porque no sigan la teoría de libro, o el mismo ritmo que otros niños de amigos, familia, etc. Cada niño es un mundo y depende de muchísimos factores, entre ellos la estimulación que haya recibido, que empiece a hablar antes o después. El entorno suele ser un factor muy importante en el desarrollo de todo niño.
No obstante, creo que entra dentro de los parámetros de la normalidad.
La edad de aparición de las primeras palabras puede variar de unos niños a otros, aunque en general se producen en torno al primer año de vida. También es importante tener en cuenta que el desarrollo del lenguaje suele ser más rápido en las niñas que en los niños.
En general, si observamos que nuestro hijo tiene un lenguaje como de un niño seis meses más pequeño, esto puede ser un indicio de que algo no va bien. Es entonces cuando debemos consultar a un profesional que valore si es necesario realizar un tratamiento de estimulación del lenguaje, con el fin de prevenir posteriores alteraciones en el desarrollo del mismo.
. Los recién nacidos se comunican exclusivamente a través del llanto. Poco a poco, éste irá modulándose para manifestar diferentes estados de ánimo que los padres podrán identificar según el tono.
. A partir de los 3 meses aparece un incipiente balbuceo que son sus primeros intentos de una posterior articulación de la palabra. Sus sonidos son guturales y labiales; y va escuchando su propia voz e incluso repite algunos sonidos.
. A partir de los 6 meses el niño sustituye los lloros por gorgojos y gritos. Se distrae mucho escuchando los sonidos que él mismo produce. Algunos empiezan a articular alguna sílaba como "pa", "ma" o algún diptongo.
A estas edades el lenguaje es un juego fonético funcional, semejante al juego manipulativo y con él va dominando el aparato de fonación como condición primera e indispensable para la aparición del lenguaje.
. Al finalizar el primer año, utiliza los sonidos para conseguir una respuesta de su entorno; pero, son más bien una conducta imitativa de los adultos que la representación de palabras concretas.
Poco a poco van comprendiendo cada vez más palabras. El adulto al dirigirse a un niño de esta edad va cambiando el tono de voz: de enfado, de broma, con afecto. El pequeño les imita y así va adquiriendo un valor representativo de lo que escucha.
. HHacia el año y medio ya es capaz de tener 10 ó 12 palabras. Es la etapa de un lenguaje particular del niño, una jerga difícil de entender para los adultos y que le acompaña en casi toda su actividad.
Es en esta época cuando utilizan la "palabra-frase": una palabra quiere decir muchas cosas o expresar múltiples deseos o necesidades.

. A partir de los 2 años con un pensamiento simbólico incipiente, va ampliando rápidamente su vocabulario y empieza a comprender el significado de muchas palabras; además comienza a hacer frases de 2 ó 3 palabras y con los verbos siempre en presente. Todavía no tienen clara la idea de su identidad frente a los que le rodea y utiliza su nombre para designarse, hablando de sí mismo en tercera persona.
. Al llegar a los 3 años, el avance ha sido vertiginoso. Nos encontramos con el típico charlatán que no para de hablar, presentando en su lenguaje un matiz egocéntrico. Todo lo pregunta, le cuesta respetar el turno de palabra con los demás, no le importa lo que los demás le cuentan e intenta ser el centro de atención mientras habla. Es curioso que a esta edad el niño acompaña la acción, el juego, siempre con la palabra; tiene que expresar el pensamiento.
A los 3 ó 4 años, el número de palabras ha aumentado hasta llegar aproximadamente a las 1000. Utiliza el "yo" para nombrarse, los pronombres personales, los adjetivos, los verbos, el plural y el singular. Su capacidad retentiva va en aumento, es capaz de adquirir nuevo vocabulario y de memorizar canciones, poesías, adivinanzas.
. Entre los 4 y los 5 años, el niño habla sin cesar, queriendo ser el centro de atención. Su lenguaje es un "monólogo colectivo". Le gusta jugar con el lenguaje que cree dominar; de inventa canciones, poesías, adivinanzas, va dándose cuenta de las palabras que "suenan" parecidas, hacen pareados, les gusta cambiar el tono de voz para interpretar personajes de cuento, usa expresiones de adultos del tipo "¡Qué le vamos a hacer!", etc.
. Entre los 5 y los 6 años se da por finalizado el proceso de adquisición de lo pilares de la lengua y a partir de aquí comienza el perfeccionamiento y ampliación de vocabulario. Es el momento en el que se puede comenzar con el aprendizaje de la escritura.
Como ves, tu niño está dentro de la normalidad. Tiene vocalizaciones, comprende, balbucea, le contáis cuentos y presta atención cuando quiere (claro, también tienen sus gustos y preferencias y no todos los cuentos le gustarán, ni siempre le apetecerá escucharlo), la sordera está descartada, se relaciona con otros niños aunque no sea a través del lenguaje, etc.
En cuanto a lo de señalar, ponerle objetos que quiera o le interese lejos, y si veis que capta su atención, ¿preguntadle "qué quieres"? A ver si lo señala. Es cierto que es una de las características de evolución normal, pero también hay un proceso para eso.
Yo te diría que no te preocupases, que le estimuléis en casa, una guardería por supuesto que le vendría bien. Aprenderá a relacionarse con otros niños, recibirá constantes estimulaciones pues si no vienen de uno vienen de otro, aprenderá normas y habilidades básicas... vamos, que tiene muchísimas ventajas.
NO OBSTANTE, si te vas a quedar más tranquila, no pierdes nada por llevar al niño al pediatra y que sea él quien descarte o no cualquier otro tipo de problema.
Yo te puedo orientar desde mi punto de vista, pero estas no son cosas que simplemente, por preguntar a través de internet y dar una serie de datos se puedan tener claras. En caso de duda, es mejor que consultes a un especialista y si cree que es mejor hacerle alguna valoración para asegurarse, pues en caso de haber algún problema cuanto antes se detecte mejor, pues que se la haga y salís de dudas.
Pero te diría que no te obsesiones con el tema porque cada niño lleva un ritmo y ni siquiera tiene año y medio. Es muy pequeñito y no puedes compararle con otros.
Espero haberte ayudado al menos un poquito, y si tienes cualquier otra duda, aquí estoy.
Tranquila, que seguro que todo va bien. De todas formas, ante la duda y si te vas a quedar más tranquila, te aconsejaría que consultases al pediatra, que en verdad, hasta que no sea él quien le vea y te lo diga, no te vas a convencer, y no pierdes nada por ir.
Un abrazo fuerte!
Muchas gracias por tu respuesta. Ya se sabe que con los niños toda precaución es poca y siempre te preocupas cuando crees que algo no va como debería ir. Voy a pedir hora con el pediatra y así me quedo más tranquila. Desde que escribí la pregunta el día 24 hasta ahora he notado que dice varias palabras más: "nene" (yo se lo digo en los cuentos cuando sale un niño y él coge el cuento y lo dice cuando ve uno), "oca" (cuando se refiere la la boca ya que yo le digo cuando le pongo la bufanda, la boca no está!), "coco" (es cuando se da algún golpecito), "ta" (cuando descubre algo que estaba tapado). Bueno, que en 1 semana me parece que ha avanzado mucho por lo que me he alegrado un montón, pero consultaré a la pediatra de todas formas.
Muchísimas gracias por tu tiempo y pasa unas buenas Navidades!
Respuesta
1
Tranquila, tu niño está dentro de los parámetros normales. Y ten en cuenta que cuando leas algo sobre la adquisición del lenguaje hay que darle cierta flexibilidad a la cronología que limita sus etapas; no todos los niños maduran en el mismo tiempo. Ya verás como dentro de unos meses viene el boom del lenguaje y dirás que el niño "no se calla ni debajo de agua", aunque paciencia si esto no ocurre enseguida ya que hay normalidad hasta los 4 años de edad. De 2 a 4 años el niño se sitúa en pleno proceso de explosión lingüística. Mientras las diez pirmeras palabras se adquieren en un período de deos o tres meses, hasta las 50 palabras hay un aprendizaje de 2 años, 5 palabras nuevas por semana entre las 50 y 100 primeras palabras; después se inicia un desarrollo vertiginoso en el vocabulario infantil.
Puedes ayudarle en su estimulación no infantilizando tú tu leng. cd hablas con él, es decir, diciendo las palabras correctamente, x ejem. no decir tete en lugar de chupete, bibi en lugar de biberón, etc. También cuando el niño te pida algo señalando sin hablar, obligarlo a que intente articular la palabra:"¿que quieres, no se lo que me pides?"; provocar momentos de comunicación, hablar con él mientras se le baña, etc. Nunca lo compares con otros niños de su misma edad preocupándote por ello, porque como ya te he dicho cada uno evoluciona a su ritmo y siempre que esté dentro de unos parametros normales no te agobies ni lo agobies, y si te siguen surgiendo temores acude a un especialista y te quedarás mas tranquila.
El niño emite sus primeras palabras al final del primer año. En un principio se referirán a objetos y personas, pero no demorarán en expresar peticiones o en describir el ambiente. Estas primeras palabras se caracterizan por usar un número limitado de elementos fonéticos y por referirse a categorías más amplias que las aceptada por la lengua adulta, tanto en lo que se refiere a los objetos y acciones. Las palabras, en esta época, "parecen ser esfuerzos por expresar ideas complejas, ideas que un adulto expresaría mediante oraciones"(Dale, 1992); a esto se le denomina habla polisintética.
Entre los 12-18 meses, tiene lugar un profundo desarrollo fonológico (los primeros fonemas: /m/, /p/, /b/, /t/, /d/, /l/, /n/ y las vocales); aparecen las primeras palabras, que suelen ser monosílabos reduplicados (mama, papa, tata) y palabras onomatopéyicas, es decir, designan los objetos por el ruido que hacen (guauguau = "perro"). Estas primeras palabras, que normalmente son sustantivos, responden a estados afectivos y tienen un significado más amplio que la simple referencia. Con ellas se expresa todo el significado de una frase. Esta es una característica del vocabulario infantil; son las llamadas palabras-frase, que dan nombre la esta etapa: período holofrásico u holofrástico. Así, como por ejemplo, puede decir papa, cuándo ve su padre, cuándo su padre sale o cuándo ve un objeto que le pertenece. Su articulación de los fonemas del lenguaje aun no es la correcta, y pueden aparecer confusiones (dopo por roto, ti por sí, etc.), y omisiones, por no pronunciar todas las sílabas (pato por zapato, ota por pelota). Su comprensión es mejor que su expresión; comprenden más lenguaje del que pueden usar. Utilizan el lenguaje, fundamentalmente, para pedir algo que satisfaga sus necesidades o para reclamar la atención del adulto

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas