Llevo doce años con mi pareja y he perdido el deseo sexual por él. ¿Es normal lo que me pasa?

Alo fernanda. He mirado mucho tus respuestas y he visto que ayudas mucho y me animo a consultarte por algo que me sucede hace tiempo y no se que hacer al respecto. Estoy en pareja hace ya doce años, tengo dos hijos y mi pareja es muy buena persona, siempre me ha cuidado y atendido, pero desde hace un par de añitos noto que ya no siento por él las mismas ganas que antes. Me refiero a nuestras relaciones íntimas, claro. El me lo ha hecho ver ya varias veces, y lo peor de todo es que siento que tiene razón. Nunca me ha obligado a nada y creo que me ha sido fiel todo el tiempo, pero temo perderlo. Hace muy poco me dijo que a él le parecía que yo debía de hacer alguna consulta sicológica, pero no se si eso me ayude. Lo he consultado con mi ginecóloga y me ha dicho que no es raro, que algunas veces pasa eso y que las ganas vuelven solas, porque ella no sabe de ninguna medicina que pueda ayudarme. Yo no he tomado nunca ninguna droga, pero si hubiera algo... A veces estoy cansada, a veces no, pero antes, cansada o no cansada, siempre tenía ganas de que me mimara, de intimar con él, de sentirlo encendido, y ahora no. Por favor, si puedes ayudarme espero me contestes. Un beso muy grande y gracias.

1 Respuesta

Respuesta
1
No te sientas mal, lo que vos comentas es más frecuente de lo que crees.
La falta de deseo sexual puede darse tanto en hombres como en mujeres. Hay situaciones de estrés laboral, depresión y diferentes tipos de conflicto que afectan negativamente en el interés por el sexo a ambos géneros.
En algunos casos en los que se da una falta de deseo en la mujer, pero no en el marido, estudios recientes indican que algunas mujeres soportan las relaciones sexuales, nada excitante para ellas, de manera que su marido pueda eyacular rápidamente y terminar el coito. Pero participar de este acto y presenciar la satisfacción y el placer que él recibe, mientras que ella se limita a prestar su cuerpo, puede ser muy frustrante y desalentador para la mujer. Para contrarrestar tales sentimientos en ocasiones él la presiona para que se excite, y precisamente esto inhibe aún más la respuesta sexual de ella. Como resulta obvio no es esta la mejor manera de actuar, ni por parte de ella ni por parte de él, sino que lo que más les conviene a ambos es realizar una terapia sexual que les oriente para solucionar este problema y poder disfrutar de sus relaciones de pareja.
¿Por qué falta el deseo sexual?
Existen determinantes tanto biológicos como psicológicos de esta disfunción sexual, veamos:
Determinantes Biológicos
Los efectos de enfermedades, como el estrés crónico, la depresión, la frustración y el conflicto pueden producir cambios endocrinos significativos capaces de disminuir el nivel de andrógenos. Es lógico que una persona que teme perder su trabajo, o que se sienta atrapada y deprimida, puede producirse una disminución del nivel de andrógenos, y por lo tanto el sexo sea lo último que le viene a la mente.
Existen otros factores biológicos que influyen negativamente: son algunas medicaciones y las drogas, ya que implican una alteración química de los nervios que regulan la respuesta sexual, y que actúan primordialmente sobre el cerebro.
Determinantes Psicológicos
Existen algunas causas de disfunción que se deben a una educación muy represiva, que se da generalmente en la mujer, en cuyo caso ella no se atreve a solicitar la estimulación que necesita, en muchas ocasiones porque ni siquiera es consciente de sus propias necesidades.
Otras veces puede deberse a la ignorancia sexual por parte de la pareja. Puede ser que el marido sea poco sensible a las necesidades de su mujer, pensando únicamente en sus propios deseos, y creyendo de forma errónea que la falta de deseo de ella es de absoluta responsabilidad de su mujer. En estos casos el hombre no conoce qué puede aportar él para facilitar la relación de pareja. En una terapia de pareja se pueden descubrir las carencias de cada uno y reconducir la situación.
Terapia
En cada caso es necesario analizar en terapia que conflictos se dan, el tipo de relación, cuales pueden ser las causas diádicas de las disfunciones sexuales, así como las causas de disfunciones sexuales aprendidas.
La manifestación sexual se halla sometida a diferentes influencias, como son los recuerdos, las experiencias vividas, emociones, pensamientos y asociaciones. Estas influencias, pueden tanto perjudicar si las experiencias y emociones vividas han sido negativas, como favorecer incrementando el deseo sexual si han sido positivas, por ejemplo cuando ha estado favorecido por el amor y la fantasía.
No obstante, no hay que alarmarse, ya que esta situación no es definitiva, mediante una terapia psicológica científica y bien planificada, que se adapte a la situación y problemática individual de cada persona podemos solucionar el problema.
Creo que tu marido tiene razón en decirte que tendrías que hacer una consulta psicológica, a veces la terapia se hace en pareja. No te desanimes, no pierdas tiempo y consulta lo antes posible.
Cualquier aclaración que necesites estoy a tu disposición, avisame las novedades, un beso

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas