Modificación de proyecto de obra.

Mi novia y yo vamos a rehabilitar un caserío . Para ello contratamos unos arquitectos que nos han hecho un proyecto inicial de reforma de dos viviendas ( vivienda + pajar) el proyecto de obra es de 145.000 euros y ya les hemos pagado 9.000 euros por el proyecto.
¿Resulta qué la construcción de las dos casas es muy costosa ( 200.000)por lo que hablando con el constructor hemos optado por rehabilitar entera una de las dos casas y las otra acondicionarla solo la planta baja y dejar en vez de tejado una terraza ya que nos sale 160.000? Y ese importe si nos cuadra.
El caso, es que pensábamos que con una modificación del antiguo proyecto o un anexo al mismo valía, pero nos dicen que por ley nos deben hacer un nuevo proyecto y volver a pagar otros 8.000 euros.
¿Es cierto esto o realmente nos están intentando sacar más dinero? ¿Seria interesante plantearnos buscar a estas alturas y después de pagar 9.000? ¿Otros arquitectos? Si es cierto lo que nos cuentan, ¿podrías indicarnos a que ley se refieren?
1

1 respuesta

Respuesta
1
Desconozco cuando se realizó ese proyecto y la normativa a la que se acogen los arquitectos para entender que es necesario un nuevo proyecto en lugar de un proyecto modificado (que es lo que yo creo que deberían necesitar)
Habrá que examinar las condiciones de la licencia para comprobar que lo que pretenden hacer se ajuste a esta y sea legal, y por lo que comenta la reforma necesaria sobre el proyecto es importante, por lo que entiendo que sí será necesario un modificado (no un anexo)
Respecto a lo de buscar un nuevo arquitecto, deben valorar lo que les cuesta rescindir el contrato del actual y lo que les cobra otro.
Por otra parte los honorarios son libres y cada arquitecto puede fijar los suyos según su propio criterio y si ustedeslo aceptan será que lo entienden válido. Personalmente, si se trata de un proyecto modificado creo que la cantidad es muy elevada ya que supondría un coste de total de 17000 euros (entiendo que incluye dirección de obra y documentación final; si no lo hiciese ya lo entiendo como desmedida)
Si por alguna normativa autonómica que yo no conozca o de algún otro tipo, fuese necesario hacer un nuevo proyecto, en ese caso ustedes deberán valorar si les interesa o no.
Tenemos claro que los honorarios son libres, pero nuestro miedo es que por empezar con tiras y aflojas el proyecto de nuestra vida se vea perjudicado. Tampoco queremos que nos tengan pillados por tener el proyecto ya pagado y hagan a su antojo. Otro detalle que tampoco nos ha gustado es que, al elegir al constructor que nos va a hacer la obra no han querido venir a la casa a que les expliquemos las modificaciones que queremos que figuren en proyecto, y han querido quedar en su despacho, porque dicen que ya tienen toda la información que necesitan y no hace falta perder toda la mañana allí.
Sinceramente no me parece que este trabajo les apasione mucho, nos hemos esforzado en cambiar el día, la semana en la que quedar para que se amolde a su agenda y no me parece que sea un inicio muy halagüeño.
¿Estos roces son normales o es mejor que cortemos por lo sano antes de que empiece la obra y sea más perjudicial para todos?
Gracias
Puedo entender que existan roces, que a los arquitectos no les agrade que hayan decidido modificar el proyecto fiándose más de la opinión de un constructor que la de ellos (que son los técnicos), o que a ustedes alguna actitud o pretensión por parte de los arquitectos les moleste o les resulte inasumible.
Creo que los arquitectos deben exponerle al cliente claramente las ventajas del diseño realizado, y eso muchas veces implica discusiones (por los gustos personales de cada uno, por el natural conservadurismo de los clientes, o por lo que sea). También creo que el arquitecto debe tener en cuenta los condicionantes económicos, personales y necesidades del cliente.
Si estas cosas se tratan cordialmente el resultado puede ser satisfactorio para ambos, aunque en ocasiones es mejor renunciar (al cliente o al arquitecto) y optar por otro con el que el entendimiento sea mejor.
Si el arquitecto que tienen ahora es profesional podrán reconducir la situación y realizará la dirección de obra como es debido (aunque siga creyedo que había opciones mejores); si no confían en ello, deberían cambiar.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas