Estoy como Oprah Winfrey.

Hola! No se si mi problema ha de ser para un nutricionista o para un psicólogo... Ya he intentado ir a un nutricionista, pero sigo igual..
Aquí te va mi historia...
Tengo 18 anos, soy venezolana pero he estado viviendo desde hace 5 meses en Thailandia, en un ano de intercambio.
Desde que estoy aquí he engordado casi 10 kilos. Estoy pesando 75 kilos, y mido 1.70. Al principio, cuando estaba muy triste y extrañaba mucho a mi casa y a mi familia, lo que hacia era comer chocolate venezolano, y todos los dulces que me traje. Y así comenzó todo...
Nunca he sido delgada, siempre he estado "casi" gorda.. He hecho dietas y he rebajado muchísimo, y cuando las termino, pierdo la rutina, y empiezo a comer y comer otra vez. Y así ha sido siempre desde que me desarrolle, engordando, rebajando, engordando de nuevo, etc. 3 meses antes de venir a thailandia, fui a donde un nutricionista porque estaba gordiiiiiiiiiisima, y quería rebajar antes de venir para acá. Rebaje bastante y estaba en 62 kilos, pero no hice nada de ejercicio (soy una floja, nunca me ha gustado)... Ahora engorde todo lo que había rebajado, y estoy aun más gorda que antes... Por la falta de ejercicio estoy flácida, y para solo tener 18 anos me preocupa mucho.
He intentando hacer dietas aquí, pero la comida es tan distinta! Aquí no comen mucha carne, ni pescados, porque es muy caro. Así que lo que más comen es cochino y pollo. Y la comida es muy distinta, tan exótica que muchas veces es extraña. Hay veces que estando en el colegio, o en mi casa, la comida es tan extraña (sesos de pollo o cerdo, sangre coagulada de pollo, manos de pollo, etc etc) que me da mucho asco y termino comiendo lo convencional: que es una especie de pollo frito...
Aquí es muy difícil conseguir comida dietética, casi todos los alimentos los fríen en aceite de frijoles, y no comen nada de ensaladas ni verduras sin cocinar.Y ni contarte todo el arroz que comen: en el desayuno, almuerzo y cena.
Creo que parte de la gordura que siempre he tenido es psicológica. Nunca me ha gustado hacer ejercicio. En el colegio siempre era de las ultimas, y de las que peor hacia deporte, y eso siempre me ha hecho sentir muy tímida, al pensar: que vergüenza ir a un gimnasio o meterme en un equipo, cuando todo el mundo me vera lo mala que soy haciendo ejercicio, que no tengo voluntad, me canso a los dos minutos... También cuando estoy rodeada de mucha gente, siento que todos me miran para darse cuenta cuanto estoy comiendo, a ver si como mucho o no, lo que me ha llevado a comer a escondidas cuando no hay nadie en casa, o ir a comerme un helado cuando estoy sola por la calle...
Ahora que estoy muy muy gorda, me siento muy mal conmigo misma, me doy cuenta que siempre estoy pensando en comida, pensando en lo gorda que estoy, y sin embargo no hago nada sino deprimirme y seguir comiendo y comiendo... No tengo voluntad para decir que no cuando alguien me ofrece algo de comer, todos los días empiezo diciendo: hoy no voy a comer dulces. Y cuando tengo uno enfrente me digo: este va a ser el ultimo... Lo prometo!
Y siempre pienso lo que pensaran todos de mi cuando me devuelva a venezuela y vean lo inmensa que estoy... Eso me pone muy triste.
No me gustan los deportes, una vez me aliste en un gimnasio, hace como dos anos, y me gusto mucho... Así que pensé hacer eso aquí, pero con mi horario, y porque vivo lejos de la ciudad y tengo que regresarme en autobús antes de las 5 de la tarde, no puedo hacerlo...
Estoy desesperada y muy deprimida por todo esto.. Por favor dime que hacer...
Muchísimas gracias de verdad ...
1

1 respuesta

Respuesta
1
Todos en nuestra vida diaria optamos por valorarnos en base a nuestras propias sensaciones e ideas sobre nosotros mismos y en parte también por lo que digan u opinen los demás. Así, en cierto sentido se guarda un equilibrio entre esas dos opciones de valoración personal, pero cuando nos apoyamos demasiado en una sola de ellas bien sea la personal y propia bien sea la exterior o ajena, se produce un desequilibrio que en realidad deja de ser objetivo para convertirse en un falso apoyo que difícilmente puede sostenernos de forma equilibrada durante mucho tiempo.
Esa actitud es independiente de nuestro nivel de estudios económico, familiar o laboral, dándose por igual en todas las personas.
Así, en el caso concreto que planteas en tu pregunta, has estado siempre muy preocupada por el qué dirán los demás sobre tu aspecto, dando más importancia a esos comentarios que a lo que verdaderamente ocurría. Ten e ncuetna que a veces podemos llegar a imaginar las reacciones de otros y tomarlas como si las hubiesen realizado de verdad cuando en realidad no ha sido así, pudiendo formarse un círculo vicioso. Además la ansiedad que te crea eso busca una salida que en tu caso ha sido el comer a escondidas para no sentirte culpable.
Sería importante que acudieses a un profesional para que de forma directa y presencia pueda analizar en profundidad de dónde te viene ese apoyo en los otros en lugar de en ti misma, que analice esa ansiedad y que vea si esa timidez ha sido desde siempre si también desde siempre te has sentido así y en ese caso qué ocurrió para que eso se desarrollara de esa manera y no de otra. Es fundamental que lo analice bien porque muchas veces las experiencias vividas pueden haber sido traumáticas para nosotros o ser nosotros mismos quienes las hayamos interpretado así aunque no haya sido para tanto en realidad.
No dudes en buscar esa consulta directa y en persona para que al menos puedas recuperar una vida más feliz y positiva que sin duda alguna mereces.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas