Chimenea leña insert revoca humo al abrir la puerta

Acabo de instalar un insert de leña(brompi París 70)y me preocupa que al abrir la puerta me sale el humo para dentro de casa. El tiro funciona bien con la puerta cerrada, completamente vertical, sin codos, con la altura adecuada, y sin elementos cercanos al tejado que dificulten el tiro. El problema es al abrir la puerta que me entra todo el humo, y no justo al abrirla, sino de continuo. Pueden pasar 5, 10 minutos y sigue. He probado con la ventilación primaria y secundaria de todas formas, cerradas, abiertas, alternas y nada. Y cuando digo que entra humo me refiero a que entra demasiado humo, no sólo un poco. ¿Alguien tiene alguna posible solución?

2 Respuestas

Respuesta

¿Tienes los conductos de la chimenea aislados térmicamente?

Tu insertable, ¿es estanco? ¿O bien coge del ambiente de la sala el aire necesario para su combustión?

¿Tienes sistema de ventilación constante con extracción de aire de dentro de la vivienda?

Los tubos del interior de la vivienda no son de doble pared, solamente los del exterior.

El insertable no es estanco, coge aire de fuera por la ventilador en la parte inferior y tb disponer de ventilación secundaria.

La estancia no dispone de sistema de ventilación constante con extracción constante. 

¿Colocaste bien el deflector?

Si la sección y la longitud del tubo es la correcta, la instalación también, y hace lo mismo si la chimenea está caliente, tal vez sea un mal crónico de este modelo.

Respuesta

Más que un motivo sólo, pueden ser varios los motivos, por los que el humo en vez de salir por el conducto de humos, se meta dentro de nuestra de casa.

– Si tenemos una chimenea que el año pasado funcionaba perfectamente, y este año, cuando hemos ido a encenderla se salía todo el humo para dentro de la estancia donde la tenemos instalada, la causa más probable en estos casos, es que nos hayan hecho un nido los pájaros y nos hallan taponado el conducto de humos.

También nos hemos encontrado, un caso en el que se le había metido una bolsa de plástico en el conducto de humos y tampoco dejaba salir el humo, y otro caso que nos hemos encontrado es que un cliente, puso una malla metálica para evitar que entrasen los pájaros, pero esta se había taponado, por acumulación de arenilla y hollín, y tampoco dejaba salir el humo.

– Si el humo se nos mete para el interior de la estancia, justo cuando está encendiendo la chimenea, y por tanto el aparato está frío, y el conducto de humos también.

Esto ocurre, porque el humo, intenta desplazar el aire que está encima de él dentro del conducto de humos, pero como está más frío, que el aire de la estancia donde tenemos instalada la chimenea, busca el camino que menos le cuesta, y entonces se mete para dentro. Cuando ya se ha calentado la chimenea y los tubos, vemos que el humo deja de meterse a la estancia, y tiene tiro correcto. La forma de solucionar esto, es de cara a realizar el encendido, utilizar leña fina, que produzca mucha llama y poco humo (en vez de troncos gruesos), así las llamas calentarán rápidamente la chimenea y los tubos o el conducto de humo, se creará la depresión, y después volvemos a meter troncos finos y troncos gruesos que duren más tiempo, así conseguiremos evitar el problema.

Si tenemos un casete de leña o insertable, la mayoría de personas tienen la costumbre, de encender el fuego y en seguida cerrar la puerta, con lo que se fuerza el tiro, lo que provoca que haya más cantidad de humo en la cámara de combustión, y como el aparato y los tubos están fríos, el humo, se sale, por el cristal, la puerta y el cajón recogecizas. La forma de evitar esto es cuando encendemos el casete, dejar la puerta entornada, hasta que se caliente el aparato y los tubos, y después volver a cargar leña, y ya podremos cerrar la puerta.

– Otra de las posibles causas, es que tengamos poco tiro (pocos tubos de leña instalados) en nuestra chimenea o que si hemos encastrado un casete de leña o insert, en una chimenea de obra, no la hayamos entubado, o hayamos puesto un tubo, y después dejado la salida de tiro libre al cañón de la chimenea de obra existente, por lo que debido a la falta de tiraje, y la salida libro al cañón de la chimenea que tiene el aire frío, el humo tendería a meterse a dentro de la casa. Aquí lo correcto es entubar hasta arriba a la altura del sombrerete.

– Otra posibilidad, es que hayamos instalado el tubo de la chimenea, pero lo hayamos dejado por debajo de la parte más alta de la cumbrera, o tengamos al lado algún edificio, más alto, que no provoca, que no tengamos una buena evacuación del humo que sale a través del tubo, lo que produce un efecto tapón, y que el humo se meta dentro de la casa, por lo que en este caso, la solución es instalar el tubo, hasta que supere como mínimo 50 cm la parte alta del tejado, o sobrepasar el edificio contiguo que nos impide la salida normal del humo.

– Otra causa, es que tengamos la chimenea cerca de la cocina, y cerca del extractor de humos de la cocina de gas, y cuando encendemos el extractor, cambia el tiraje de la estancia y se nos mete el humo para dentro, por lo que si tenemos una chimenea cerca, o comunicada con la cocina de cocinar, y vamos a encender el extractor, hemos de tener especialmente cuidad, porque si no, cuando salgamos al salón nos lo podemos encontrar todo lleno de humo. En este caso, es intentar no encender el extractor de humos, si lo tenemos cerca de la chimenea, y la misma no tiene puerta, porque el humo se saldría.

Éstas serían algunas de las causa más comunes de por qué la chimenea echa dentro de la casa el humo. Aunque, puede ser debido a mil detalles (falta de limpieza de la chimenea, uso de leña muy verde o mojada, leña de baja calidad, etc., etc.)

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas