Cocker spaniel dominante

Mi novio adoptó un cocker spaniel hace un año, ahora el perro tiene unos 3 años, desde el principio ha sido un perro por un lado muy cariñoso hasta llegar a ser muy pesado, que no te deja tranquilo, pero por otro gruñendo e incluso llegó a morder a su madre en un dedo en una ocasión. Con el tiempo hemos conseguido que obedezca cuando se le llama, que se siente, no le damos de comer nunca nada que no sea su comida, él come después, intentamos siempre que él entre a los sitios detrás nuestra, pero es muy testarudo y muy nervioso, sigue gruñendo y ladrando, no se le puede ni cepillar y cuando le regañas es peor porque gruñe más y empieza a ladrar, mi novio le pone el bozal y se pone peor, y si le agarras para dominarle intenta morderte, ya no sabemos que hacer, mi novio está de los nervios por culpa del perro, en alguna ocasión le ha pegado de la impotencia y la rabia, él sabe que no tiene que hacerlo y después se arrepiente pero es que es desesperante.
2

2 respuestas

Respuesta
1
Me temo que el problema es muy complicado. El cocker tiene un problema, y es que en ocasiones, sin saber por qué, se vuelven agresivos. Esto es algo muy difícil de solucionar en esta raza. Una de las cosas que nunca debéis hacer es pegarle, ya que eso sólo empeora el problema. Algunas de las cosas que me cuentas están bien hechas: que coma después de vosotros, que pase a los sitios después, que no se suba a ningún sofá, cama, etc... No tratéis de dominarlo, eso no funciona. Deberíais enseñarle una serie de cosas (quizá ya lo hayáis hecho) y obligarle a que lo haga antes de darle lo que quiere. Por ejemplo, cuando vayáis a darle de comer, mandarle sentar. Y hasta que no se siente no le pongáis la comida. Si gruñe, ladra, salta, lo que sea, no le hagáis ni caso. Permanecer firmes delante de él, con el plato de comida en la mano, y no hagáis caso de todos sus ruegos o amenazas. Mandarle sentar, y hasta que no lo haga, no le pongáis la comida. Si en un rato no ha obedecido, guardar la comida e intentarlo la próxima vez que le toque comer. Para eso, la orden de sentado debe estar bien aprendida.
Sería bueno que consiguierais que se deje manipular (cepillar, cortar las uña, etc), pero sin fuerza. Eso lo tenéis que intentar con premios. Por ejemplo, para cortarle las uñas: le mandáis sentar, y le enseñáis el cortauñas. Si su reacción no es negativa, le premiáis. Esa sesión ya ha terminado. Horas después, repetir lo mismo. Y así unos cuantos días. Llegará un momento en que sólo con ver el cortauñas se siente para recibir su premio. El paso siguiente será tocarle la pata con el cortauñas. Y, de la misma forma que antes, repetir varias veces y varios días. Luego, con el cortauñas abierto, hacer el gesto de cortar, pero sin cortar. Y así sucesivamente, hasta completar la acción. Lo mismo con el cepillo.
Otra cosa que debéis hacer es llevarle a correr mucho. El ejercicio ayuda a liberar neurotransmisores que calman la agresividad. Es importante que corra mucho, que se canse, que llegue a casa extenuado.
Si todo esto no funcionara, deberíais contratar un etólogo clínico que os ayude. Ya te digo que el cocker es una raza conflictiva que da muchos problemas.
Suerte, paciencia, y mucho ánimo.
Muchas gracias, me ha parecido muy interesante todo lo que me has dicho, la mitad de las cosas ya las hacemos, pero ya veo que es cuestión de tener muchísima paciencia. Tomamos nota y haber si conseguimos solucionar el problema.
Gracias y un saludo.
Nuria.
Respuesta

Tenemos un cocker de 5 años que nos lo regalaron, con 1 año. Al principio no se le podía acariciar el lomo, porque gruñía e incluso intentaba morder. Era una señal inequívoca de que le pegaban. También salia corriendo cuando se abría la puerta del jardín. Ahora es un perro supercariñoso y muy muy inteligente. Solo le falta hablar. De vez en cuando le premiamos con una salchicha. El único problema es que se deprime cuando le dejamos un fin de semana, con un cuidador, negándose a comer y a beber, Con lo que tenemos que llevarlo con nosotros a todas partes y en la mayoría de los hoteles en ESPAÑA, no dejan mascotas

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas