Peligros de dormir con las piernas en alto

Así, en principio, puede sonar extraño y estúpido. Pero me explico:
Llevo unos días durmiendo con las piernas en alto para mejorar el riego. Lo que pasa es que como tengo cama abatible, he puesto unos tacos en las patas, de modo que ademas de tener las piernas en alto, lo que tengo es todo el cuerpo inclinado al dormir.
Mi pregunta se refiere a que al tener todo el cuerpo inclinado, la sangre baja de las piernas, si, pero se termina acumulando en la cabeza al cabo de las horas. Querría saber los peligros que puede tener esto. He de decir que ni tengo problemas para dormir ni me levanto con ningún síntoma extraño ni nada, pero quería saber si hay algún riesgo de que ocurra algo.
2

2 Respuestas

333.075 pts.
Depende de la altura que tengan los tacos, más de cinco centímetros es una exageración y solo se emplea en casos puntuales, durante unos días en traumatismos de las piernas para bajar la hinchazón.
El riesgo mayor es el reflujo gastro-esofágico, en que, el ácido del estómago cause daños en el esófago.
Respecto de lo que comenta sobre acumulo de sangre en la cabeza, si se produjese, aparecería dolor de cabeza tipo migrañoso, que no parece le ocurra, pues las arterias de la cabeza disponen de mecanismos reguladores.
25 pts.

Una de las peores consecuencias y que curiosamente no se menciona en prácticamente ningún sitio es referida a la curvatura de la columna vertebral. El tener las piernas ligeramente en alto durante 20-30 minutos hasta una hora máximo y siempre y cuando tu postura sea tumbada hacia arriba, es beneficioso para la circulación porque mejora el retorno venoso, purifica la sangre y relaja las piernas. Sin embargo dormir con las piernas elevadas durante toda la noche en la que la postura más habitual es de costado, por no mencionar si se tiende a dormir boca abajo, que es con diferencia la postura más deficiente, implica una curvatura antinatural de la columna que podría producir problemas a largo plazo, sobre todo si esto se practica como una costumbre. Hoy día tenemos colchones a precios muy asequibles que proporcionan un ajuste de la columna prácticamente horizontal respetando las curvaturas, en casi cualquiera de las posturas. Elevar las piernas con almohadas o elevando el colchón rompe dramáticamente esa cualidad.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas