Análisis breve de "La nona" de Roberto Cossa

Necesito un breve y claro análisis de la obra "La nona", de R. Cossa.

3 respuestas

Respuesta
7
Génesis del drama
La obra se divide en dos Actos. En el Acto Primero se presentan -por medio de una situación específica- las partes que actuarán en el conflicto potencial. Aparecen aquí los distintos miembros de la familia Spadone, caracterizados siempre a través de sus acciones: la Nona, que come en forma mecánica, permanente y continuada; María, que como ama de casa es la encargada de la organización familiar; Anyula, mujer mayor y humilde, sosegada y dependiente; Chicho, el supuesto artista de la casa que apela permanentemente a su condición artística para no trabajar; Martita, joven noctámbula y salidora y, por último, Carmelo, jefe de la familia, trabajador -en un puesto-, honesto y con aspiraciones propias de la clase media.
Es Carmelo quien mediante sus preocupaciones expresa el verdadero conflicto: la situación económica hace que no puedan "llegar a fin de mes". Mientras tanto, la Nona exige comida y la familia toda debe servirla. A partir de aquí se generará la lucha por la supervivencia diaria de los Spadone. Sólo el personaje de Chicho es el que se mantiene ajeno a la esfera práctica -trabajo- para actuar siempre en la esfera mente -confabulaciones-. Será él el encargado de planificar y poner en marcha toda una serie de estrategias para acabar con la Nona. Para lograrlo, apela a:
· Consultar con un médico por la salud de la Nona, ya que ésta es muy vieja y la muerte puede presentársele en cualquier momento. Esta idea surge como defensa o contrapartida a la proposición de trabajo que Carmelo le hace, pero el médico arrasa con todas las expectativas: la abuela goza de una excelente salud.
· Invita de paseo a la abuela con el propósito de perderla, pero nuevamente la abuela se sale con la suya y regresa triunfal -sola ha encontrado el camino- a casa.
· Pretende casar a la Nona con don Francisco, el dueño de un kiosco. Logra su objetivo mediante el engaño y el malentendido porque el don Francisco cree, en un primer momento, que la candidata es Martita. Accede luego con la avara convicción de sacar rédito económico en el enlace con la Nona.
El Acto primero se cierra con la alegría y el festejo familiar ante el "desprendimiento" de la Nona. Se sienten liberados de tal problema y creen que el futuro les será favorable.
En el Acto Segundo se agudiza la desesperación, la anulación y destrucción de los miembros familiares. Esta destrucción sistemática se dará a través del personaje de la Nona:
· Don Francisco es víctima de una hemiplejía. La Nona sigue en pie, comiendo.
· Carmelo se ve obligado a vender su puesto, única razón de su existencia, mientras que Chicho "hace que trabaja".
· Todos los miembros deben trabajar únicamente para alimentar a la Nona -desde Carmelo hasta la pobre Anyula-. Don Francisco, en su condición de paralítico, pide limosnas.
· Carmelo debe hipotecar la casa: el televisor -símbolo de prosperidad en otros tiempos- debe ser vendido. Martita comienza a trabajar de prostituta.
· Los Spadone, acorralados, planifican el asesinato de la Nona. Para ello utilizan un brasero -se lo instalan en la pieza-, pero encuentran a la nona cocinando allí huevos fritos.
· La ruina es cada vez mayor, se intensifica notoriamente: Carmelo se entrega a la bebida; Martita atiende a sus "clientes" en la propia casa y, además del televisor, la heladera desaparece. Intentan, entonces, envenenar a la Nona, pero por equivocación es Anyula quien muere.
· Muere Carmelo -de un ataque- y Martita se encuentra internada en el hospital. La Nona, implacable, continúa comiendo.
· Muere Martita; María abandona la casa para irse lejos -a Mendoza, de sus hermanas- y Chicho se suicida.
· La Nona es la única que ha sobrevivido en la casa. Continúa comiendo.
Puede decirse que los Actos están marcados por diferencias muy explícitas: en el Primero prevalece el humor, la comicidad. Aquí la Nona no parece constituirse como una "amenaza certera". En el Segundo, en cambio, surge lo grotesco y el humor negro, ya que es la Nona quien acaba con cada uno de los miembros sin más armas que "el comer", "la voracidad sin límites". Cabe aclarar que tradicionalmente, los personajes que hacen referencia a abuelas presentan otras características: suavidad, fragilidad, ternura, amor por nietos. En el caso de la Nona, ninguno de estos atributos aparece.
ÁMBITOS
Las acciones principales se llevan a cabo en la cocina, lugar de reunión de la familia. Debe tenerse en cuenta que la cocina constituye el lugar donde se preparan los alimentos para satisfacer el hambre, por ello no resulta ingenua la elección de este ámbito como parte fundamental de la escenografía de la obra. Existe, así, una estrecha vinculación entre el conflicto y el espacio geográfico. Si bien la heladera y el televisor son signos representativos de la posición que los Spadone ocupan, la desaparición de éstos implica la vertiginosa ruina a la que se enfrentarán. Lo mismo sucederá con los muebles: en el final la escenografía sólo cuenta con cajones de verdulería -para ser utilizados como mesa o asiento- y la cama de Chicho -símbolo de la haraganería.
Respecto del ámbito histórico, puede afirmarse que es lineal, responde a una línea cronológica precisa. Cada secuencia es marcada por el Apagón. Sin embargo, cada uno de los personajes se apropia de una noción del tiempo en virtud de la esfera práctica -trabajo- en la que se desenvuelve.
PERSONAJES
Todos los personajes desplegados por el autor responden a una clara descendencia italiana. Ello puede verse cristalizado a través de los nombres elegidos. Sólo dos de los personajes no aparecen mencionados a través de sus nombres: Chicho y la Nona.
· La Nona: Personaje que, en una primera instancia, despierta ternura y compasión, aunque con el transcurso de las acciones esta percepción se desvanece debido a su incontrolable y monstruosa voracidad. Es ajena a todo lo que a su alrededor sucede, incluso a los intentos de asesinato y las muertes de los seres más próximos. No es afectiva y su accionar sólo se manifiesta a través del "comer". Es muy anciana -tiene 100 años- pero su salud es excelente. Debido a estas características puede decirse que la Nona no parece ser un personaje humano: su deshumanización está dada por la carencia absoluta de afectividad o emociones y por el creciente impulso voraz. La Nona todo lo come, con todo arrasa, con todos termina.
· Carmelo: Es el jefe de familia; un hombre honrado, ingenuo, madrugador y trabajador. Siempre ha sido el sostén económico y tiene expectativas de progreso -pretende independizarse-, aunque ellas acaban ante el avance de la Nona. Cree en las excusas de su hija Martita, nada le hace suponer el verdadero accionar de ella. Aunque es consciente de la holgazanería de Chicho, lo quiere y sostiene, aunque nunca se cansa de insistir para encontrarle un trabajo honorable. Ya en la ruina, añora las épocas en las que era considerado como el más capacitado y próspero de los puesteros del mercado. Basa su felicidad personal en las posibilidades materiales, rasgo muy representativo de la clase media y, sobre todo, en los jefes de familia.
· Chicho: Es el "artista incomprendido de la familia". Dice componer tangos, pero en realidad holgazanea todo el día. Poco afecto al trabajo, su accionar se enmarca en la esfera mente, ya que es él el ideólogo de todas las conspiraciones urdidas para acabar con la Nona. Es melancólico -característica típica de los artistas del tango-, mentiroso, pícaro e ingenioso. En su afán por escapar al trabajo propone que la Nona realice las actividades más inverosímiles. Es el único personaje que decide acabar a sí mismo con su propia vida: frente a la imposibilidad de aniquilamiento de la Nona, se pega un tiro.
· María: Único miembro familiar que no pertenece a los lazos consanguíneos maternos ni paternos de los Spadone. Es la esposa de Carmelo. Práctica, trabajadora y organizada, gira a su alrededor la armonía familiar. Ante el indeclinable avance de la Nona y sin nada más que perder, decide marcharse de la casa. No es, en sentido directo, víctima de la Nona ya que conserva su integridad física; pero sí lo es frente a todo lo perdido.
· Anyula: Es un personaje sometido en tanto no posee las posibilidades económicas ni la personalidad necesaria para independizarse. Ha vivido toda la vida allí y su función es la cooperar con todos los miembros de la familia. Representa a la típica tía solterona de las familias de inmigrantes; no "es" sino en función de los otros. Está resignada a ello y en su carácter no hay sobresaltos: callada, sombría, humilde y trabajadora. Muere por error, ya que el veneno no estaba destinada a ella sino a la Nona; por ende se transforma en otra de sus víctimas.
· Martita: Es el personaje más joven de la casa. Aficionada a las salidas nocturnas, de apariencia bonita, no actúa sino en términos secundarios. Su belleza y juventud van derrumbándose hacia el final de la obra, sobre todo cuando se vuelve prostituta. La decadencia física se establece con la enfermedad y luego con la muerte. Puede establecerse aquí un importante contraste con la figura de la Nona: aunque Martita representa la belleza, la juventud, el erotismo y la sexualidad; la Nona, con su achacoso porte y su vejez, es capaz de vencerla.
· Don Francisco: Personaje exterior la familia, representa a otra de las víctimas de la Nona. No es un personaje inocente -si bien se trata de una persona mayor- ya que acepta el casamiento con la Nona para sacar provecho material -aunque fue engañado-. Se convierte en otra "carga" para los Spadone porque es víctima de un ataque que lo deja imposibilitado. Se produjo, además, su ruina económica.
Temática central
Muchas son las temáticas que el autor aborda mediante esta obra de teatro, pero la fundamental está basada en la creencia equivocada de situar a la familia como centro generador y único del desarrollo humano. El conflicto no se sitúa ni proviene de lo externo o exterior a la familia, sino que es allí mismo donde se origina: en cada uno de los personajes. La ruina familiar no está dada a partir de una mala política gubernamental; no existen crisis económicas que acarrean tal destrucción porque la devastación es interior a los miembros y se encuentra altamente arraigada a ellos: la Nona -símbolo de la tradición, de la transmisión y continuidad generacional-.
Recursos estilísticos
El autor apela al humor y al grotesco. El primer caso se explicita en las acciones llevadas a cabo durante el Primer Acto. Aquí la figura de la Nona representa la candidez e ingenuidad -cuando ésta se pierde en el Ital Park y reaparece con una manzanita en la mano-; cuando Chicho propone actividades que no condicen con la edad de la Nona: desde traductora de italiano a yiro; cuando don Francisco cree tocar el cielo con las manos pensando que Martita es la candidata; cuando en medio del festejo familiar que cierra este Acto, la Nona cree brindar en el marco del Año Nuevo; etc.Lo grotesco surge, sobre todo, en el Segundo Acto. Cabe recordar que aquí la Nona metamorfosea su figura "de abuela" en la de un monstruo capaz de devorarlo todo a su paso. La parálisis de don Francisco, la hipoteca de la casa, el desprendimiento de los electrodomésticos, la muerte errónea de Anyula contribuyen a crear un ambiente grotesco y, sin embargo, cruel.
Roberto Cossa se vale, para ello, del lenguaje. Éste está cargado de fuerza; irremediablemente, las expresiones se transforman en acción.
Espero que el análisis cubra tus expectativas. Es breve, si se condidera que se trata de una obra compleja.
Respuesta

Gracias si me sirvió el resumen....

Respuesta

¿Causa de los problemas económicos de la familia?

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas