No quiero ser gay. ¿Hay algun remedio?

Tengo 17 años y no quiero ser gay. Me he pasado toda mi vida pasando por esta experiencia solo. De niño ya sentia cierta atraccion pero yo para ese entoces era bisexsual asi que puede taparlo como si fuera hetero pero desde los 13 años cada vez me estoy volviendo mas afeminado y sensible a todo. Y cada vez me cuesta tapar mi orientacion. Quiero dejar de ser gay, odio serlo es horrible saber que no voy a poder ser como el resto aunque se que eso suena homofobo. No tengo nada en contra de los gays pero eso no significa que yo tenga que ser uno. La gente me pregunta si soy gay, antes no lo hacian yo era muy tranquilo hasta el cambio repentino que tuve de sexsualidad. Hay que pueda tomar o leer para dejar de serlo seria de muchisima ayuda.

5 respuestas

Respuesta
1

Tener algunos rasgos afeminados o ser muy sensible, no implica necesariamente que seas o vayas a ser homosexual. Una cosa es que no te sientas con dicha orientación y otra distinta que te niegues a aceptarlo.

Estás en plena adolescencia y es normal esa ambivalencia de sentimientos y emociones, pero esa etapa pasa y en dos o tres años tu orientación estará fijada, pero ahora mismo no debes ponerte una etiqueta que tal vez no tengas. Intenta no agobiarte con esta cuestión y ya que eres consciente de esos ademanes, gestos o expresiones que no te gustan, intenta controlarlos; incluso no todo homosexual los tiene. No te aísles, fomenta la amistad con chicas y chicos, practica deporte y lleva una vida social normal. Deja que el tiempo fluya, disfruta de tu adolescencia y no te anticipes a los acontecimientos.

Quizás lo más importante sea poder hablar distendidamente con algún profesional, por ejemplo el orientador/a de tu instituto o con alguien similar que pueda ayudarte y orientarte en este proceso.

Ante todo, ¡Sé feliz!

Ya lo se intento controlarlos pero un descuido y se me sale lo gay se que sera dificil haciendolo solo pero prefiero que estos sentimientos se equilibren antes de decir alguna palabra.

Y si en ese aspecto soy un poco antisocial porque no me gusta que la gente me juzgue y eso creo que me ha creado un miedo a que al intentar hacer amigos ellos me juzguen y se burlen de mis desventajas es lo que siempre me ha pasado. A lo mejor es porque soy muy inseguro y a eso le sumo que soy de piel morena y siento siempre que la gente es racista conmigo, aunque trato de convencerme que es la edad y que ellos no lo hacen con malas intenciones

Es importante que refuerces la seguridad y confianza en ti mismo, es decir, trabajar la mejora de tu autoestima. Por eso te hablé de la conveniencia de pedir ayuda directa de un profesional. No obstante puedes encontrar en la red mucha información y ejercicios para trabajar esta faceta de la personalidad. La mejora de la seguridad en ti mismo te va a ayudar a que no dependas tanto de la aprobación de otras personas y evitará que te afecte tanto su opinión o el juicio que tengan acerca de tu persona.

Aunque te resulte difícil, no rehúyas el contacto con las personas, al contrario, fomenta tus relaciones sociales con amigos/as y NUNCA te consideres en DESVENTAJA respecto a ellos. Eres uno más y debes sentirte orgulloso de ti mismo.

Es que cuando hago amigos tengo mala suerte porque casi siempre me encuentro con personas malas y venenosas. Y cuando encuentro gente buena, intento crear temas de conversacion y mas cosas para tener una amistad con esas personas. Pero de repente no se que mas decir a esa persona, me cuesta mas encontrar temas de conversaciones y eso me hace que me distancie mas y mas de esas personas, ademas que no se como quedar sin que me de timidez porque a lo mejor para encontrar mas temas de conversacion tengo que salir mas de casa pero siempre acabo en mas de lo mismo, ademas antes tenia ayuda profesional pero cuando iba al psicologo se me iba todo, litetalmente me olvidaba todo sobre mi vida y para no estar incomodo en silencio me inventaba cualquier cosa, es como si me fuera mas facil comunicarme por escrito eso si me pasa con todo el mundo aunque me canso porque no soy persona que usa mucho las redes sociales, y a la hora de la verdad cuando tengo a alguien de frente mi mente se nubla y si se me ocurre alguna idea de romper el hielo casi siempre suele ser algo absurdo, ofensivo e incluso algo obsceno y lo reprimo para no equivocarme a la hora de hablar con alguien, y siento mucho alargarme el cuento pero es que estoy desesperado y nunca habia escrito tan profundamente con alguien sobre mis problemas a menos que se alguien que desconozca y que no vea por la calle.

Y si suelo compararme constantemente con las personas como si tuviera complejo de inferioridad otra de las razones por las que no tengo amigos. Juzgo con facilidad a los demas y a mi mismo como si intentara encontrar la perfeccion mediante lo politicamente correcto. Aunque tengo constancia de que fallo en ese objetivo y eso me crea mas inseguridades. Ademas he intentado hacer algunas cosas en la red y tras estar buscando alguna solucion a mis problemas internos he acabado en esta pagina

Las relaciones sociales no son siempre sencillas y requieren su entrenamiento y aprendizaje, pero la dificultad para establecerlas no debe provocar en ti una actitud de huída, sino que has de persistir e insistir aunque a veces te resulte incómodo hacerlo. El hecho de aislarte va a privarte de tener otros puntos de vista distintos del tuyo, aparte de que puede potenciar esos tips que no te gustan de tu personalidad. Lógicamente hay que intentar el acercamiento a personas no tóxicas y que estén más o menos en sintonía con tus intereses, gustos y afinidades, pero también tienes que renunciar en determinados momentos a otras preferencias tuyas; las relaciones sociales funcionan así y nunca vamos a encontrar amigos/as afines al 100%.

Tampoco puedes ni debes compararte con otras personas porque todos los humanos tenemos cosas positivas y cosas negativas. Intenta ser tú mismo pero admitiendo que siempre se puede cambiar, especialmente en una edad como la tuya. Naturalmente hablo de cambiar para mejorar.

Céntrate en la realidad y no te refugies en el mundo virtual. Las redes sociales rara vez proporcionan amistades auténticas y desinteresadas y te pueden incitar a comportamientos no deseables sin apenas darte cuenta, por ejemplo, el sexo o la pornografía. Siempre es mejor la autenticidad que el anonimato.

Respuesta
1

Fíjate Ray, lo que la gente piensa acerca de la homosexualidad cambia según la época y las costumbres locales. Existimos muchos que no seguimos a ciegas a la mayoría. Ni queremos ser “llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza”, como dice Efesios 4:14. La opinión que tenemos acerca de la homosexualidad, y de cualquier otra práctica, se basa en lo que enseña la Biblia. No somos homofóbicos. En realidad, las normas de Dios son para todos. Sea cual sea la inclinación sexual de cada uno, todos tenemos que controlarnos para no dejar que los impulsos nos lleven a hacer algo que realmente no deseamos. Todos tenemos derecho a ser felices y la felicidad la debe luchar cada uno sin tomar en cuenta lo que otros digan o hagan si no van aportar nada a nuestra lucha.

La Biblia no promueve la homofobia. De hecho, nos enseña que no debemos odiar a nadie. Es más, nos anima a que busquemos “la paz con todos”, sin importar el estilo de vida que lleven. Por lo tanto, burlarse, perseguir o maltratar de cualquier manera a los homosexuales está mal.

Quiero felicitarte por el valor que has tenido al expresar todos tus sentimientos a cada uno de los que nos ha interesado tu pregunta y cada uno ha dado buenos comentarios. No te des por vencido en tu lucha Ray, puedes lograr tus objetivos. Tú puedes cambiar . Sí, puedes cambiar. De hecho, la Biblia dice que algunas personas del primer siglo lo hicieron. Es cierto que en su carta a los Corintios el apóstol Pablo deja claro que los que practican la homosexualidad no heredarán el Reino de Dios, pero luego añade: “Eso era lo que algunos de ustedes eran” (1 Corintios 6:11). Busca esa escritura en una Biblia y verás la verdad.

¿Significa eso que aquellos que dejaron de practicar la homosexualidad nunca más se sintieron atraídos por ese estilo de vida? No. La Palabra de Dios dice: “Vístanse de la nueva personalidad, que mediante conocimiento exacto va haciéndose nueva” (Colosenses 3:10). Así es, cambiar la personalidad es un proceso continuo. Es una lucha de vida que al final tiene sus buenos resultados. Luego puedo compartir una experiencia de alguien que cambió.

“Fueron muy amables conmigo” (MAURÍCIO ARAÚJO)
Año de nacimiento: 1967
País: brasil
Otros datos: estilo de vida promiscuo
MI PASADO: Me crié en Avaré, una pequeña ciudad en el estado de São Paulo cuyos habitantes pertenecen en su mayoría a la clase obrera.
Mi padre murió antes de que yo naciera. De niño solía probarme la ropa de mi madre cuando ella no se encontraba en casa. Mis gestos se volvieron afeminados, y la gente comenzó a considerarme homosexual. Con el tiempo empecé a tener relaciones sexuales con otros chicos, e incluso con hombres adultos.
En los últimos años de mi adolescencia frecuentaba clubes nocturnos, bares e incluso iglesias en busca de hombres y mujeres con quienes acostarme. Cuando se celebraban los carnavales, me vestía de mujer y bailaba en los desfiles de las escuelas de samba. Llegué a tener mucho éxito.
En mi círculo de amigos había homosexuales, prostitutas y drogadictos. Algunos me incitaron a fumar crack (cocaína en piedra), y no tardé en enviciarme. A veces me pasaba la noche entera fumando con ellos; otras fumaba solo todo el día. Estaba tan demacrado que corrió el rumor de que tenía sida.
CÓMO LA BIBLIA ME CAMBIÓ LA VIDA: Fue entonces cuando conocí a los testigos de Jehová. Ellos fueron muy amables conmigo. Me leyeron las palabras de Romanos 10:13, donde dice que “todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo”. Así comprendí que era importante utilizar el nombre de Dios. A menudo, después de haber fumado crack durante toda la noche, abría la ventana para mirar al cielo y le rogaba a Jehová entre lágrimas que me ayudara.
Me di cuenta de que a mi madre le angustiaba mucho ver cómo me arruinaba la vida, así que me resolví a dejar las drogas. Poco después acepté estudiar la Biblia con los Testigos. Ellos me aseguraron que el estudio me ayudaría a luchar contra la adicción, y así fue.
Conforme aprendía más verdades bíblicas, entendí que debía hacer grandes cambios. Fue especialmente difícil abandonar las prácticas homosexuales, pues habían formado parte de mi vida desde que tengo uso de razón. Algo esencial era cambiar de ambiente, de modo que puse fin a mis viejas amistades y dejé de ir a bares y clubes nocturnos.
Aunque nada de eso me resultó fácil, me consolaba pensar que Jehová se interesaba por mí y valoraba mis esfuerzos (1 Juan 3:19, 20). Para el año 2002 ya había abandonado toda práctica homosexual y pude bautizarme como testigo de Jehová.

QUÉ BENEFICIOS HE OBTENIDO: Mi madre quedó tan sorprendida por mi transformación que también comenzó a estudiar la Biblia. Lamentablemente, sufrió un infarto cerebral. A pesar de eso, sigue profundizando su amor por Jehová y su Palabra.
Hace ocho años que dedico la mayor parte de mi tiempo a enseñarles a otras personas las verdades bíblicas. Admito que he tenido que luchar contra malos deseos más de una vez, pero me reconforta saber que si no los llevo a cabo, Jehová está contento conmigo.
Acercarme a Dios y vivir como a él le agrada ha aumentado el respeto que siento por mí mismo. Ahora sí puedo decir que soy un hombre feliz.

Respuesta
1

Escríbeme puedo ayudarte amigo. [email protected] 

Respuesta
1

Lo que te puede hacer más daño es lo que depende de tu propia voluntad.
Lo que te recomiendo es estar en gracia de Dios, y esforzarte en vivir la caridad, que es el amor de vedad.
Por supuesto que tienes que cumplir los Mandamientos de Dios y de la Iglesia; y te recomiendo frecuentar los Sacramentos y hacer oración.
No mires a las personas según los intereses vanos o desordenados, sino que esfuérzate en buscar su bien de verdad, lo cual sin duda exige esfuerzo y renuncias, pero es muy bueno también para ti.

Acaso la biblia no aborrece a los homosexsuales porque es un pecado. Odio el hecho de que me vaya a ir al infierno por algo que yo no elegi. Acaso esto es una prueba de Dios, porque siento que mi fe no puede ir mas bajo. Siento que dios me ha puesto una prueba muy dura.

El pecado son los pensamientos impuros consentidos y los actos impuros, como las relaciones fuera de un matrimonio válido. Si cumples los Mandamientos puedes estar tranquilo, por supuesto que estando en gracia de Dios.
Todos los pecados mortales personales requieren de tu voluntad para su comisión. El pecado son los pensamientos impuros consentidos y los actos impuros, como las relaciones fuera de un matrimonio válido. Si cumples los Mandamientos puedes estar tranquilo, por supuesto que estando en gracia de Dios.
Todos los pecados mortales personales requieren de tu voluntad para su comisión.

Es cierto que el pecado de la carne normalmente no es el primer pecado que aparece, pudiendo ser precisamente castigo de otros, como por ejemplo la soberbia, que sí es el primero que puede aparecer.

Respuesta
1

No seas idiota. Me sucedió igual quise curar mi homosexualidad y me lesione todo mi cuerpo soy chica lo único que sucedió es que me cogieron psiquiatras por hacer el burro y me dijeron que no podía trabajar estuve en hospitales y cuando reuní dinero me tatúe un poco pero ahora soy asexual no me case con un hombre porque no quise a ninguno y si no estuviera en psiquiatría ya habría sido madre pero tengo que ir a las terapias. Siento que tire mi vida a la basura. Realmente no me gustan los hombres. No digo que me gusten todas las mujeres pero bueno. Acéptate.

Y no salgas del armario hasta que tengas novio yo salí sin nadie a mi lado y me llamaron hija viciosa perdida y por eso caí en depresión.

Añade tu respuesta

Haz clic para o
El autor de la pregunta ya no la sigue por lo que es posible que no reciba tu respuesta.

Más respuestas relacionadas