Por qué se deja de amar a la pareja?

Con el paso del tiempo y superada la etapa de enamoramiento, se deja de amar a la pareja, así lleven un par años juntos.

¿Por qué la dinámica de la relación se desploma así hayan sido felices y con pocas peleas?

4

4 respuestas

Respuesta
2

Pues por dos razones. Una que no es evolutivamente efectivo estar enamorado durante toda la vida, pues las energías se concentran demasiado en una sola persona y se rinde menos en otros aspectos de la vida tan importantes para la supervivencia de la especie. La raza humana no hubiera subsistido de esta manera.

La segunda es que el amor nace cuando el humano baja de los árboles y la madre necesita que el padre ayude en la crianza del niño hasta que este pueda ser independiente, es decir, entonces hasta los cuatro o cinco años, curiosamente el momento en el que se producen más divorcios a día de hoy. El proceso incontrolable de enamoramiento que se produce en nuestro cerebro, sigue con la misma dinámica que hace millones de años. Por eso lo importante para una pareja es superar las distintas fases del amor y aceptarlas. No se puede vivir siempre enamorado. Lo explico mejor en mi artículo "El mito del amor romántico". Espero que te sirva.

"El mito del amor romántico"

Si no se puede vivir siempre enamorado, como logran adaptarse las parejas casadas! No sé porqué ellos si pueden y yo no. Me siento frustrada en mi capacidad de estar en pareja. No sé que hacer?

Porque saben aceptar que el enamoramiento se acaba y sabe pasar a la próxima fase de apego de la pareja, una fase donde las expectativas no son las mismas, donde uno tiene que saber que la pasión se reduce para dar lugar a otro estado diferente, a un compañerismo más cercano a lo fraternal. Si sigues ansiando que el enamoramiento dure para siempre, al final hay frustración cuando este se acaba. Piensas que entonces es que no es la persona ideal, y vuelves a seguir buscando en un círculo vicioso de donde es imposible salir.

Respuesta

El enamoramiento sería como una llamada, como una inclinación, pero en ningún caso está para dejarse llevar por las simples apetencias, etc., sino que habría que hacer el esfuerzo de crecer en el amor de verdad, el cual sin duda exige renuncias.

La satisfacción de las simples apetencias nunca llena el corazón humano, y claro que estas pueden hartar o cambiar.

El amor humano hay que cuidarlo ya que de otro modo se desvía hacia el egoísmo. Y claro que esto exige esfuerzo.

Si ambas personas lejos de hacer el esfuerzo de buscar el bien de de verdad, por encima de intereses vanos o desordenados, se han dedicado a la satisfacción precisamente de dichos intereses, esto durará mientras coincidan ciertos intereses, que de por sí ya son cambiantes y nada estables, y nunca son constructivos auténticamente.

Ahora podrías mejorar en todo lo que dependa de tu parte, de lo cual siempre saldrás beneficiada; y hacer el esfuerzo de amar de verdad, por ejemplo pensar en el bien de verdad de él, y esto por encima de intereses vanos o desordenados; no viéndolo a él en función de ti misma, de tus intereses. Y por supuesto que te recomiendo seguir con tu vida, no viviendo para ti misma, sino que pensando en hacer el bien, lo cual siempre es posible.

El enamoramiento sería como una llamada, como una inclinación, pero en ningún caso para dejarse llevar por las simples apetencias, etc., sino que habría que hacer el esfuerzo de crecer en el amor de verdad, el cual sin duda exige renuncias.

La satisfacción de las simples apetencias nunca llena el corazón humano, y claro que estas pueden hartar o cambiar.

El amor humano hay que cuidarlo ya que de otro modo se desvía hacia el egoísmo. Y claro que esto exige esfuerzo.

Si ambas personas lejos de hacer el esfuerzo de buscar el bien de de verdad, por encima de intereses vanos o desordenados, se han dedicado a la satisfacción precisamente de dichos intereses, esto durará mientras coincidan ciertos intereses, que de por sí ya son cambiantes y nada estables, y nunca son constructivos auténticamente.

Ahora podrías mejorar en todo lo que dependa de tu parte, de lo cual siempre saldrás beneficiada; y hacer el esfuerzo de amar de verdad, por ejemplo pensar en el bien de verdad de él, y esto por encima de intereses vanos o desordenados; no viéndolo a él en función de ti misma, de tus intereses. Y por supuesto que te recomiendo seguir con tu vida, no viviendo para ti misma, sino que pensando en hacer el bien, lo cual siempre es posible.

Respuesta

Justo por lo que dices, pocas peleas, muy enamorados. Las relaciones de hoy en día son muy superficiales, no digo que sea la tuya, estoy generalizando. Pero si no tienes peleas con tu "novio" y si estas muy enamorada, ¿cómo haces para saber quienes son ustedes en verdad?
Por eso no creo en el noviazgo, creo que más bien en que se tiene que tener una amistad con propósito, los noviazgos se prestan para tapar quien es cada uno, y más si se esta enamorado, cuando pase los componentes químicos del cerebro que producen el enamoramiento, queda solo una realidad, el compromiso, y si ella o el nunca le enseño que se sacaba los mocos en el espejo o dejaba las medias sucias en el baño, eso sera detonante para una separación.
Después, tener una relación basada más en lo superficial, como la apariencia, si el es lindo o ella es linda, buen cuerpo, linda cara, cuando se lleva la relación a ese estrato, cuando pase el tiempo y se enfrentes a los compromisos verdaderos, a los retos de "esposos", no creo que llegue a funcionar. Mucho menos si esto también esta basado en sexo coital.
La relación se tienen que trabajar con un edificio se construye día a día...

Respuesta

El primer elemento es que la rutina se va sentando a la mesa cada vez que se comen, pero con ella se sientan a conversar el tedio y el hastío dando como resultado el sinsentido de la relación. Si se elimina este asunto nos encontramos con que la relación pasa por varias etapas que empieza con la genitalidad donde el sexo es la necesidad de primer orden. Se da paso a la convivencia como pareja donde cada es libre de expresar como se siente en la relación donde se establecen reglas de comportamiento social y personal. El siguiente paso es el afianzamiento como pareja y el crecimiento personal donde cada uno le sirve de apoyo al otro. De aquí en más podemos decir que la pareja se adapto/fusionó/compenetró. Pero el tema de fondo es la SINCERIDAD entre la pareja: Si la relación empezó con mentiras o tapados está condenada al fracaso pues se ha institucionalizado "aparentar para conquistar" y cuando se llega a la cruda realidad de los hechos se produce la ruptura en la relación. Por poner un ejemplo: Después de tres años de casados una amiga se enteró, de segunda mano, que su esposo tenía una adolescente con otra pareja y su indignación fue porque siempre le había dicho que no tenía asuntos con ninguna mujer

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas