Como calcular una nómina

Me gustaría saber como se calcula una nómina.

En plan

Salario base+pluses=A

extras+dietas=B

a+b=c

retención seg social ......

1 respuesta

1
Respuesta de

Hola, Almu_mu, voy a intentar responderte...

La nómina se compone básicamente de dos tipos de conceptos: Devengos y deducciones.

Entre los devengos, tienes los conceptos salariales que vas a cobrar, y en las deducciones, los descuentos que vas a soportar.

Los devengos se componen de retribuciones fijadas en convenio colectivo o en pacto individual, de carácter fijo o esporádico, como pueden ser el salario base, los complementos, los gastos de viaje, horas extra, etc... Para conformar el bruto, da igual como se llamen, si complemento H, si salario Base, o plus de transporte. Todo va a ir a sumar a los devengos, la única diferencia que existirá después será a efectos fiscales o de la Seguridad Social, para conformar las deducciones.

La dificultad de determinar el bruto viene en el cálculo derivado de los pactos, ya que debes saber si la persona tiene derecho a trienios, por ejemplo, a premios pactados, pluses, etc... Hay convenios que te sorprenderían en este aspecto, y que marcan que el plus de transporte debe cobrarse únicamente los días en que existe trabajo efectivo (por lo que si un trabajador se encuentra mal y no va a trabajar un día, no lo cobrará, al igual que no lo cobrará en vacaciones).

Una vez tienes el bruto calculado, debes aplicar las deducciones correspondientes. Las deducciones vienen principalmente por dos vías: Seguridad Social e IRPF.

Para calcular la base de cotización de Seguridad Social, debes sumar todos los conceptos brutos y restarle los importes exentos de cotización. Los importes que están exentos y que no deben cotizar (ojo, están exentos hasta un límite), están relacionados en el artículo 109.2 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, modificado recientemente por el Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio. Entre ellos, podemos destacar las dietas y gastos de viaje hasta el máximo establecido reglamentariamente o las indemnizaciones por despido o fallecimiento, por ejemplo (tienes el artículo completo en http://goo.gl/PL84Y). Por poner un ejemplo, los gastos de kilometraje del trabajador están exentos hasta un límite de 0,19 € por kilómetro en sus desplazamientos laborales, debiendo incluir el resto de importe percibido en la base de cotización. El plus de transporte, por su parte, está exento hasta un 20% del IPREM, y lo que exceda de este importe debe cotizar.

Es importante también saber que si existen retribuciones en especie (vivienda o coches de empresa, por ejemplo), también deben ser incluidas en la base de cotización según lo establecido reglamentariamente (un 5 o 10% del valor catastral en el caso de vivienda), así como los importes proporcionales de las percepciones salariales de devengo superior al mes (pagas extra).

Esta base de cotización debe estar comprendida entre los máximos y mínimos de cotización, que son para 2012 de 3.262,50 € y de 748,20 € respectivamente. Puedes consultar estas bases en http://goo.gl/DMdDE.

Una vez tienes todo esto, debes aplicarle a la base resultante los porcentajes adecuados según el tipo de contrato que tenga el trabajador o trabajadora, a saber:

Contingencias comunes: 4,7%

Desempleo: 1,55% para trabajadores fijos 1,60% para trabajadores temporales.

Formación profesional: 0,10%

Estos porcentajes también puedes encontrarlos en el enlace http://goo.gl/DMdDE.

Es decir, para un trabajador cuya base de cotización sea de 1.000 € y tenga un contrato indefinido, tendrías que descontarle en este concepto un 6,35%, o lo que es lo mismo, 63, 50 €. Para un trabajador con contrato de duración determinada, tendrías que descontarle un 6,4%, es decir, 64 €. A esto debes añadir una cotización a mayores por las horas extra si el trabajador las ha percibido en el mes en curso. Esta cotización será del 2% si son horas extra de fuerza mayor o del 4,7% si son horas normales.

Además de estos descuentos de la Seguridad Social, tendrías que aplicar los descuentos de IRPF. El porcentaje de IRPF a descontar tiene un algoritmo más complicado que el de la Seguridad Social, básicamente vas a tener una base imponible, que la forman todos los conceptos no exentos de tributación, y sobre esa base vas a aplicar las reducciones a las que tenga derecho el trabajador, para llegar a tener finalmente una base liquidable. Esa base liquidable te dará un porcentaje de IRPF que debes aplicar sobre el bruto (y sobre las percepciones en especie, ojo, que aunque no se ingresen al trabajador, la Agencia Tributaria sí las tiene en cuenta), y ese importe es el que debes deducir de la nómina. El porcentaje de IRPF puedes estimarlo online con una herramienta de la propia Agencia Tributaria, que puedes encontrar en http://goo.gl/IpvMh.

Finalmente, teniendo el bruto (los devengos) menos el importe de la Seguridad Social y los descuentos de IRPF (deducciones), te da el líquido que debe percibir el trabajador).

Esta sería una explicación generalista de lo que va en la nómina, si tienes alguna duda en concreto, puedo centrar más el tiro.

Un saludo.

Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje