E peleado con mi padre tengo depresión y no se como hacer para que sea sana convivencia estoy que acabó con todo

El vive en el extranjero desde hace nueve años y viene cada año desde hace tres años tengo 15 años tengo depresión crónica soy gay el no sabe lo último y cada vez que viene es horrible estar con el siempre peleamos y no puedo ser yo con el le tengo miedo y desconfianza ya no se que hacer

3 respuestas

Respuesta
1

Lamentablemente, algunos padres, o personas en general sin ser padres, condenan sin saber ni un ápice del tema gay, o el que sea, critican, condean, lo que no entienden, no todos son así. Tienes que tratar de curarte esa depresión, tené en cuenta que eres muy joven, y el amor pasión, el romance, tienen fuerza en vos, ya pasara, quizás no lo creas, pero pasara, todo pasa, todo cambia. La vida no solo es el sexo, hay mucho para hacer, trata de encontrar tu camino en la vida, en algún momento seras mayor de edad, quizás puedas vivir aparte, si tu situación lo permite, con ciertas personas, familiares a veces, no es posible mantener dialogo corriente, no tienen la mente dispuesta, por por razones, trata de evitar la pelea, no se como lo harás, pero trata de evitar, y trata de superarte en lo que sea para poder ser libre algún día.

Respuesta

Es comprensible que sucedan esas cosas entre ustedes, tenías 6 años cuando se fue al extranjero, a esa edad es muy importante la relación padre-hijo y no ha existido. Los años cuando más lo necesitabas él no estuvo contigo. No se conocen, sin embargo todavía la convivencia puede ser factible. Fíjate Douglas, las siguientes sugerencias son aplicables a todos los jóvenes como tú, las conseguí en jw.org sección jóvenes. Espero te sirvan un poco.

Por qué comienzan los problemas

  • Estás creciendo. Ahora, te interesas más en conocer el porqué de las cosas. Empiezas a formarte tus propias ideas, y algunas de las opiniones de tu padre pueden parecerte extrañas. No obstante, la Biblia aconseja: “Respeta a tu padre y a tu madre” (Éxodo 20:12, La Biblia Latinoamérica, 2011).

    La realidad: Necesitas madurar y ganar experiencia para saber explicar tus ideas sin ser grosero. No es fácil hablar de tu orientación sexual y tu padre sin saberlo tiene mucha culpa de que seas así, no naciste así, te iniciaron en eso por la ausencia suya ¿Crees eso?

  • Independencia. A medida que creces, tu padre tal vez te de mayor libertad. Sin embargo, pudiera parecerte que no es ni tanta como quieres ni llega tan rápido como esperas. Esta situación puede provocar diferencias. Aun así, la Biblia dice: “Sean obedientes a sus padres” (Efesios 6:1).

    La realidad. Si usas bien la libertad que ya tienes, tu padre te dará más.

Lo que puedes hacer

  • Haz tu parte. En lugar de culpar a tu padre por lo que pasa, medita en lo que puedes hacer para conservar la paz. Un joven llamado Jeffrey reconoce: “Lo que causa un problema no siempre es lo que dicen tus padres, sino tu forma de responder. Hablar con tranquilidad ayuda mucho más a suavizar las cosas”.

    La Biblia dice: “En cuanto dependa de ustedes, sean pacíficos” (Romanos 12:18).

  • Escucha. Samantha, de 17 años, admite: “Para mí esto es lo más difícil. Pero he notado que cuando escucho a mi padre, tengo más posibilidades de que él me escuche a mí”.

    La Biblia dice: “Debemos estar dispuestos a escuchar y ser lentos para hablar” (Santiago 1:19, El libro del Pueblo de Dios).

  • Eres parte de un equipo. Imagina que una discusión es un partido de tenis. Al otro lado de la red debes poner el problema, no a tu padre. Un joven llamado Adam reconoce: “Cuando hay una discusión, los padres piensan en lo que es mejor para el hijo, y el hijo piensa en lo que es mejor para él. Así que, aparentemente todos quieren lo mismo”.

    La Biblia dice: “Busquemos la paz” (Romanos 14:19, La Santa Biblia, de Evaristo Martín Nieto).

  • Sé comprensivo. Una adolescente llamada Sarah comenta: “Me ayuda mucho recordar que los padres luchan sus propias batallas, que a menudo son tan difíciles como las nuestras”. Carla, otra joven, dice: “Trato de ponerme en el lugar de mis padres. ¿Cómo me sentiría yo si tuviera que criar a un hijo en estas circunstancias? ¿Qué sería lo mejor para él?”.

    La Biblia dice: “Que nadie busque su propio bien, sino el bien de los otros” (Filipenses 2:4, Dios habla hoy, 2002).

  • Sé obediente. Las cosas irán mucho mejor si obedeces. Karen dice: “Mi vida es menos estresante cuando hago lo que mis padres me piden. Ellos han hecho grandes sacrificios por mí, así que obedecerles es lo menos que puedo hacer”. Sin duda, la obediencia te ahorrará muchas discusiones.

    La Biblia dice: “Donde no hay leña, se apaga el fuego” (Proverbios 26:20).

Una discusión es como un fuego: si no lo controlas, puede hacer mucho daño

Sugerencia. Si se te hace difícil expresar lo que piensas, trata de escribirlo en una nota o un mensaje de texto. Una adolescente llamada Alyssa dice: “Hago esto cuando no estoy de humor para hablar. Me ayuda a decir lo que quiero sin gritar o decir algo de lo que me pueda arrepentir después”.

Estimado amigo Douglas.

¡Gracias! Está super la respuesta 

Muchas gracias por el aprecio Douglas, pero no votaste. Jajaja Gracias 

Respuesta

Aparte de lo que te han dicho yo incidiría en que para no temer a tu padre ni a nadie tienes que centrarte en ti, en crecer como persona, estudiar, trabajar, conseguir tus metas.

Todo eso te dará seguridad en ti mismo que es lo que necesitas.

La inseguridad es típica de tu edad, y la sufren todos los adolescentes sean gays o no. Tú eres una persona en crecimiento, crece, superate, se positivo, cree en ti mismo y te convertirás en una persona fuerte capaz de enfrentarse a cualquier problema.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas