Mis padres me bajan el autoestima ¿Qué puedo hacer?

Actualmente curso mis primer año de colegio, he estado pasando por muchos cambios, tanto por la diferencia que ya de por si hay al cambiar de la escuela al colegio entee otros factores.

Yo siempre he estado bajo el merced de mis padres, he hecho todo lo que ellos me han pedido y me he esforzado en hacerlo, en general siempre me iba bien la escuela, siempre fui la mejor de todos los paralelos hasta el punto en que cada vez que daban algún reconocimiento tanto por estudio o deporte dentro de la misma (ambito escolar) no podía faltar yo dentro de ese grupo selecto de estudiantes a los que premirían.

A mis padres cada vez que les daba una noticia sobre estos premios, sólo decían "¿y que quieres que te digamos? Esas son tus obligaciones, no tienes nada más de que preocuparte más que de estudiar" gracias a esto yo realmente nunca fui muy sociable, aunque me llevara bien con todo mi salón de clase, estos sólo me buscanban en el momento en el que teníamos que presentar algún trabajo, aunque no me quejaba pues tenía un grupo de amigas a las cosideraba totalmente inseparables de mí, bueno me di cuenta de que no, 2 de ellas simplemente me dieron la espalda, a la que consideraban mi mejor amiga al parecer sólo había sido un juego para ella, aunque yo había dejado a muchos por ella incluyendo a la persona que más me ha apoyado aunque en ese tiempo todavía no me daba cuenta de todo aquello.

Después de todo eso (mis padres nunca se enteraron de aquella situación) finalizó el año escolar y yo ya me estaba mentalizando para el cambio de institución, estudié demasiado paar poder aprobar el examen de ingreso y lo logré... Creo que eso fue lo peor cosa que me pudo haber pasado, cuando comenzaron las calses en es nueva institución me di cuenta de que todo allí ya tenían sus grupos y que a mí no me veían con posibilidad de integrarme a uno de ellos.

Algo que olvidé mencionar es que gracias a mi padres y sus presiones siempre me dio miedo contarles cualquier cosa que me pasara, pues si yo les contaba algo ellos rápidamente le veían el lado malo, así tuvieran que hasta que buscarle la quinta pata al gato, por esto siempre me dio miedo comentarle cualquier cosa a ellos y con el paso del tiempo a cualquier persona, desarrollé ansiedad social.

Aunque con el pasar de los meses fui integrandome a oteo grupo, no al de las chicas, eras puros chicos y la verdad eran bastante agradables y hasta una chica más se integró al grupo, ella tenía notas muy bajas, pero es buena persona.

Gracias a que no estaba del todo preparada para el nuevo ritmo del colegio, más mi padres y la ansiedad social, mis notas bajaron mucho, recuerdo que caundo me mandaron la primera citación me desmoroné completamente pues era la primera en toda mi vida, ese día antes de que vinieran a recoger me encerré en los baños de la institución a llorar y cuando mi padre llegó nisiquiera me dirigía la mirada y después de unos momentos en vez de preguntar que me había pasado, simplemente se le ocurrió regañarme y eliminar todo contacto con familiares que aprecio y con mis amigos, me sentí horrible por un momento me llegué a cortar pero me di cuenta de que no valía la pena y cada vez que puedo trato de evitar hacerlo dentro de los rango en los que puedo controlarme, pasó así por micho tiempo y aunque mis notas subían de a poco mis padres veían el mínimo error para tirarme en cara, llega hasta el punto en que actualmente no puedo hablarles sobre algo porque buscan de alguna manera sacar el tema y hacerme sentir mal con ello, cada vez que me manadaban un citación me daban una charla larga sobre el porque no les pedía ayuda y que ellos estaban dispuestos ayudarme, en la practica eso solamente es una frase más, pues si les pido ayuda temiendo ya de por si lo peor, ellos sólo dicen que están ocupados, que debería hacerlo sola, que si no me enseñan nada en el colegio y otras frases parecidas

Lo peor llega cuando empiezan los proyentos en grupo fuera del colegios en el tuvieramos que reunirnos todos, mis compañeros armaban planes y yo debes en cuando le insistí en que lo hicieramos en mi casa, haciendo basura los planes que ya habían armado, todo gracias a que mis padres no le gusta verme con otras personas sin supervisión o fuera de casa, y sigo insistiendo pero ellos nunca me dejan salir, nisiquiera al parque que hay junto a unas 4 casas de la mía y si les digo que iré con una amiga es peor.

Antes estaba hablando de una persona en la que aunque nunca me di cuenta fue la persona que más me ha apoyado en este mundo, la conocí desde que tenía unos 8 años, es gracioso pues ella tiene la misma edad que yo y cumple justo un día antes que yo, dice que estamos destinadas a estar juntas... Apesar de que la conozco desde hace tanto tiempo mis padres no me dejan salir con ella y tampoco me dejan invitarle a casa, de hecho a nadie ...

Estoy viviendo un infierno con tantas peleas y cosa que me dicen en mi casa, me bajan totalmente el autoestima al suelo, no puedo.

Otro tema es que cuando era bastante pequeña yo era gordita, odiaba eso pues me hicieron bulling por aquello y el que yo tuviera una voz bastante chillona en ese entonces lo empeoró, a medida que crecí fui adelgazando hasta el punto en que mis [email protected], [email protected] y otros familiares me comparaban con babie y la verdad en ese entoces me agradaba todo aquello, ahora siento que estoy engordando aparte de que a comparación de otras compañeras yo tengo menos busto y cosas así, me siento bastante mal por eso, he dejado de comerpara bajar de peso y me dicen que ya hasta se me notan un poco las costillas, el problema es que es mentira, yo no lo siento así, me siento mal por mí, me llego a odiar profundamente.

Lo siento, me fui del tema.

El punto es que necesito consejos para lo de mi familia es realmente asquero el vivir en un ambiente así, son demasiado estrictos, y hasta podría decirse que tóxicos.

Necesito alguien que me aconseje.

Respuesta

Tienes que acudir al psicólogo escolar y hablarle de estas cosas, pero le pides que no cuente con tu familia mientras te dedicas a hacer los ejercicios que te ponga. El profesional tiene que respetar tu decisión de no involucrar a la familia y en caso de que no lo haga tiene sanciones legales e incluso retirarle su tarjeta profesional en forma definitiva. Así que por ese lado tus secretos están bajo custodia del profesional. El cambio de nivel siempre es traumático para todos los estudiantes y tu no eres la excepción pues además viene acompañado de cambios hormonales con desarreglos tanto corporales como anímicos. Entonces solo queda cambiar la rutina de tu diario vivir: 1.Limita el consumo de aparatos tecnológicos e incrementa tus horas de lectura. 2.Tendrás un cuaderno de trabajo en el que anotes las palabras novedosas que encuentres en tu lectura y buscarás su significado para luego hacer oraciones usando cada una de ellas. 3.Harás ejercicios para mejorar la caligrafía y la ortografía: Cuando escribas una palabra con errores de ortografía la anotarás en el cuaderno de trabajo para recordar como se escribe bien. 4.Te esforzarás por ser lo mejor de lo mejor de lo mejor y cada cosa que hagas, por insignificante que sea, tendrá el sello de "excelente calidad". 5.De aquí en más evitarás a toda costa decir mentiras o hacer fraude en tareas o exámenes.

5 respuestas más de otros expertos

Respuesta
1

Se nota de lejos que no tienes con quien hablar, lamentablemente, por este medio, mucho no se te puede decir, solo algunas sugerencias, que ni me atrevo a llamarlo consejo. Un sabio hindú, decía: aconseja 2 veces después desiste. Uno de los más grandes de Grecia, dijo " da consejo al que lo pida", y realmente, así funciona, la gente no acepta nada, la mayoría, por que se cree autosuficiente. Tienes que trabajar por tu autoestima, como en parte lo que te pasa en la escuela o colegio, es por la manera de tus padres, que ellos si debeian ir a terapia, vos no sos su propiedad, hacelo en silencio, sin comentar nada, sobre tu cuerpo, si tienes más de 20 años, podes comparar con el IMC, si no, hace una pregunta aparte, y consulta si tu peso parece estar bien, no te guíes por lo que dicen los demás, los de más peso, dirán que eres una tabla, siempre pasa lo mismo, tienes que buscar, el peso que más te guste, cuidar las comidas, hacer una rutina de ejercicios, en algún momento, seras libre, el tiempo pasa rápido, tus padres son así, algunos chicos se van de la casa con una mano atrás otra delante, pero en otras épocas era fácil, ahora no.Tené paciencia, trabaja para tu futuro, para tener una carrera o lo que sea para ser independiente, mejorate vos, pero por vos, no por los otros, con todo esto, no te digo ni un uno por ciento, pero es que el espacio es limitado por ética, además. Sds.

Respuesta
1

Es un hecho que necesitas trabajar tu auto estima, ya te diste cuenta de eso ¿Por qué no lo haces?
Como pides consejos me imagino que ya has buscado por internet bastos consejos xD
El desahogo con una persona que sepa qué decir, que sea neutro para ver las cosas como realmente son es muy importante, por eso te recomiendo que busques ayuda de un especialista ¿En tu colegio no tienen algún psicológico? Si lo tienen no dudes en ir con él.

Es importante hablar con alguien sobre eso que nos acongoja, pero siempre con personas indicadas.

¡Gracias! Claro que tenemos un psicólogo, sólo que como ya he dicho, no me gusta hablar con personas que no conozco, ha llegado al punto en que algunas veces sufro de ataques de pánico, ansiedad? No sé como describirlo.

Aparte de que si hablara con un psicólogo probablemente lo primero que haría es llamar a mis padres,  mis padres pensarían que es una tontería, que ellos están demasiado ocupados para esto y muchos problemas más, terminaría igual o peor que siempre.

Nunca encontraras un psicólogo que conozcas. De hecho debe ser así, ellos no deben tener algún tipo de lazo contigo, porque si no su análisis se vería influenciado por la relación. Ellos tienen la obligación de hacer todo confidencial.
Te hablo desde la experiencia, he ido al psicólogo y claro, al principio da miedo abrirse a un extraño.

Claro, la cosa es que hay una diferencia cuando hablamos de un psicólogo escolar o más especifico el de mi institución, lo primero que hacen es llamar a tus padres para comunicar tu para comunicar el problema, pues piensa que es mejor que la persona sea tratada en otro lado, mis padres desde el principio no se lo tomarían bien

Mmm ¿No puedes tener acceso a uno externo?

Mi otra recomendación es leer un libro de auto ayuda.

Sé que es complicado tener un poco de comprensión y libertad, pero no quites el dedo del renglón en trabajar por ti.

¿Has leído el libro Gente tóxica?, si no, te lo recomiendo :)

Respuesta
1

[Buenas joven. Lo que usted comenta, es una difícil situación que lastimosamente, en muchos hogares, y que gracias al cielo no en todos, se esta viviendo, por padres que no quieren asumir la responsabilidad de criar a sus hijos, en este caso usted como hija.

Muchos padres olvidan que ha un hijo, debe amarsele, debe dedicarsele el tiempo que sea necesario para enseñarle a desenvolverse en este mundo tan salvaje, aun cuando nos es difícil por el trabajo, y las otras muchas responsabilidades diarias, siempre debe buscarse dedicar un momento para escuchar a nuestros hijos, y conocer que les aflige, que les alegra, y que les provoca tanta curiosidad, para que lo hagan sin miedo, ni prejuicio, pues los padres, somos las primeros y eternos maestros y guías, de nuestros hijos.

Bien es cierto que se debe disciplinar con mano dura, con vara y azote a nuestros hijos, cuando sabemos que nuestros pequeños se equivocan al tomar sus decisiones, para con ello se conviertan en personas de bien, y no en gente que se dejo corromper por la oscuridad del mundo.

Pero lo que, siempre debe tenerse en claro, es que nunca debe disciplinarse albergando odio ni malicia, pues la disciplina en casa siempre debe impartirse, con el único fin y hecho, de que nuestros hijos, se conviertan en mejores personas, que tengan la capacidad para discernir, en la toma de sus propias decisiones, buscando con ello, sean independientes, que sepan amar y sentir con el corazón, que no sean superficiales, ni se dejen manipular por tendencias vacías, mundanas y falsas, que alberga a borbollones nuestro mundo. Teniendo la fe y certeza que estos puedan razonar y velar por si mismos, cuando llegue el momento de irse de casa, para enfrentarse al mundo y luchar por sus sueños.

Usted joven, lamento decirle, que sus padres no han sido buen ejemplo, pues un padre corrige, pero nunca impide a sus hijos experimentar sus errores, pero también, los padres no somos perfectos, y por tanto, un padre y una madre deben aceptar cuando se equivocan, aceptar que por más que deseamos proteger a una hija, también debemos confiar en Dios y en ella, que le hemos enseñado y proveeido de las herramientas necesarias, tanto mentales como espirituales, para que pueda enfrentarse al mundo, y que si necesita de nuestra ayuda, estaremos siempre para escucharle, y ayudarle cuando más lo necesite.

Como un consejo, de un extraño, quien de pura casualidad ha escuchado su consulta pequeña, le pregunto, no tiene usted acaso, un familiar que le ame, y quiera, ¿alguien qué se preocupe por usted?.

Usted dice tener una amiga de la infancia, existirá la posibilidad que la familia de su querida amiga, pueda ayudarte en tu difícil situación, aunque sea para brindarte consejo, ¿y apoyo en estos momentos difíciles?

Lamentablemente usted tiene dos alternativas:

La primera alternativa, es buscar un punto medio, es decir negociar con ellos sus padres, buscando le permitan una mayor libertad para desenvolverse, a nivel académico social, como es poder salir con sus amigos o colegas de estudio, cumpliendo con llegar a máximo cierto horario, y continuar bajo el mandato y dominio de sus padres, hasta tener la suficiente mayoría de edad para luego irse de casa, y vivir de manera independiente.

La segunda alternativa, es buscar ayuda, en primera instancia con alguien de la familia que le ame y desee cuidarle, o con la familia de su amiga, que deseen tenerle en su hogar y ser sus tutores, hasta que cumpla usted la mayoría de edad, es decir, tramitar la enmancipacion de sus padres, el cual es un tramite, que permite a una persona menor de edad vivir como una persona mayor de edad, siempre bajo el cuidado de una persona responsable de usted, como seria un familiar, o la familia de su amiga., para con esto poder dejar a sus padres y poder cambiar de hogar.

La tercera alternativa, es buscar a ayuda social, con el psicólogo u orientador del centro educativo, para que haga de mediador entre usted y sus padres, y puedan permitirsele estas libertades que usted declara vulneradas por ellos, como es el caso de la salir a visitar a sus amigos o de reunirse con compañeros de clase, para hacer trabajos, pues queda claro que sus padres han sido muy acaparadores en este sentido, y en vez de educarle y cuidarle, le están sobre protegiendo hasta el punto en que, afectan su desarrollo, como futura persona joven adulta.

[Buenas joven. Lo que usted comenta, es una difícil situación que lastimosamente, en muchos hogares, y que gracias al cielo no en todos, se esta viviendo, por padres que no quieren asumir la responsabilidad de criar a sus hijos, en este caso usted como hija.

Muchos padres olvidan que ha un hijo, debe amarsele, debe dedicarsele el tiempo que sea necesario para enseñarle a desenvolverse en este mundo tan salvaje, aun cuando nos es difícil por el trabajo, y las otras muchas responsabilidades diarias, siempre debe buscarse dedicar un momento para escuchar a nuestros hijos, y conocer que les aflige, que les alegra, y que les provoca tanta curiosidad, para que lo hagan sin miedo, ni prejuicio, pues los padres, somos las primeros y eternos maestros y guías, de nuestros hijos.

Bien es cierto que se debe disciplinar con mano dura, con vara y azote a nuestros hijos, cuando sabemos que nuestros pequeños se equivocan al tomar sus decisiones, para con ello se conviertan en personas de bien, y no en gente que se dejo corromper por la oscuridad del mundo.

Pero lo que, siempre debe tenerse en claro, es que nunca debe disciplinarse albergando odio ni malicia, pues la disciplina en casa siempre debe impartirse, con el único fin y hecho, de que nuestros hijos, se conviertan en mejores personas, que tengan la capacidad para discernir, en la toma de sus propias decisiones, buscando con ello, sean independientes, que sepan amar y sentir con el corazón, que no sean superficiales, ni se dejen manipular por tendencias vacías, mundanas y falsas, que alberga a borbollones nuestro mundo. Teniendo la fe y certeza que estos puedan razonar y velar por si mismos, cuando llegue el momento de irse de casa, para enfrentarse al mundo y luchar por sus sueños.

Usted joven, lamento decirle, que sus padres no han sido buen ejemplo, pues un padre corrige, pero nunca impide a sus hijos experimentar sus errores, pero también, los padres no somos perfectos, y por tanto, un padre y una madre deben aceptar cuando se equivocan, aceptar que por más que deseamos proteger a una hija, también debemos confiar en Dios y en ella, que le hemos enseñado y proveeido de las herramientas necesarias, tanto mentales como espirituales, para que pueda enfrentarse al mundo, y que si necesita de nuestra ayuda, estaremos siempre para escucharle, y ayudarle cuando más lo necesite.

Como un consejo, de un extraño, quien de pura casualidad ha escuchado su consulta pequeña, le pregunto, no tiene usted acaso, un familiar que le ame, y quiera, ¿alguien qué se preocupe por usted?.

Usted dice tener una amiga de la infancia, existirá la posibilidad que la familia de su querida amiga, pueda ayudarte en tu difícil situación, aunque sea para brindarte consejo, ¿y apoyo en estos momentos difíciles?

Lamentablemente usted tiene dos alternativas:

La primera alternativa, es buscar un punto medio, es decir negociar con ellos sus padres, buscando le permitan una mayor libertad para desenvolverse, a nivel académico social, como es poder salir con sus amigos o colegas de estudio, cumpliendo con llegar a máximo cierto horario, y continuar bajo el mandato y dominio de sus padres, hasta tener la suficiente mayoría de edad para luego irse de casa, y vivir de manera independiente.

La segunda alternativa, es buscar ayuda, en primera instancia con alguien de la familia que le ame y desee cuidarle, o con la familia de su amiga, que deseen tenerle en su hogar y ser sus tutores, hasta que cumpla usted la mayoría de edad, es decir, tramitar la enmancipacion de sus padres, el cual es un tramite, que permite a una persona menor de edad vivir como una persona mayor de edad, siempre bajo el cuidado de una persona responsable de usted, como seria un familiar, o la familia de su amiga., para con esto poder dejar a sus padres y poder cambiar de hogar.

La tercera alternativa, es buscar a ayuda social, con el psicólogo u orientador del centro educativo, para que haga de mediador entre usted y sus padres, y puedan permitirsele estas libertades que usted declara vulneradas por ellos, como es el caso de la salir a visitar a sus amigos o de reunirse con compañeros de clase, para hacer trabajos, pues queda claro que sus padres han sido muy acaparadores en este sentido, y en vez de educarle y cuidarle, le están sobre protegiendo hasta el punto en que, afectan su desarrollo, como futura persona joven adulta.

Espero con esto haber sido de ayuda, y aclarado sus dudas. Dios mediante vuestra situacion mejore. Cuidate. :3 No olvides votar y valorar mi respuesta. Saludos.]*^*

Respuesta
1

Vaya, no sabes cuánto te entiendo... y cuánto me gustaría ahora mismo poderte ofrecer la solución que tanto anhelas, pero lastimosamente no la tengo. Pero te ofrezco mi compañía y mi escucha, para que ya no te sientas más sola porque, en verdad, no lo estás.

Desafortunadamente, algunas personas nacemos presas; nacemos cautivas; nacemos esclavas de los caprichos de nuestros padres y, tristemente, no es tan fácil liberarse de un yugo como ese.

Mira, el mejor consejo que te puedo dar es que (por ahora) seas paciente... sí, lamentablemente, no siempre podemos solucionarlo todo sólo con quererlo. Yo estoy viviendo un momento similar al tuyo y, mira el lado positivo, esto te permitirá forjar en ti la capacidad de saber esperar, la paciencia y la tolerancia a la frustración, porque no siempre las cosas salen como nosotros queremos.

Según lo que comentas, tus padres parecen ser el mítico modelo de padre opresor, dominante, controlador y tirano. Te recomiendo encarecidamente que tengas mucho cuidado, ya que estos mismos tipos de padres suelen los mismos que al verse superados por sus hijos en una discusión responden con violencia física y, claramente, tú no mereces eso. Ni tú ni nadie. La violencia sólo genera más violencia, y profundas heridas (no aparentes) en el alma.

Tú eres valiosa y quiero que lo comprendas y lo asimiles. Yo sé que tú no te sientes suficiente porque eso te han hecho sentir tus padres, pero déjame decirte que SÍ lo eres. Eres un ser humano completamente capaz de hacer y alcanzar lo que sea que se proponga.

Por eso te pido, por favor, trabaja tu autoestima y tu autoconfianza (quiero que sepas que estas dos no dependen de nadie más que de ti misma. Tú vales no por quién te valore o no, sino porque tú eres grandiosa por el simple hecho de ser humana y de ser tú), porque padres como los que tienes son los mismos responsables de luego adultos con poquísima autoestima y poca confianza en ellos mismos, adultos incapaces de tomar decisiones por si mismos. Te cuidado con eso, no te conviertas tú en una. Decide tu futuro, que es sólo tuyo.

De ahora en adelante, ten claro algo: no esperes nunca una validación de tus padres porque no la recibirás (o por lo menos, no como tú esperas). Para ellos (ni así subas al cielo y les bajes todas las estrellas) nunca serás suficiente. Entiéndelo.

Quiérete, respétate, compréndeles, desarróllate profesionalmente e independízate.

Cuídate mucho, linda. Cristo te ama.

Respuesta

Tu familia y tú mejorad vuestra alimentación para no pelearos, lee http://librosdesalud.es/100-libros-de-salud-en-1.pdf

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas