¿Tuve un sueño demasiado aterrador?

Desde hace días he experimentado sensaciones extrañas al dormir. Duermo, comienzo a soñar con algún escenario o persona. Al despertar siento como si una parte de mi continuara ahí, ayer soñé que había un chico en mi sueño y al despertarme rápido sentí haber visto una silueta parecida a en la sala.

No precisamente sentí temor alguno, solo lo sentí ayer. Ahorita tuve un sueño que me asusto más, en ese sueño no salí yo, solo era como si yo viera todo en tercera persona, como si viera una película. Una casa enorme, donde al parecer una madre vive con su hija de unos 12 años. La madre estaba casada nuevamente con alguien más, pero dentro del mismo sueño recuerdo que la madre tenia ciertas manías religiosas y que la hija estaba perturbada, y revelaba un plan de cortarse, hacerse daño y culpar al esposo de la madre, al parecer el la había lastimado. Repito, sentí que fuera una película de miedo que yo estuviera viendo. La casa y ciertas cosas me parecían familiares, como si yo conociera eso.

Últimamente me he sentido muy sensible en la noche y honestamente desconozco que pueda ser la verdad. El ultimo sueño me aterrorizo enormemente, sentí demasiado mal por parte de ese niña, no se si ella estuviera poseída pero sentí haberme enfrentado con eso.

No se que suceda, pero no me gustaría volver a experimentar eso.

4 Respuestas

Respuesta

El mundo de los sueños a menudo es confuso y dependiendo de como despiertas puede ser que queden retazos de lo que habías soñado, puede ser que están intranquila por cualquier momento o situación que estés atravesando y eso haga que tus sueños están más alterados.

Intenta no hacer cosas que te alteren antes de dormir, no tiene porque pasarte de nuevo

Respuesta

Tu estas viendo sueños reales que te permiten entrar en otra dimensión y logra que ellos estén al lado tuyo y cuando llegas ellos te custodian hasta tu despertar.

Sino te gusta lo que sueñas o no quieres recordar nada me avisas y te digo que deberás realizar.

Respuesta

Así es la mente te juega unas y otras, ¿estas pasando por algún periodo de estrés o ansiedad?

Respuesta

Definición: Los pensamientos o las imágenes mentales de una persona mientras duerme. En la Biblia se hace mención de sueños naturales, sueños procedentes de Dios y sueños que tienen que ver con la adivinación. (Job 20:8; Números 12:6; Zacarías 10:2.)

¿Qué han aprendido acerca de los sueños los investigadores?
“Todo el mundo sueña,” dice The World Book Encyclopedia (1984, tomo 5, pág. 279). “La mayoría de los adultos sueñan por unos 100 minutos durante ocho horas de sueño.” De modo que los sueños son una experiencia humana normal.
El doctor Allan Hobson, de la Facultad de Medicina de Harvard, dijo: “Son estímulos ambiguos que pueden interpretarse de cualquier manera, según la predisposición del terapeuta. Pero su significado se da según el punto de vista del interesado... no lo da el sueño mismo”. Al informar sobre este tema, la sección científica “Science Times” del periódico The New York Times añadió: “Dentro de la escuela que atribuye gran valor a los sueños, existen muchos enfoques en lo que toca a descifrar el mensaje sicológico de un sueño, cada uno reflejando diferentes puntos de vistas teóricos. Un freudiano le hallará a un sueño cierto tipo de significado, mientras que un seguidor de las ideas de Jung le hallará otro, y un gestaltista le hallará otro más. [...] Pero la idea de que los sueños tengan algún significado sicológico es objeto de intenso ataque por parte de los neurocientíficos” (10 de julio de 1984, pág. C12).

Te animo a meditar en el consejo de Jesús cuando señaló cuál es la clave de la verdadera felicidad, puede cambiar nuestra manera de ver las cosas. Dijo: “Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual” (Mateo 5:3). Solo seremos verdaderamente felices si damos los pasos para satisfacer nuestra mayor necesidad: la sed de saber la verdad sobre Dios y sobre su propósito para nosotros. Esa verdad se encuentra en la Biblia, y conocerla nos ayuda a determinar lo que es realmente importante y lo que no. Cuando dejamos que la Biblia guíe nuestras decisiones y nuestros actos, la vida cobra más sentido. Fíjate como en otra ocasión afirmó: Pero él dijo: “No; más bien: ¡Felices son los que oyen la palabra de Dios y la guardan!”. (Lucas 11:28).

Tomando en cuenta las sugerencias antes descritas podrías evitar caer en la situación que describes de tu sueño.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas