¿Infección Primaria por VIH se tiende a confundir con otras infecciones?

Soy una persona Bisexual, ya he tenido varias veces síntomas que suelo confundir y alarmarme por que me da dolor de garganta fiebre ganglios inflamados hasta diarrea etc etc, he leído que cuando es infección de garganta con pus y se hinchan las amígdalas no es síntoma de vih, alguien conoce más del tema, hago controles de vih cada 3 o 6 meses, el lunes hice mi ultimo control (negativo), y me dieron estos síntomas viernes, sábado, domingo y ya hoy lunes mejorando, tome azitromicina y naproxeno para la hinchazón de amígdalas, pero uno no deja de pensar en un posible contagio, creo que soy un poco hipocondríaco, pero vale la pena preguntar.

¿1 Si las las amígdalas se hinchan y les sale pus es otro tema?

2 El sexo oral sin eyaculación y sin rupturas en la boca, puede trasmitir el vih, en muchos portales y médicos la mayoría dice que no, ¿pero hay otros que si?

¿3 los ganglios linfáticos luego de una amigdalitis pueden seguir inflamados?

1

1 Respuesta

1.005.600 pts. Somos el Servicio Multicanal de Informacion sobre VIH /...

La única manera de saber si está infectado o no, es realizando una prueba del VIH.

Podemos proporcionar información acerca del riesgo, pero a menos que éste sea cero (como sucede a veces), tendrá que efectuar la prueba para responder a esta pregunta.

La prueba es fácil y gratuita en España.

Si le preocupa haber estado en una situación de riesgo, como le sucede a millones de personas, lo mejor es que simplemente realices un test.

La mayoría de las personas no son conscientes de haberse infectado, precisamente porque los posibles síntomas son inespecíficos y compartidos por otras mucha infecciones de la vida cotidiana.

No existen síntomas específicos cuya presencia permita confirmar por sí misma la existencia de infección por el VIH.

El diagnóstico definitivo de la infección solo puede establecerse por métodos de laboratorio, ya que en ningún caso las manifestaciones clínicas son lo suficientemente específicas.

El VIH, puede en algunas ocasiones, a partir de los 7/10 días del contacto y durante las primeras semanas, ocasionar un cuadro gripal leve.

Los síntomas de este cuadro, son inespecíficos, es decir compartidos con multitud de infecciones, pueden durar de unos pocos días a unas pocas semanas.

Esto de debe a que en el primer momento de la infección, el virus se replica rápidamente sin problemas, ya que no existen anticuerpos específicos en el organismo, que los combatan.

Desaparecen en cuanto el cuerpo comienza a generar anticuerpos, que hacen que la carga viral baje.

Las personas generan anticuerpos a una velocidad distinta unas de otras, algunas ya los poseen a la 2ª / 3ª semana, estadísticamente sabemos que la gran mayoría (95%) ya los han generado a las 8 semanas, pero se alarga el tiempo hasta los tres meses (12 semanas), en que se considera que un negativo de una prueba de detección de anticuerpos es definitiva y concluyente.

Si la prueba es de 4ª generación, el negativo será definitivo a los 45 días de la última exposición.

Ni la presencia de síntomas confirma el diagnóstico de infección por VIH, ni su ausencia lo descarta. Esto sólo lo hace la prueba.

Sería tras una media de 8-10 años (sin tratamiento) cuando podrían aparecer los siguientes síntomas: una pérdida de peso superior al 10%, fiebre persistente o sudoración nocturna durante más de un mes, diarrea crónica durante más de un mes y fatiga persistente y aguda y aparición de enfermedades oportunistas (neumonías, tuberculosis, sarcoma…). Sin embargo, ni la presencia de estos síntomas confirma el diagnóstico de sida, ni su ausencia lo descarta. Hay que hacer la prueba.

Los ganglios linfáticos se pueden inflamar a causa de una infección, afecciones inflamatorias, un absceso o cáncer. Otras causas del agrandamiento de los ganglios linfáticos son raras. La infección es de lejos la causa más común de este problema.

Cuando se presenta una inflamación súbita y dolorosa, usualmente la causa suele ser una lesión o una infección, pero si el agrandamiento es gradual e indoloro, puede ser el resultado en algunos casos de cáncer o tumor.

En la práctica de sexo oral, sin preservativo, se pone en riesgo de transmisión del VIH, la persona activa, es decir quien pone la boca en los genitales de la pareja. Los fluidos sexuales, pueden atravesar la pared mucosa que recubre el interior de la boca, aunque ésta no tenga lesiones. El hecho de que haya lesiones, facilita el paso del virus.

La persona pasiva, quien lo recibe, no tiene riesgo de VIH, ya que la saliva no tiene capacidad infecciosa.

En el caso del cunilingus, sexo oral a una mujer, el riesgo es casi nulo, ya que es difícil que el fluido vaginal o cervical, lleguen a la boca (salvo que haya restos de sangre menstrual).

En el caso de sexo oral a un hombre, felación, cuando no hay eyaculación en la boca, el riesgo evidentemente es mucho menor, de hecho es más teórico que real, pero no podemos descartar la presencia del líquido preseminal que puede arrastrar alguna cantidad de semen, aunque sea pequeña. (Si no hubiese semen ni líquido preseminal, no habría riesgo, aunque es difícil de determinar con seguridad)

Cuando hay eyaculación en la boca, el riesgo es mucho mayor y si hay lesiones en la mucosa bucal, aumenta todavía más.

No obstante, hay que saber que la saliva (el semen, el flujo vaginal y el preseminal) si puede transmitir otras ITS (Infecciones de Transmisión Sexual), como: sífilis, gonorrea, herpes, clamydia… que además, son mucho más transmisibles que el VIH.

Un saludo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas