Técnicas de estudios para ayudar mi hijo con 13 .

Mi hijo con 13 años ha repetido el 1 de eso. Estamos mal toda la familia después de esto aunque lo esperábamos con el ritmo que estaba estudiando todos los días .Hacia lo mínimo esfuerzo solo para no queda castigado si no hacia sus obligaciones. No se si nosotros tenemos culpa y no podemos ayudar a el para que coge un ritmo de estudios correcto. También somo extranjeros y hay dificultad cierta por mi parte para explicar las cosas como las entiendo. ¿Existen algunas técnicas para ayudar le?
1

1 Respuesta

1.000 pts.
Es verdad, que no es fácil ayudar a un niño a coger un hábito de estudio, y menos ayudarle a los niños, que en esa edad, prefieren jugar que leer, o hacer sus tareas. Pero si a un niño le cuesta coger ese hábito, los padres deben hacer un esfuerzo mayor con ellos para ayudarlos y que en un futuro pueda además de tener ese hábito de estudio, que lo pueda trasladar a su trabajo, por ejemplo.
Cuando el niño esta en esa edad conflictiva en la que comienza a revelarse y que no quiere estudiar, es importante marcarle unas normas y pautas, es decir, la madre o el padre, el que este con el en casa, debe marcarle unas horas de estudio en función de sus deberes y sus exámenes, pero siempre con una recompensa.
Es decir, por ejemplo, si el niño lleva a las 2.30 del colegio, se le deja comer y descansar un rato y después de 4 a 6 tendrá el tiempo para hacer sus tareas y tras eso, si lo hace todo se le llevará al parque, al cine, o a algún sitio que el quiera o le guste. Pero también tiene que existir una continuidad, es decir, hacerlo siempre a las mismas horas, en el mismo lugar y a poder ser en un espacio tranquilo en el que el no tenga muñecos ni distracciones. Y siempre ofreciéndole ayuda.
Como ya es un niño de 13 años, pues el tiene que empezar a hacerse responsable de sus tareas, porque son sus obligaciones, por lo tanto, se le debe de dejar solo en su espacio de estudio, pero por su dificultad para concertrarse o para estudiar los padres en este caso deben de ir cada poco tiempo, media hora o así, y preguntarle como va y si necesita ayuda, para que el vea que se trata de algo que os preocupa y que es importante.
En cuanto a tus problemas para explicarle las cosas que mencionas, si llega un momento en el que ya no consigues explicarle las cosas, tendrás que recurrir a clases particulares o a algún sobrino o algo que le pueda ayudar. Incluso en algunos centros escolares tienen clases de refuerzo, que también podrían ser una buena idea.
Por tanto, recuerda que se trata de incentivarlo para que al final consigas que haga algo, pero siempre con una recompensa que a el le agrade y esa recompensa debe llegar siempre que lo haga bien, sino cumple con su tarea o protesta, la recompensa no debe llevarse a cabo. Y sobre todo, hay que ser muy constantes para que el pueda coger la rutina y ayudarlo, para que el no se sienta solo en esto de estudiar.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas