Dolor interno en el ano

Soy varón de 37 años, desde los doce o trece años sufro dolores muy agudos en la parte interna del ano, noto una hinchazón y suelen durar de 5 a 15 minutos, casi siempre me dan de noche y con un espacio de 3 a 6 semanas entre uno y otro. Consulte con mi medico, me hizo una exploración y no encontró nada, últimamente el dolor es tan fuerte que noto casi desvanecerme.son muchos años y sigo con ello, por eso quisiera saber si hay alguna enfermedad con estos síntomas y que tratamiento tiene, muchas gracias.
1

1 respuesta

1
Respuesta de
Las fisuras anales son desgarros longitudinales o lesiones en forma de úlceras elípticas o redondas crónicas que aparecen en la mucosa del ano, y suelen ser extremadamente dolorosas.
El estreñimiento crónico y la infección asociada en la mucosa produce una ulceración en las papilas de la mucosa anal. Las fisuras se caracterizan por su cronicidad, con períodos de exacerbación y remisión, a menudo durante muchos años.
El dolor descrito como desgarrador o cortante que aparece durante el paso de las heces, que después desaparece o se atenúa y vuelve a ser más intenso cuando ocurre espasmo secundario del esfínter.
La sangre de la hemorragia, de escasa en cantidad, es de color rojo claro, no va mezclada con las heces, por lo general se nota en el papel higiénico.
Secundariamente aparece un estreñimiento en defensa del dolor que produce la defecación. Durante la cicatrización puede haber picor del ano.
Suele haber una hemorroide centinela puede que se observa en el exterior, y se acompaña de espasmos de los esfínteres.
La presencia de dolor con la defecación, sangrado, estreñimiento, espasmo de esfínteres, sensibilidad aumentada en la zona, presencia de úlceras en la mucosa del ano y hemorroides son las bases para el diagnóstico de la fisura anal.
Se podrá introducir un rectoscopio de calibre pequeño haciendo presión en el lado del conducto anal opuesto a la lesión, y se podrá ver la papila hipertrófica y la úlcera.
Se indican baños calientes de asiento 10 ó 15 minutos después de cada defecación, o tan frecuente como sea necesario para producir alivio del dolor.
La aplicación de pomadas con anestésicos mediante un aplicador para hemorroides colocado sobre el extremo de un tubo es muy útil. Se debe de tratar el estreñimiento mediante una alimentación adecuada y se puede emplear aceite mineral local para mejorar la defecación.
Si con estas medidas no mejora el dolor se propone la corrección quirúrgica. La operación consiste en una amplia escisión en bloque de la úlcera y de los tejidos colindantes.
El pronóstico de las úlceras anales tienden a volverse crónicas con períodos alternos de curación y exacerbación. No se vuelven malignas.
Espero que esto te sirva como posible diagnostico y consultes a un proctólogo para que lo confirme o vea otras probables causas.
Saludos
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje

Más respuestas relacionadas

¿No es la pregunta que estabas buscando?
Puedes explorar otras preguntas del tema Salud o hacer tu propia pregunta: