Tengo un cocker con problemas de agresividad, ?qué puedo hacer?

Es que tengo un koker de dos años y últimamente e tenio algún problema por agresividad por dominancia (por quitarle comida de la boca a qno debería aber cojio, o por coge su cama..) ¿Y no se me podrías dar alguna solución? ¿Qué puedo acer? ¿Y en el momento que se ponga agresivo como debo reaccionar?, ami padre le paso el otro día y le mordió(incluso le hizo una herida en la mano), mi padre después le pego c una escoba asta que se fue y se tranquilizo, luego el perro iba siempre detrás de mi padre y eso... Hoy me apasao a mi, le quite comida que se iba a come
, sa enfadao y ma mordio pero no asi fuerte como para acerme una erida pero lo sufiuciente como pa q me doliera un poco.. Pero yo no e reacionao me ekedao parao, y despue e pensao q el perro podria a ver pensao q actuando asi lograria lo q pretenda... No se me e agobiao un poco y por eso te pregunto por si me vuelve a pasa reacionar correstamente, ¿q me aconsejas?

1 Respuesta

Respuesta
1
La verdad es que tienes un problema serio. Por suerte, tu perro es de una raza de tamaño mediano, porque si fuera una raza grande, sería un problema más que serio. Tu perro se ha hecho adulto, y está intentando tomar las riendas, convertirse en el jefe de la familia (para él, manada), dominaros. Está probando quién es el miembro más débil, aquel que no le responde, que se retira ante sus amenazas, y has sido tú. Si esta situación no cambia, tú serás su subordinado, y puede llegar a hacerte la vida imposible. Sólo hay un modo de acabar con esta situación. Demostrarle que tú eres el que manda. Un perro, desde pequeño debe ser adiestrado para que sea el último de la familia. Los perros proceden de los lobos, animales que viven en manadas, con una fuerte jerarquía. Para ascender de nivel, y no ser el "último mono", deben hacerse valer, demostrando lo fuertes que son, mediante amenazas y peleas. Tu perro, debido a una educación permisiva y consentida, ahora está demostrando que él manda, quiere subir en el escalafón. Para corregir esta situación debes hacer varias cosas. Todavía es joven, y con paciencia y ayuda (si es necesario de un educador canino), esta agresividad puede desaparecer. Cuando le pongas la comida, ponte a su lado y acarícialo. Si te gruñe o se muestra agresivo, quítasela (tú mandas, por tanto, tú decides cuando come. Si su conducta no te gusta, ríñele, y prívale de esa comida). Pero sólo durante un rato, no todo el día sin comer. Al rato, como media hora o así, lo vuelves a intentar. Si no hace nada, dale comida en la mano (su propia comida), hasta llegar a meter tu mano en el plato, removiendo la comida, y dándosela del plato, que asocie tu mano, tu presencia, con la comida, y que eres tú quien le da de comer. Cuando juegues con él, practica juegos de fuerza. Coge una cuerda, un trozo de tela y ambos tirar de un estremo (uno a cada lado). Pero en dichos juegos, debes ganar tú en el 98% de las veces. O sea, que ganes tú casi siempre, de ese modo, de un modo inconsciente percibirá que tú eres el más fuerte. Tienes que dejar que él gane alguna vez, para evitar que pierda el interés (si uno no gana de vez en cuando jugando, se hace aburrido). Cuando tengas que reñirlo por alguna cosa, hazlo con decisión, sin miedo, de lo contrario lo notará y no te hará caso, e incluso, te puede morder, como ya ha hecho. Para castigarlo, ríñelo con un fuerte NO, o diciéndole MALO, pero que sea seco, duro, con decisión como te he dicho, y encierralo en una habitación, solo. No lo saques hasta un buen rato, aunque llore o arañe la puerta. También puedes darle un tirón, cogiéndole de la piel que hay detrás del cuello, y sacudirlo (sacudirlo, NO levantarlo del suelo ni nada tan radical. Sólo se trata de reñirlo). Este gesto lo hacen las madres para reñir a sus cachorros revoltosos. Si no funciona, puedes darle un cachete, aunque no es del todo recomendable. Pero desde luego, no pegarle con la escoba como hizo tu padre. Es mejor pegarle con un periódico enrollado, o un cachete (NO una bofetada ni un puñetazo) en el morro, que será más difícil que le provoques alguna lesión. Aún así, te repito, que el pegarle, es lo último, y no siempre recomendable. Si aun así la cosa sigue igual, busca la ayuda de un adiestrador canino. Él te asesorará y te ayudará para que tu cocker deje de ser un animal agresivo. Suerte.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas