A veces es rebelde

Tengo un boxer con un año y medio recién cumplido. Es muy cariñoso con cualquiera (animales o personas). En casa siempre es obediente, sobre todo cuando estamos con él, pero el problema viene al sacarle a la calle. Si va atado no hay problema pero cuando lo suelto al cabo de un rato comienza a hacer cosas que sabe que no debe hacer: casi siempre se come cosas del suelo, cacas, restos de comida, etc. El sabe que está mal porque cuando me acerco a él no se deja coger. He probado a reñirle, pegarle, pasar de él, incluso no reñirle y hacerle caricias para que se deje coger pero vuelve a las andadas al día siguiente. Si pasea sólo con mi marido no lo hace, pero si vamos los dos o yo sola, sí.
Ya te digo que en casa es muy obediente esté a solas conmigo o no.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Lo primero de todo es que no debes acercarte a él e intentar cogerlo, estarías entrando en su juego y pasarías de adiestradora a adiestrada ( él sabe como hacer que te acerques a perseguirle). Debes llamarle y que él vaya hacia ti.
En casa lo hace perfectamente ya que no hay basura que le de pié a empezar ese juego, el sabe que si se acerca a la basura tú le perseguirás está asociando basura con juego ( persecución) pero me comentas que con tú marido no lo hace, probablemente lo ve como el jefe de la manada ( e incluso me atrevería a decir que es al que más caso hace y que incluso que puede que tu marido sea la persona que lo ha introducido en tu casa y me refiero a introducirlo físicamente).
No creoq ue sea un problema de falta de vitaminas ( algunos perros suplen así alguna carencia) más bien pienso que es lo que te he dicho.
Lo primero es saber que hace tu marido con el perro cunado van ellos dos solos. Tú deberás hacer exactamente lo mismo, para romper esa asociación de con él no puedo pero con ella sí.
Lo segundo es con una correa larga de adiestramiento dejarle ir " suelto", en realidad van de esta correa y en cuanto se acerque a la basura dar un fuerte tirón de la misma, de esa forma hacemos que asocie el acercarse a la basura con el desagradable tirón de la correa.
Y lo tercero como te he dicho antes no entrar en su juego y no ir a cogerle, si en cambio deberás llamarle y que sea él el que viene hacia ti.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas