Regalo perro raza bóxer de 5 años cariñoso, fuerte y con mucha vitalidad

Regalo bóxer de 5 años. Lo adopté cuando tenía 3 años y por cambio de
domicilio e imposibilidad de darle la vida que necesita me veo en la
obligación de darlo en adopción.
Es ideal para guardar fincas,
tiene mucha vitalidad, es cariñoso con los conocidos, y tiene mucha
fuerza (otro de los motivos por los que no me lo puedo quedar)
Lo
Acogí, porque sus anteriores dueños, tuvieron un bebé y la madre no
sentía confianza hacia el perro. Quería matarlo y yo, me hice
responsable de él, porque no me parecía justo, que se sacrificara al
animal porque sobrara en la casa.
Ahora tras dos años conmigo,
es más tranquilo y lo quiero con toda mi alma y mi corazón, pero he de
trasladarme y no me lo puedo quedar.
Estoy llorando al escribir
Este mensaje, porque siempre he tenido perros y a todos los he tenido
hasta que se murieron de mayores. Por eso me duele reconocer que no me
lo puedo quedar. Trabajo todo el día y no me parece justo para el
animal que se quede en mi piso solo todo el día, después de haber
vivido toda su vida en el campo.
El cambio del campo a un piso
Se hizo notar evidentemente... En la ciudad no se lleva bien con ningún
animal de 4 patas que haya a su alrededor... Pero también he llegado a
pensar que soy yo quien le transmite esa inseguridad que le hace
enfrentarse con cualquier perro.
Me fui un mes de vacaciones en
2008. Lo dejé en una residencia canina llamada "El Glayu" en
Langreo(Asturias) y os aseguro que lloré emocionada al verle rodeado de
todo tipo de perros feliz y encantado. Por eso pienso que la causante
de ese mal carácter soy yo.
Lo estoy pasando muy mal porque
Quiero lo mejor para él y no podría vivir tranquila dejándole en un
albergue cualquiera detrás de una reja sin saber cual va a ser su
futuro.
Quizás me equivoqué al acogerlo (cosa de la que no me
arrepiento para nada y que hice consciente de la responsabilidad que
conlleva, pero tampoco iba a saber que mi vida iba a dar este vuelco
que me obliga a trasladarme a vivir a otro sitio), y ahora no puedo
tenerlo...¿qué hago?
Estoy desesperada porque no quiero darlo pero debo darlo en adopción.
Es
Una situación que a cualquier amante de los animales no le gustaría
pasar nunca... Jamás pensé que tendría que verme en una situación así,
estoy desesperada y muy afectada por este tema.
Hay gente que me
Dice que sacrificarlo evita todos los problemas... Pero soy incapaz de
llevarlo al veterinario para que le ponga la inyección...
necesito ayuda, amigos... De verdad.
1

1 Respuesta

18.600 pts. Socia de Myfere, Arca y Anac
Principalmente no debes pensar con negatividad. Es verdad que surgen cosas imprevistas que hacen que tengamos que cambiar cosas en las mascotas que tenemos, castrarlas, darlas en adopción, etc.
Lo primero que debes tener en cuenta, es que darlo en adopción no es un castigo ni una maldad, es lo mejor que puedes hacer a la hora de "Dejar" a tu compañero perruno, piensa que es una opción que le das a más gente de adoptar a tal perro, y que en un sitio adecuado, que esto es importantísimo, mientras no se lo lleven estará bien cuidado y con otros perros.
Debes ver esto como unaposibilidad para ti, y para él. Pues no debes sentir pena por haberlo dejado en adopción, yo no soy para nada partidaria del sacrificio a la hora de deshacernos de un animal sano, sobretodo si el motivo es "no tener espacio en casa o no poder ocuparnos de el" y mucho menos del abandono.
Los perros solo deben sacrificarse cuando ELLOS están sufriendo. Incluso si son perros agresivos se pueden donar a centros que los hacen readmitibles en la sociedad (en caso de no lograr la rehabilitación, se encargan de ellos permanentemente) lo mejor que puedes hacer es ponerlo en adopción en un sitio de CONFIANZA. No una perrera cualquiera, informate de que cumplen los requisitos y estará bien cuidado, jaulas espaciosas, paseos diarios, comida abundante cuando la necesiten... suelen ser algo caros, pero la seguridad de nuestros amigos que nos han acompañado debe estar por todo lo alto como quisieras que estuviera para ti.
Recuerda, es la mejor opción para tu mascota y para ti. Dale la oportunidad de volver a tener una familia. El lo haría. Y debes sentir orgullo por dar este paso, no pena. Aunque es tu compañero, y las despedidas son duras, debes darte cuenta de lo que es mejor para ambos. Suerte y mucha energía positiva. Ya he visto mucha gente dejar a sus perros entre lágrimas en protectoras y adopciones donde yo trabajaba. También he visto gente que no le ha importado lo más mínimo dejarlos atrás.
Muchísimas gracias por la alentadora respuesta.
El tema de momento lo llevo algo mejor, aunque me siga doliendo mucho esta separación.
En marzo lo voy a llevar a hacerle la operación de castración. Una de las razones es que no lo adopte un criador que ya me han contado lo que hacen con los animales cuando ya no sirven para criar o cuando son abueletes.
Me ha costado decidirme pero tras meditarlo bastante, creo que lo mejor es castrarle.
Lo segundo es que mi decisión final, tras unos necesarios días de reflexión, es dejarle en una residencia aunque me cueste un sacrificio económico importante( que es lo de menos) y mantengo al animal en difusión en varios sitios para encontrarle un buen sitio y un hogar donde sea feliz, él y los que convivan con él.
La idea del albergue municipal, puede parecer la más socorrida pero no soportaría dejarle allí, sabiendo las precarias condiciones por mucho que se molesten los cuidadores( que doy fe de que trabajan mucho más de lo que pueden)
Así que de nuevo mil gracias por tu respuesta. Gracias por los ánimos y segurié informando acerca del nuevo paradero de mi perro.
Un saludo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas