Tengo un problema con el olor

Recurro a este sitio porque ya no sé qué más hacer... La situación ya me es insostenible.

El comienzo del problema se remonta a hace 4 meses, en Junio, cuando casi estaba acabando el curso. Veréis, en el sitio en el que vivo hace muchísimo calor, y como aún somos estudiantes, no nos queda más remedio que pasar 6 horas apiñados en un espacio cerrado y sudando. Yo jamás he tenido ninguna preocupación sobre este tema, hasta que mis compañeras empezaron a quejarse del mal olor que había en clase, decían que había gente que no se duchaba y pasaban todo el día hablando sobre el tema.

Claro, no me echaban la culpa a mí, sino a otros compañeros de clase, que según ellas tenían la culpa. Decían que yo no era. Pero a partir de ahí empecé a estar más pendiente del olor, a veces notaba que me miraban (o esa sensación me daba) y a sentirme increíblemente incómoda en clase por si era yo la que olía.

Tuve unas dos últimas semanas de curso horribles porque en el instituto olía fatal fuese donde fuese, las quejas de mis compañeros seguían y yo ya estaba convencida de que era yo. Incluso salía entre clase y clase a echarme desodorante en todas partes de mi cuerpo por si acaso. El tema era que cuando volvía a casa, agobiada y llorando, la ropa no me olía mal, y yo tampoco. Nada en mí se parecía a la peste del instituto de la que yo me creía responsable (ni siquiera la mochila).

Por fin acabó el curso y pensé que ya estaba, que mi "obsesión" (como la llamaba mi madre) se me pasaría durante el verano. Pero fue a peor, y a peor, y a peor.

Ya no estaba cómoda con la gente, ni siquiera con mi propia familia, porque seguía notando un olor extraño y me daba vergüenza lo que pensaran de mí. Me duchaba casi todos los días dos veces (incluso tres) y aun así no lo creía suficiente.

La gente a la que se lo contaba (porque necesitaba opinión y ayuda más que nada) me decía que ellos no notaban nada, que todo estaba en mi cabeza, que no era verdad, que empezaba a tener casi un problema psicológico... Pero yo no les creía. Aunque fueran mi madre o mis mejores amigas podían decirme que no olía nada para no hacerme sentir mal, así que nunca acabé creyéndoles.

Probé diferentes jabones, aceites corporales, desodorantes, suavizantes de ropa y colonias, pero al cabo de unas horas volvía a no sentirme cómoda y a querer ducharme otra vez.

En fin, escribo esto porque esta semana ha empezado el curso, y la situación ya es insoportable para mí. Sigo notando un fuerte olor que no sé de dónde viene y sigo sin saber qué hacer. Hace calor y somos 38 personas en clase. Y me siento mal. Me siento mal por las amigas que se sientan a mi lado por si no están cómodas (ellas siguen diciendo que bueno, que es normal sudar y oler a nuestra edad porque al fin y al cabo tenemos 16 años y nuestras hormonas están revolucionadas, pero que yo NO huelo, que NO me preocupe y que lo que pienso NO es cierto). Me siento mal por los profesores que tengo justo en frente por si les molesta algún olor. Me siento mal cuando pregunto y por la persona a quien pregunto. Me siento mal por mi madre y mi hermana porque ya no saben cómo decirme que estoy loca. Y sobre todo me siento mal conmigo misma.

Creo que el tema me está consumiendo. Afecta a mi estado de ánimo, mi concentración, mis relaciones sociales...

En serio ya no sé qué hacer. Ahora mismo tengo la sensación de que de donde proviene el olor es la ropa, y pongo alrededor de 3 lavadoras al día. Aun así en el instituto acabo teniendo la misma sensación de siempre a pesar de que me ducho, pongo desodorante y colonia antes de ir todos los días... Cuando no creo que la camiseta me huele muy fuerte a colonia, creo que soy yo porque sudo. Y cuando no sudo, creo que es el pantalón que llevo, o los zapatos... Siempre estoy muy pendiente de los gestos de los demás por si me confirman que soy yo, así que un gesto tan simple y común como llevarse la mano a la nariz hace que me entre la paranoia y quiera que me trague la tierra.

Este año las compañeras que antes se quejaban por el olor se sientan detrás mía, lo que me pone aún más nerviosa, pero aún no han habido quejas y siguen eligiendo el mismo sitio en cada clase. Imagino que si oliese no se pondrían ahí, pero no sé.

Mientras que en el instituto me siento de esa manera, en cuanto llego a casa me siento perfectamente limpia y normal. Por eso me han planteado que podría ser alguien de mi alrededor. Pero cuando busco ese olor, nunca lo encuentro. Ni en mí ni en mis amigos. ¿Pero siempre está ahí? Me desespero...

Siento que esto esté quedando tan largo, pero son todas las cosas que no he podido decir por vergüenza o miedo.

No sé qué es lo que puede pasar. ¿Estoy loca? ¿Qué hago?

Ya he leído que puede ser un trastorno por una contusión, un derrame, un tumor cerebral... Pero nunca he tenido nada de eso, que yo sepa.

Así que por favor, toda ayuda es bienvenida.

2

2 Respuestas

1.217.165 pts. Buenos dias para todos.

Es mucho tiempo, y ya, deberías haber ido de un medico, eso es lo indicado. Hay problemas que no son como el tuyo, en que la gente huele por ej. determinado aroma, etc, eso se debe tratar. No se puede indicarte nada de lejos, te tiene que ver primero, un medico clínico, o general, como se llame allí, si necesitas otro especialista, el te derivara, si todos te dicen que no tienes problema de olor, entonces solo quedan dos alternativas parece, o que sea uno de esos problemas que son físicos pero se pueden tratar, o es algo psicológico, y también se puede tratar.

133.375 pts.

Lo que te recomiendo es que cortes este círculo vicioso. No pienses ni hagas nada al respecto, excepto que llegado el caso veas algo racional a hacer.

Sencillamente abandona el tema, no lo comentes, ni hagas nada como poner supuestos remedios irracionales.

Piensa que has perdido la objetividad en este tema, y también te recomiendo ejercitar la virtud de la obediencia; y hazle caso a tu madre, que ya te ha dado su opinión.

Piensa que si alguien tiene ese problema lo normal será ponerle un remedio dentro de lo racional, no irracionalmente trastocándolo todo y considerándolo como lo más importante del mundo a lo que tiene que estar todo supeditado.

Te ayudará con todo esto el tener un comportamiento ordenado, es decir, todo dirigido al bien, a la verdad, a Dios; no dirigido, por el contrario, desordenadamente a la vanidad, etc.

Piensa en hacer el bien con tu vida, y esto, con la gracia de Dios, podrá hacer que te sobrepongas al orgullo y la vanidad.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas