¿Cómo ganar un debate sobre alimentos transgénicos estando en contra?

Somos un grupo de chicos que debemos participar en un debate, estando en contra de los alimentos transgénicos. Nos gustaría saber cómo realizar la exposición de una manera correcta y eficaz tanto en defensa de nuestras ideas como en ataque a las suyas. Queremos saber desventajas sobre dichos alimentos para poder conseguir una buena nota, superando así el debate. Tenemos varios datos, como que los alientos transgénicos pueden estar contaminados en una gran mayoría. Por favor, lo necesitamos antes del próximo lunes.

2

2 Respuestas

1.187.690 pts. Buenos dias para todos.

El tema es algo largo, de modo que te daré algunas sugerencias, no se si te servirán, a titulo general, la información la tienen que buscar que hay suficiente.

Te sugiero buscar tanto en los sitios donde hablan en contra, como en algunos (si los hay) que hablan a favor.

En una disertación por TV, un supuesto experto hablo hace un tiempo, tratando de explicar que los trans son "un alimento más", lógico es suponer, que no era imparcial del todo.

En la argumentación que hagan, expliquen primero que es el alimento transgenico, como lo convierten artificialmente por medios químicos, supongo que eso ya lo sabes, pero es importante que lo expongas, si no, lo harán los otros y no tendrías argumento para rebatir, el hecho es que lo hacen así para que sea más espeso y dure más, pero no es mejor para el que lo consume.

Aquí se prohibió ese tipo de grasa en la margarina, no se si se cumple o no, pero si es así, es por que evaluaron que no es tan buena como algunos afirman.

Bueno, espero que tengan éxito, y tené en cuenta que si se analiza más de la mitad de lo que se consume, se hallarían cosas muy extrañas, pero no se puede volver atrás, como pretenden algunos naturistas, el organismo va cambiando, como todo, se tiene que elegir, dentro de lo que hay, lo mejor que se pueda. Éxito en lu exposición.

54.915 pts. Biólogo, profesor de enseñanza media en la red pública

Entiendo que es un ejercicio académico, si no, me callaría. Nada es tan importante como no engañarse: hay que construir las propias posiciones honradamente. Nada puede hacer tanto por tu felicidad como ser honesto, que hace que te mires al espejo sin vergüenza y que merezcas que te quieran, lo que en ese caso no dejará de ocurrir.

Dicho lo anterior os daré dos pistas.

Primero, los tramposos intentan convencer (o autoconvencerse) comparando lo bueno de la postura que defienden con lo malo de la que atacan. Clasificad las ventajas y los inconvenientes de las dos opciones (todo tiene dos caras); eso es lo que honradamente habría que exponer. Para ganar hablad, sólo de lo bueno de los transgénicos (son muy productivos, acabarán con el hambre en el mundo [no hace falta que sea vedad; la causa del hambre está en otro terreno]) y ocultad lo malo (los riesgos ambientales, la dependencia de los agricultores respecto a unas pocas compañías multinacionales, la pérdida de la diversidad genética necesaria para una agricultura sostenible [se extinguirán las variedades abandonadas], el riesgo de cáncer que provocan los herbicidas como el glifosato [para cuyo uso se plantan transgénicos]). Cuando se hace esto se gana en capacidad de convicción si no se nota mucho, dando una de cal y otra de arena; por ejemplo, mencionando algún inconveniente de los transgénicos que se sitúe en un plano estético o sentimental, para que tenga menos peso.

En un discurso destinado a convencer se hace primero una introducción, segundo, una exposición de los hechos relevantes, tercero, una enumeración de argumentos a favor y en contra de cada opción, y cuarto y último, una peroración, que consiste en sacar conclusiones y hacerlo con todos los recursos que permite la elocuencia. La selección de sólo lo bueno de lo vuestro y lo malo del equipo contrario se hace tanto en el segundo capítulo, el de los hechos relevantes, como en el tercero, el de los argumentos.

Segundo. Si no os lo han explicado aún, enteraos del concepto de falacia. Mirad el catálogo de Wikipedia y usad todas las falacias que podáis; es decir, las que puedan engañar a vuestra audiencia, porque si la trampa es muy visible, se vuelve contra el que la usa. Por ejemplo, falacia de novedad: los transgénicos son nuevos, y sustituyen a lo antiguo. Falacia de autoridad: buscad alguien que parezca muy respetable y que se haya declarado a favor (aunque no tenga ni idea del tema). Falacia de consecuencia: los precios de los alimentos no bajarán si renunciamos a los transgénicos. Falacia de ignorancia: no sabemos lo que puede pasar con los transgénicos, pero contándolo de manera que parezca que sabemos que no pasa nada y que las dos cosas son lo mismo.

No sé si os dará tiempo para tanto, pero quedáos con que estamos poco defendidos contra los que nos quieren llevar al huerto, y para hacerlo invierten mucho en gente con imagen, e incluso con labia (es para lo que principalmente están los medios de comunicación). Escuchad los discursos políticos críticamente.

Os recomiendo que preparéis la argumentación en los dos sentidos, y que después de resuelta vuestra nota reveléis las trampas que hayáis hecho. Y en adelante recordad que todas las opciones tienen algo a favor y algo en contra antes de elegir vuestra posición, venciendo la natural tendencia a confirmar nuestra primera impresión. No creáis que esta línea de conducta que os recomiendo os llevará a posiciones «centristas»; muy por el contrario, cuando se estudian las cuestiones polémicas con rigor, se llega a menudo a posiciones que son minoritarias; por ejemplo, ahora todos entendemos la igualdad entre hombres y mujeres, o el derecho universal al voto, pero durante siglos sólo lo entendían los que examinaban la cuestión con rigor y sin agarrarse a los prejuicios de su época.

Por útimo, cuando tengáis vuestra nota, felicitad a vuestro profesor por animaros a trabajos como este.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas