Estoy estresada porque seré mamá aunque ay estoy de 8 meses me sigue asustando la idea de ser mamá a los 15

Me puse a pensarlo después de tener una charla con mi mamá y en serio no estoy lista ni se cuidar de un bebé nisisquiera he sabido cuidar de mi y dentro de poco me tocara cuidar a una niña aparte de pasar por un parto no creo poder es que con solo los movientos de mi hija siento dolor no quiero imaginar me las contracciones además de que tendré que seguir la escuela nisisquiera me llevo bien con el padre porque como diablos lo voy a perdonar a aparte todo sera raro porque es mi hermanastro y no se no creo poder con lo que se me viene por delante eso me da mucho estrés

4 respuestas

Respuesta
2

Ya ves que van pasando los meses y poco a poco vas superando las pruebas que la vida pone en tu camino.

Cada uno tiene que recorrer un camino en su vida. Unos se lo encuentran despejado y otros se encuentra obstáculos que hay que vencer, sortear o saltar.

A ti te ha tocado la responsabilidad de ser madre en la primera etapa del camino. No digo que sea fácil, pero tienes que tener la certeza que vas a ser capaz de ser una buena madre.

Cuando veas los ojos de tu bebe y te mire, te dará la fuerza para luchar por ella y por ti. Verás como te vas a sentir orgullosa de haber enjendrado a una personita maravillosa y verás como poco a poco esos miedos, que tienes de no ser capaz, se van pasando.

No te olvides que en ese camino tienes al lado a tu madre que te va a aconsejar y ayudar, así que no estas sola.

También tienes a los que desde este foro, nos preocupamos por ti y por tu bebe, y queremos lo mejor para las dos.

Nadie esta preparado para ser madre, y a la vez, todo el mundo esta preparado para ser madre. Así que no dejes que las preocupaciones, lógicas y normales, te asusten y no te permitan luchar.

Por cierto, ¿ya has pensado el nombre?

Bueno de nombre me a gustado Amaya, pero al papá no le gustan y yo no encuentro otro que ponerle, el propone que alexa o alexandra pero a mi no me gustan

Es bonito, Amalla, es un nombre vasco.

Lo de Alexa puede tener cachondeo el día de mañana.

Maldito corrector... Amaya

Si, me gusto, porque el nombre tiene como significado: "el fin" en latín y si siento que ella es el fin de muchas cosas en mi vida, aparte que se me hace hermoso

Todos los niños traen un pan debajo del brazo.

Respuesta
1

Antes de nada, y ante todo, darte la enhorabuena!. Tener un hijo es el mayor regalo que nos puede hacer la vida y a tí te falta muy poquito para tenerlo en brazos ... ;)

Que tengas miedo es normal, eso significa que a pesar de tener sólamente 15 años (creo que leí), estás tomando conciencia de las responsabilidades que se te vienen, con lo que tengo la sensación de que serás una gran madre!

La crianza de un hijo tiene momentos de todos los colores. Tiene momentos malos, porque los hijos se quieren muchísimo y cualquier cosa por pequeña que sea te va a parecer un mundo (si no son unas décimas de fiebre, es que se raspó la rodilla con la bici y sino que se enfadó con un amigo o suspendió un examen...) pero te regalan los mejores momentos de tu vida y acuérdate de esto siempre: No vas a tener en la vida un vínculo mayor ni cariño más grande que el de tu peque. Disfrútalo mucho porque el tiempo pasa muy muy rápido. Te vas a hartar de reír, de iluisionarte, de preparar fiestas, de pasar tardes comiendo palomitas y ver dibujos ... ¿las cartas de los reyes magos? Ufff son lo más! Te vuelves loca buscando esas cosas que piden que vieron por la tele, no sabes de dónde lo sacaron y no lo encuentras en ninguna parte!... Pero luego las navidades en las casas dónde hay niños no tienen nada que ver con las casas dónde no los hay... Se vive con otra alegría, con mucha ilusión... No se explicarlo pero son especiales...

Cuando yo tuve a mis hijos, con el mayor estaba un poco más asustada, me pasó un poco como a tí, quería que todo fuera perfecto, me enfadaba si comía algo que tuviese un mínimo de azúcar, controlaba todos los horarios, vamos... casi me vuelvo loca de remate! Pero cuando llegó la peque... con los dos mantener esa rigidez y rigurosidad ya me costaba un mundo, asique me relajé porque sabía que las cosas estarían bien, ya sabía lo que era ser madre y resulta que lo disfruté mucho más! Jugué a las muñecas más que de niña! Asique a modo de experiencia personal, te diría que más que agobiarte, te relajes y lo disfrutes a tope!

No me quiero enrollar mucho contandote batallas de abuela cebolleta, solo decirte que debes de sentirte muy orgullosa de ti misma, de haber decidido tirar del carro y sacar adelante a ese niño. Que serás una gran madre, que de eso estoy segura, y que disfrutes muchísimo de los momentos que pases con tu hijo porque es la mayor recompensa y el mejor regalo que te va dar la vida. Apoyate en tus padres y tu familia, que en muchas ocasiones lo vas a necesitar y que eso no implica que hayas hecho nada mal sino que a veces las cosas se complican y todos necesitamos apoyarnos en alguien a veces... También te aconsejaría que tu hijo no perciba malos gestos entre sus papás y dejad los enfrentamientos para cuando el niño no esté presente porque esas cosas a los niños les acarrean inseguridades y angustias (aunque parezca que no sienten nada, lo pasan mal) y no tengo mucho más que decirte, si tienes cualquier duda ya sabes, al igual que mis compañ[email protected], aquí estoy para lo que necesites...

Mucho ánimo campeona!

Respuesta

Sin duda, podrás; y cuando veas al niño, te encantará. Lo que sí te recomiendo es ponerte en gracia de Dios.

Respuesta

Tienes toda la razón en estar asustada pues "cambiaste las muñequitas de trapo por un muñequito de carne y huesos". No nos cuentas si tu embarazo es de alto riesgo o se ha desarrollado normal o si los controles prenatales están bien o si el feto se está desarrollando sin complicaciones. Con todas esas incertidumbre solo podría aconsejarte que traes a este mundo un ser que en principio no pidió nacer por lo que ahora es tu responsabilidad y debes brindarle, como mínimo, lo que tus padres te han dado. Esa es tu responsabilidad no de tus padres pues ellos ya cumplieron contigo.

Teniendo presente todo lo anterior, todas las noches antes de acostarte orarás así: Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase Señor tu voluntad, aquí en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras deudas, así como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos Señor de todo mal. Amén, Amén, Amén. Luego agradecerás por el día que se te regaló y pedirás que guíen tus pasos en lo sucesivo. En la mañana, antes de levantarte, volverás a orar de esa forma agradeciendo el nuevo día que se te entrega y durante el día tendrás presente la oración que hiciste en la mañana: "guíen tus pasos en todas las decisiones que debes tomar".

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas