Sobre la conservación de los alimentos

Mi duda está referida a la conservación de alimentos, más concretamente hacia la forma en que debemos conservarlos. Me explico: ¿Es mejor cerrar bien un bote de mayonesa, tomate, pimientos... o es preferible dejarlo flojo para impedir la creación de un ecosistema bacteriano?
Muchas gracias.

6 respuestas

1
Respuesta de
Hola lloben!
Te transcribo parte del texto de una web informativa de todo el tema de conservación de alimentos donde pone que hay que conservarlos bien tapados, dice así:
"Cuando no se utiliza todo el producto, se transvasará el resto a otro recipiente y se guardará en lugar fresco, tapado y al abrigo de la luz.
Las conservas envasadas en vidrio, no son de mejor calidad (aunque si suelen ser más caras) ya que están empobrecidas en vitaminas por estar alteradas por la luz."
La web (por si quieres más información al respecto) es esta: http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/conservacion6.htm
Espero te haya servido de ayuda,
Imma.
Añade un comentario a esta respuesta
1
Respuesta de
Bueno, lo que yo te recomiendo es que, los alimentos que tienen conservadores químicos como mayonesa, para que tengan más vida es cerrarlos bien y meterlos al refrigerador,,, si están fura del refrigerador es mejor conservarlos con un poco de ventilación pero en sitios frescos y cecos, porque ya sabes que la humedad con el calor no es bueno para conservar los alimentos en buen estado,,, espero haber contestado tu pregunta, lo hago como experta de la cocina, más no científica,,,
SALUDOS
De acuerdo, muchas gracias.
Todo depende de lo que tu quieras, en el caso de mantener el alimento en buen estado, es mejor guardarlo al vacío, es decir, con el menos aire posible, ya que el aire permite que las bacterias se desarrollen más rápidamente,,, ademas de que, en algunos alimentos, como las galletas, cereales, granos, el aire los ablanda,,, espero haberte ayudado, saludos
Añade un comentario a esta respuesta
1
Respuesta de
Si es a la intemperie abierto se descomponera más rapido abierto, pero de cualquier forma el factor más importante es la temperatura,
si esta en heladera estará protegido abierto o cerrado
De acuerdo, muchas gracias por tu ayuda.
El trabajo está muy bien, no lo discuto, pero no responde a mi pregunta: ¿Es mejor dejar un alimento cerrado herméticamente, con aire, o, por el contrario, es mejor dejarlo abierto?
Conservación de alimentos
Introducción
Desarrollo
Conclusiones
Bibliografía
Introducción
Este trabajo está hecho con la finalidad de aprender y a la vez enseñar a alumnos que nos preparamos para cumplir con la Etapa Básica.
En este trabajo, trataremos del Procesado y conservación de los alimentos, mecanismos empleados para proteger a los alimentos contra los microbios y otros agentes responsables de su deterioro para permitir su futuro consumo. Los alimentos en conserva deben mantener un aspecto, sabor y textura apetitosos así como su valor nutritivo original.
Aspiramos que este trabajo sirva de ayuda y método de aprendizaje y de conocimiento.
Desarrollo
¿En qué consiste la conservación de los alimentos?
Es el conjunto de procedimientos y recursos para preparar y envasar los productos alimenticios, con el fin de guardarlos y consumirlos mucho tiempo después.
Señale algunos alimentos que requieran de alguna técnica de conservación para mantener en buen estado por un tiempo determinado.
Las carnes, las leches y sus derivados, las frutas y los vegetales requieren de la técnica de congelación que consiste en almacenar los alimentos a temperaturas que varían de 0ºC a 4ºC, esta temperatura no destruye a los micro organismos, pero impiden su reproducción.
¿Qué objetivo persigue la conservación de los alimentos?
El objetivo de la conservación de los alimentos es evitar que sean atacados por microorganismos que originan la descomposición, y así poder almacenarlo, por más tiempo.
Clasificación de los alimentos de acuerdo a su tiempo de duración. Defina cada uno de ellos.
Según el tiempo de duración, los alimentos se clasifican en:
Alimentos Perecederos: Son aquellos que se descomponen fácilmente, como la leche, las carnes, los huevos y las verduras.
Alimentos semi-perecederos: Son aquellos que permanecen exentos de deterioro por mucho tiempo. Ejemplo de ellos son las papas, las nueces y los alimentos enlatados.
Alimentos no perecederos: No se dañan fácilmente. Ejemplo de ellos son las harinas, las pastas y el azúcar.
Mencione los usos y la importancia de las técnicas de la conservación de los alimentos.
La nevera: en la nevera se conservan por más tiempo los alimentos naturales e industrializados.
Los aditivos químicos: es importante usar los aditivos químicos, porque ayudan a prevenir el desarrollo de los microorganismos
Los lácteos: muchos alimentos como la leche y sus derivados presentan una fecha de vencimiento que debemos tomar en cuenta, ya que un alimento descompuesto pierde su valor nutritivo y tiene mal olor y sabor.
Ventajas y desventajas de la conservación de los alimentos.
Ventajas: Conservar los alimentos es lograr mantenerlos durante largo tiempo, bajo ciertas condiciones que nos permitan consumirlos en cualquier momento, sin que causen daño a nuestra salud.
Desventajas: La alteración de un alimento depende en gran parte de su composición, del tipo de microorganismo que intervienen en su descomposición y de las condiciones de almacenamiento o conservación.
Nombre y defina cada una de las técnicas de conservación de alimentos.
La congelación: Consiste en almacenar los alimentos a temperaturas que varían entre 0ºC a 4ºC. Estas temperaturas no destruyen los microorganismos
La desecación o deshidratación: Consiste en eliminar el agua por medio del aire o del calor, puede ser natural o por medio del calor del Sol y se utiliza en el secado de granos como el café; artificial, en el cual se utilizan aparatos evaporizadores, donde se someten a temperatura, que varían entre 68ºC y 74ºC y se exponen a una corriente de aire.
El concentrado del azúcar: Consiste en agregar azúcar a preparados de frutas, evitando la oxidación del fruto, ya que impide que entre en contacto con el oxígeno del aire, por otra parte, cuando la concentración del almíbar es alta, se mantiene la firmeza del producto.
El encurtido: Varía dependiendo de los alimentos, en el caso del avinagrado. Consiste en colocar el alimento previamente en una solución de agua con vinagre. Ejemplo de ello lo constituye el escabeche, los encurtidos de zanahoria, cebollas, etc.
Aditivos químicos: Consiste en incorporar a los alimentos sustancias químicas como ácidos y sales para prevenir el desarrollo de microorganismos y para cambiar las características físicas de los alimentos.
La salación o adición de sal: Consiste en salar pescados y otros alimentos para matar los gérmenes que puedan dañarlos, ya que la sal actúa como antiséptico cuando se emplea en determinadas proporciones. En este caso del pescado salado.
Conclusiones
Hay muchos agentes que pueden destruir las peculiaridades sanas de la comida fresca. Los microorganismos, como las bacterias y los hongos, estropean los alimentos con rapidez. Las enzimas, que están presentes en todos los alimentos frescos, son sustancias catalizadoras que favorecen la degradación y los cambios químicos que afectan, en especial, la textura y el sabor. El oxígeno atmosférico puede reaccionar con componentes de los alimentos, que se pueden volver rancios o cambiar su color natural. Igualmente dañinas resultan las plagas de insectos y roedores, que son responsables de enormes pérdidas en las reservas de alimentos. No hay ningún método de conservación que ofrezca protección frente a todos los riesgos posibles durante un periodo ilimitado de tiempo. Los alimentos enlatados almacenados en la Antártida cerca del polo sur, por ejemplo, seguían siendo comestibles al cabo de 50 años, pero esta conservación a largo plazo no puede producirse en el cálido clima de los trópicos. Además del enlatado y la congelación, existen otros métodos tradicionales de conservación como el secado, la salazón y el ahumado. La desecación por congelación o liofilización es un método más reciente. Entre las nuevas técnicas experimentales se encuentran el uso de antibióticos y la exposición de los alimentos a la radiación nuclear.
Bibliografía
Enciclopedia Encarta 2001.
Guías de Alimentación para Venezuela del niño y del adolescente. Ministerio de la Familia. Fundación CAVENDES.
Mayonesa casera
Ingredientes:
1 Huevo
Aceite
Sal
Vinagre
Preparación:
Agregar el huevo en la licuadora, cuando esté licuando, agregar el aceite
En forma de hilo hasta espesar.
Agregar sal al gusto y una cucharadita de vinagre
LOYO Luis
PEROZO Angel
barbozaelizabeth@hotmail.com
Añade un comentario a esta respuesta
1
Respuesta de
Para conservar los alimentos en buen estado se deben comprar en el orden inverso a la rapidez con que se alteran. Es decir, comenzar por las conservas y los alimentos envasados en general; continuar sucesivamente por los cereales y derivados, verduras y hortalizas, frutas, carnes, huevos, embutidos y quesos, productos lácteos frescos y pescados; para acabar con los congelados.
Cada tipo de alimento es necesario que esté envuelto de manera que quede aislado de los otros. De esta forma evitaremos que un alimento se impregne con los olores de otros y, al mismo tiempo, que eventualmente se contaminen entre ellos. Igualmente, cuando se guarden los alimentos para transportarlos al domicilio, es conveniente que los más sólidos se sitúen más profundamente en las bolsas, cestas de la compra o carros y encima los más frágiles.
La mayoría de los alimentos frescos se deben conservar en temperaturas que oscilan entre los 2º y los 7ºC, ya que dentro de este intervalo los procesos metabólicos de los tejidos y la reproducción de los microorganismos se producen tan lentamente que, hasta un cierto tiempo, los productos no se alteran.
El pescado se ha de conservar en las zonas más frías del frigorífico ya que se deteriora con especial rapidez. Aún así, no puede garantizarse que se mantenga en buen estado más de 24 horas. De esta forma, es aconsejable comprar únicamente el pescado que se va a consumir el mismo día. Naturalmente el pescado debe guardarse limpio de vísceras y escamas.
La carne, cuyo deterioro es también rápido, hay que conservarla en las zonas más frías y debe ser consumida antes de 48 horas de haberla comprado. Es aconsejable desenvolverla del papel de venta y envolver cada unidad por separado en papel de aluminio o celofán. De esta forma se refrigerará más rápidamente y su conservación será optima. Los cortes grandes se conservan durante más tiempo que los pequeños. Esta es la razón por la que la carne picada o troceada es aconsejable comprarla el misma día que será consumida. Esta recomendación es válida para las vísceras.
Los huevos se deterioran mucho más lentamente, por lo que convienen guardarlos en la nevera en su zona destinada. De esta forma pueden conservarse hasta tres semanas.
La leche pasteurizada, el yogur y los quesos frescos deben guardarse en la nevera. El tiempo máximo de conservación de la leche pasteurizada y los quesos frescos es de unos tres días.
Los quesos secos es preferible guardarlos fuera de la nevera, así conservan mejor su aroma, textura y sabor, al mismo tiempo se evita que otros elementos guardados en la nevera se impregnen con su olor. También es aconsejable guardarlos dentro de campanas de cristal, plástico o metal, o bien envueltos en papel de aluminio. De la misma forma, los embutidos no necesitan nevera. Si que la necesitan los embutidos cocidos (jamón dulce, mortadela y fiambres).
La frutas maduras y las verduras deben conservarse en la nevera en las zonas menos frías, que en general son los cajones. En estas condiciones el tiempo máximo de duración oscila entre dos y siete días, según el tipo de alimento de que se trate. Así, por ejemplo, las fresas, cerezas, higos y las verduras de hoja verde se conservan dos o tres días; los albaricoques, los plátanos, los melocotones, la uva, las ciruelas, las peras, los tomates, las zanahorias y las berenjenas, de tres a cinco días; y las manzanas, el melón, las naranjas y la piña, hasta un máximo de seis-ocho días.
Los paquetes de cereales y derivados, de legumbres, de azúcar y de sal hay que guardarlos en lugares secos y frescos. Una vez abiertos, su contenido, al igual que los frutos secos, ha de conservarse en recipientes aislados, por ejemplo en botes de cristal, a fin de preservarlos del calor, la humedad y la contaminación de pequeños insectos.
Bueno, la respuesta no es mala, pero no se ajusta mucho a lo que yo cuestioné...
He de decir que me ha gustado mucho leer lo que has escrito, porque he aprendido varias cosas, pero deberías haberte centrado en la pregunta que te hice.
Un abrazo.
Añade un comentario a esta respuesta
1
Respuesta de
Hola, gracias por preguntar.
Bueno, lo mejor siempre es conservar los alimentos perfectamente tapados, porque si piensas que se puede formar un ecosistema bacteriano, entonces permites la entrada a fauna nociva y esa es mucho peor, ya que ellos no solo son los animales, pero además las toxinas que dejan, por eso es importate hacer caso de las fechas de caducidad, utilizar los productos más viejos lo antes posible y siempre antes que los nuevos, manter tus áreas limpias y desinfectadas.
Los "ecosistemas bacterianos" como tu los llamas, los respiramos todos los días, contra eso estamos protegidos y hasta en convivencia diaria, pero la fauna nociva es la que puede tronar fácilmente nuestros alimentos.
Suerte y buen provecho
Añade un comentario a esta respuesta
1
Respuesta de
Por supuesto es mejor cerrarlo bien ya que lo que se tiene que evitar es el contacto con el oxigeno que es lo que usan la mayoría de las bacterias para desarrollarse.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas de los temas GastronomíaSaludNutrición y dietasEndocrinología o hacer tu propia pregunta: