Certificado fin de obra y un jefe de obras con mucha caradura

Somos unos vecinos que decidimos poner un ascensor. Desgraciadamente, la empresa que nos convenció, son unos jetas. Llevamos año y medio largo para una obra que según contrato iba a durar 3 meses. Tras varios tiras y aflojas, a fecha de hoy, tenemos por fin el ascensor instalado y la obra casi acabada. Faltan los últimos remates (puerta principal, enchufes, luces, etc.), pero la empresa sigue dando largas, que si no tienen dinero, que si lo están pasando mal, etc. Nos urge el certificado de fin de obra, para poder gestionar la ayuda del Estado. Así que envié un burofax a la empresa dándoles 15 días para terminar todo y entregar el certificado de fin de obra, o doy el contrato por resuelto y no le pagamos la última cuota. El jefe no da la cara, y el jefe de obras nos dijo que seguro que no van a poder cumplir con el plazo que hemos fijado. Como a estas alturas no pienso ceder, le dije que cualquier petición de ampliación de plazo para finalizar el trabajo, me lo tiene que notificar por burofax. De lo contrario, iré al Colegio de Arquitectos para poner una reclamación contra el arquitecto y a Urbanismo para exponer el caso. El jefe de obra, por ahora, accede a enviar el burofax y nos ofrece la posibilidad de mandarnos a un arquitecto que nos firmará el certificado de fin de obra (aunque todavía quedan cosas por terminar) para que estemos tranquilos. Me parece muy poco profesional y quiero saber si es una trampa o qué. Mi idea era rescindir el contrato, terminar los remates que nos quedan y contratar a otro arquitecto para emitir el certificado, pagándolo todo con el dinero que nos queda. Aunque el jefe de obra (para disuadirnos me imagino) dice que el coste de todo esto es como mínimo el doble de lo que le debemos, o sea, tendremos que asumir una derrama. Encima, nos dijo que le da igual las denuncias, las multas o sanciones, que ellos lo harán cuando puedan. ¿Algún consejo para hacer frente a este tipo de caradura?.

1

1 Respuesta

41.400 pts. Construimos las ideas del cliente a precio cerrado.

Un certificado de fin de obra es como su propio nombre indica un certificado de que la obra está terminada y por consiguiente se puede cobrar el 100%. Esto es así tanto para la subvención que quiere cobrar la comunidad como para la constructora.

Si un arquitecto o aparejador certifican un fin de obra sin estarlo se pueden encontrar con denuncias de todo tipo (incluso por falsedad documental por parte de quien les deba otorgar la subvención).

Lo lógico es que o terminen la obra o rescindan contrato, pero no empeoren las cosas...

Estoy de acuerdo al 100%!, pero como nos explicó el jefe de obra “nuestro arquitecto no tendrá ningún problemas en firmar el certificado. Ya me encargaré yo de explicarle y comprometerme a terminar lo que queda”. Si hay algo que aprendí, es mejor contratar a empresas con presupuestos más altos, que una empresa que te lo vende todo demasiado  bonito! 

Voy a seguir insistiendo en que se resuelva el contrato. Muchas gracias

Pregúntele al jefe de obra si también se comprometen a que si el organismo correspondiente de la subvención decide realizar una inspección y comprueban que es falso el certificado y que por lo tanto resuelven en denegar la misma incluso sancionar también responderán. Una cosa son los certificados finales de obra a falta de remates y otra cosa es que no esté finalizada la obra. Todo depende del estado en el que se encuentre como es lógico. Sería bueno que contactara con un despacho de abogados especializado para que estudien su caso y les asesoren en los pasos que deben seguir.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas