¿Tiene mi nueva perrita un trauma por maltrato?

Hace tres meses, mi pareja y yo adoptamos una pitbull de unos 3 añitos de una protectora madrileña. Según lo que nos contaron allí, los anteriores propietarios eran un criadero que, cuando se contactó con ellos para comentarles que se había perdido, dijeron que no la querían porque ya no daba buenos cachorros, y la habían abandonado. Llegó desnutrida, con las orejas cortadas con tijeras (aun sangrantes), llena de heridas y con las marcas en carne viva de un collar de castigo. También tenía las heridas propias de una inmovilidad prolongada. Además, ha tenido muchos partos y ya no recupera la forma (parece que acaba de dar a luz aunque hace ya más de 7 meses que no lo hace).

En un principio, la perra se adapto relativamente bien (tenemos otros 3 perritos, uno de ellos un cachorro, e incluso hizo de "madre" con él). En los paseos, tiraba de la correa (creemos que nunca había sido educada) y comía muchísimo. Hace ahora dos semanas, sin embargo, que en medio de los paseos se sienta e incluso se tumba, está inactiva en casa, no responde bien a las llamadas, no come bien y no quiere andar. Nos ha pasado con otro perro adoptado que los primeros días también estuvo más activo, normalizándose luego, pero no llego a estos niveles de pasividad. El tema es que cuando se frena en la calle, lo hace en seco, como si tuviera pánico... ¿Tiene un trauma por el maltrato sufrido? ¿Cómo podemos ayudarla?

Agradeceremos cualquier contestación.

1

1 Respuesta

3.050 pts. Adiestrador y Educador canino,Jinete privado y...

Paula y Félix.

Pues un trauma por maltrato puede tener muchas consecuencias y manifestaciones, aunque en vuestro caso dudo que sea por eso, dado que como he creído leer ese comportamiento no viene dado desde el principio, los perros que han sufrido maltrato tienen 2 comportamientos casi siempre bien diferenciados, pueden manifestarlo escondiéndose, mostrándose excesivamente sumisos, temerosos, se orinan o se esconden si se levanta la mano o la voz y muchas veces se miccionan en el suelo de puro miedo, la otra reacción es la contraria, se vuelven dominantes, muy posesivos e inestables de manera que a cualquier gesto "violento" como los anteriormente mencionados, se ponen a la defensiva e incluso pueden mostrarse violentos.

Creo que lo que le ocurre a vuestra nueva amiga podría ser nostalgia, tristeza o alguna carencia afectiva mas que maltrato, digamos que nunca la han dado cariño, afecto y caricias y cuando se lo dais vosotros se siente rara y no tiene muy claro como actuar, es algo nuevo para ella. Lo que os recomiendo hacer es buscarle un sitio en la manada, si es dominante ponerle el plato de comida la primera y si es sumisa ponérselo la ultima, cosas así, lo segundo seguir dándola cariño como hasta ahora y tener paciencia, si se para en el parque por ejem en vez de tirar de la correa agacharos, poneros a su altura y acariciarla, "invitarla" a seguir y felicitarla cuando lo haga. Todo esto dando por sentado que la perra no muestra signos de agresividad.

Paciencia y suerte.

Muchísimas gracias por su respuesta. La verdad es que tiene sentido lo que nos comenta, puesto que siempre hemos dicho (por la "sorpresa" que manifestaba la perra ante el cariño), que estaba claro que nunca le habían dado mimos.

Seguiremos sus recomendaciones con respecto a los parones en el paseo. Un saludo:

Paula y Félix

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas