Bebidas energéticas

¿Qué tanto daño hacen la combinación de bebidas energéticas, como red bull con alcohol? ¿Qué es lo que pasa?
1

1 Respuesta

652.350 pts. medico con experiencia y aficionado al internet y sus...
(EFE).- Las bebidas energéticas que contienen cafeína, taurina y otros compuestos que estimulan la concentración y la resistencia física se han puesto de moda en las calles, oficinas, fiestas y centros deportivos de Nueva York.
"Red Bull", "Rockstar", "Monster", "Roaring Lion", "Rush", "Go Fast" o "Dark Dog" atraen sobre todo a los más jóvenes y se han convertido en el segmento de más rápido crecimiento en el mercado de bebidas no alcohólicas de Estados Unidos, según varios estudios.
Todas son carbonatadas y se sirven frías, tienen por lo general sabor a limón, contienen uno o varios estimulantes -principalmente cafeína, guaraná y taurina-, vienen en latas de 250 ó 500 mililitros y cuestan entre 2 y 2,5 dólares.
La marca más popular es "Red Bull", que está "concebida para períodos de estrés mental y físico" y "puede ser bebida en virtualmente cualquier situación, mientras se practica un deporte o se conduce, en el trabajo o en actividades de esparcimiento".
"Red Bull" contiene 80 miligramos de cafeína, un estimulante que eleva los niveles de adrenalina y el estado de alerta, y 1.000 miligramos de taurina, un aminoácido que ayuda en el funcionamiento del corazón y el cerebro.
Aunque los estudios médicos sobre las bebidas energéticas aún son escasos, esta marca ya fue prohibida en algunos países debido a preocupaciones por los efectos que tendría en la salud la ingesta de taurina en una dosis elevada.
Como ha sucedido con el café y el té, e incluso el chocolate y la Coca Cola, algunos médicos alertan sobre el consumo en exceso de estas bebidas que, por lo general, contienen 80 miligramos de cafeína por lata, o el equivalente a una taza de café fuerte.
También ha despertado polémica su mezcla con bebidas alcohólicas, una moda particularmente notoria en fiestas y bares, y entre menores de 30 años, el perfil de consumidor al que van dirigidos estos productos.
La mezcla de los poderosos estimulantes contenidos en las bebidas energéticas con los depresivos del alcohol podría causar fallos cardiovasculares, según David Pearson, investigador del Human Performance Laboratory de Ball State University, en Indiana.
Pero la pregunta no debería ser sólo si estas bebidas son o no seguras para la salud, sino por qué el individuo contemporáneo tiene tan poca energía como para tener que recurrir a ellas, opinó el doctor Joseph Mercola, especialista en medicina natural.
A su juicio, el "estado de letargo es algo que muchos de nosotros mismos creamos, y resultado de varios factores, entre ellos una dieta pobre y de baja calidad, estilos de vida estresantes, cargas de emociones negativas, y falta de sueño y de ejercicio".
"Las bebidas energéticas no son una solución práctica o saludable. Hay que aumentar la energía de forma natural, llevando una dieta sana y haciendo ejercicio con regularidad", recomienda Mercola, autor de numerosas publicaciones.
Para los fabricantes de estos productos, sin embargo, el negocio sigue viento en popa.
Una investigación realizada por Bevnet.com, un sitio en internet especializado en bebidas sin alcohol, indica que el mercado de las energéticas se aproxima a los 1.000 millones de dólares y registra un crecimiento anual promedio del 30 por ciento.
Desde el lanzamiento de "Red Bull" en 1997, han surgido unas 200 marcas, y con ellas varias tendencias y categorías, como las que incluyen afrodisíacos, las dietéticas o sin azúcar, las nutricionales y, para los más aguerridos, las de envases de 500 mililitros.
Una de las líneas más vistosas es la de los célebres "raperos" Ice-T ("Liquid Ice"), Nelly ("Pimp Juice"), Lil Jon ("Crunk") y Russell Simmons ("Def Con 3"), que ha tenido el esperado impacto comercial entre sus jóvenes seguidores. EFE

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas