Convivencia entre dos perras

Tengo una rough collie de 2 años muy desconfiada y miedosa que hasta ahora pensamos que es sumisa. Ahora en casa de mi madre ha llegado otra rough collie de 5 años también miedosa y muy cariñosa y apegada. La mía cuando pasa a su lado se pone en tensión y la otra enseña los dientes. De momento no han llegado a pelearse pues estamos muy atentos, pero es cuestión de tiempo porque hay tensión. Evitamos jugar a la pelota para que no haya peleas. Lo que a mi me gustaría saber es como puedo saber cual de las dos es la dominante, pues las dos se muestran sumisas generalmente, y si deberíamos dejarlas pelear o luego será peor y siempre estarán a la que salte si no gana ninguna de las dos y no da su brazo a torcer ninguna de las dos.

1

1 respuesta

Respuesta
1

La autoestima forma parte de muchos de los problemas que presentan los perros. La autoestima para un perro no es lo que él pueda pensar sobre su aspecto o si es popular o no en su entorno. La autoestima en este caso tiene que ver con la energía del perro, la dominación y la sumisión. Los perros con baja autoestima son sumisos, débiles tanto corporal como psicológicamente y pueden padecer miedos y fobias. Normalmente suelen mostrar ansiedad o comportamientos agresivos inducidos por el miedo o pueden resultar ser tímidos irrecuperables.
Estos perros necesitan desesperadamente encontrar un líder. Quieren que se les diga lo que deben hacer. A veces solo en esos momentos consiguen relajarse. Necesitan estar cerca de otros perros, ya que el poder de la manada es una terapia muy efectiva. Pero durante esos momentos necesita ser vigilado muy de cerca al principio, por el instinto natural de los perros de atacar al más débil. Poco a poco van mejorando, pero necesitan un guía firme. No hay que ponerlos a pelear para que uno de los dos tome la posición de líder, porque el líder debe ser humano y ellos deben seguir a humano.

No debes olvidar que el ejercicio es muy importante. Esta actividad debe ser la primera y la más importante entre el perro y el amo. Paseando harás que libere energías acumuladas y crearás un vínculo con el perro, a parte de posicionarte como líder.
Nunca debe faltar disciplina. Establecer normas es muy importante. La disciplina también significa consistencia con el trabajo que se le asigna.
Y el cariño debe ser la última actividad. Será como recompensa a un buen comportamiento. Si el perro se muestra agresivo o miedoso no se le debe dar cariño en ningún momento, ya que eso hará que aumente su agresividad y sus miedos, pues pensará que se le premia por su buen comportamiento, pero no es así, ellos no se calman cuando se les da cariño.

Todo lo que me aconsejas ya lo practicamos desde siempre, pues fuimos con un adiestrador y le fue muy bien con el agility para que cogiera confianza. Hace ejercicio cada día por la montaña, la disciplina la tiene clara y es muy obediente y sumisa con la familia. Pero finalmente pelearon con la otra perra con la que tendrá que convivir algunos días.

La otra es mayor y aunque haya llegado más tarde a la famíla quiere mandar. La pregunta es como hago para que no se peleen. Porque la mía aunque nunca se ha mostrado dominante con los demás perros, no le gusta que la sometan panza arriba y se rebota (pelea segura) y no da su brazo a torcer. Si van a pasear juntas se toleran bien pero cuando están en casa las dos se miran con desconfianza. Como puedo hacer que su relación mejore??

Entonces, por lo que cuentas, la perra mayor es dominante solo en casa y por lo tanto agrede por dominancia. En estos casos el dueño se tiene que ver obligado a posicionarse como líder. Un líder lo es durante todo el día, todos los días de la semana, no hay vacaciones. No sé si la perra mayor recibe los suficientes desafíos físicos y psicológicos, pero hay que proporcionarle la estimulación y los retos necesarios para que puedan vivir sin problemas.
Se puede llegar a ser el líder ante un perro dominante en cualquier momento de la vida. Todo depende de la energía que sean capaces de proyectar.
Cuando se posee un perro dominante, si el nivel de energía del dueño es menor, tendrá que trabajar consigo mismo desde un punto de vista psicológico.

Podemos dejar que la agresividad de un perro vaya más allá de muchas maneras distintas, la primera es dando rienda suelta a su instinto de dominación. Si no se le marcan unas reglas desde el primer momento que llega a casa, el líder de la manada será ella. Si el animal se acostumbra a ganar siempre y a conseguir lo que quiere, puede interpretarlo como un signo de dominación. Al empezar a pelear con perros ya empieza a sembrar la semilla de problemas de agresividad. Si se deja que el perro gruña o se muestre posesivo, podría estarse creando un pequeño monstruo.

Por lo tanto lo único que se puede hacer es posicionarse como líder, que esto se consigue con el paseo. Cuando los perros estén juntos es conveniente que esté atados con correa y no dejar que inicien peleas. Se les corregirá dando un tirón de la correa o con un simple NO cuando cualquiera de los dos comience a mostrarse agresivo.

Gracias por la respuesta, pero a distancia es un poco difícil. Voy a ir estudiando el lenguaje corporal de las dos perras para ver exactamente que pasa, quien empieza y porque de la tensión cuando las dos son fantásticas y nada agresivas.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas