Me siento triste enojada. Relegada. Poco apreciada...

Mi marido tuvo una relación extramarital de la cual decidí seguir con el .pero la confianza no regreso.. Menos que se que el sigue teniendo relación con ella porque estudian una carrera en línea y hacen equipo para tareas .no la deja a pesar que yo le dije que cortara toda relación .. ¿Por qué? ¿Se identificara más con ella? Me siento insípida y que no puedo llenar eso que busca en ella

1

1 Respuesta

109.475 pts.

No vivas para ti misma. Nada te impide pensar en hacer el bien, que es lo que te recomiendo, y ayudar a tu marido a lo mismo. Con esto podrás brindarle algo que pueda prevenir una posible infidelidad en su origen.

Si ebntiendo su punto de vista en cuanto a apoyarlo    pero siento que no puede de alguna manera dejarla   lei uno de sus mensajes con ella hablarse de mi amor y un beso de despedida.  Es correcto esto?? Hago notar que el es cariňoso y atento conmigo pero me pone mal que no le ponga un alto a sus formas de sus saludos y despedidas

Lo que te puedo decir es que las cosas no mejoran desde la superficie. Si por ejemplo él se está dejando llevar por lo fácil, y no tiene otras motivaciones, pues si tú le dices que no le diga, o que no deje que le digan eso, pues quizá lo entienda, pero quizá le sea difícil el llevarlo a cabo. Por eso te decía que hicieras el bien de verdad (no se trata simplemente de apoyarlo, y menos en lo malo), y lo ayudes a él a lo mismo. Y estate en gracia de Dios, y ayúdalo a él a lo mismo; de esta manera él puede tener no solamente luz para cumplir con los Mandamientos de Dios, sino que también fuerza para llevarlo a cabo.

Mira, estamos en Cuaresma, aprovecha este tiempo. Mañana vete con tu marido a Misa. No te recomiendo empezar por hablar del tema, sino que te digo que pongas los medios. Dile por ejemplo que te vas a confesar, para así animarlo a él a lo mismo, ese día u otro. No le menciones el mensaje que leíste pienso que indebidamente. Piensa también en el bien de verdad de esa mujer.

La confianza solo la vas a recuperar si pones los medios. Si estás en gracia de Dios y ayudas a tu marido a lo mismo, y luego os esforzáis en vivir la virtud de la caridad, que es el amor de verdad. Cada persona está llamada a la santidad. Ayuda a tu marido a ser santo, y procúralo también tú.

No se trata solo de que no diga o que no deje que le digan en un momento. Son muchos los días, y hay que poner buenos cimientos.

Si vieras conveniente hablar del tema, sé siempre correcta; más que recriminar, brinda soluciones. Pero hablar del tema siempre puede ser delicado. En cambio procurar estar en gracia, y hablar de ello no lo es.

Cualquier solución sin mejorar los cimientos siempre quedaría enclenque. Yo te diría que mejores los cimientos y eso por sí solo ya mejorará muchas de las manifestaciones. No se trata de hablar mucho, sino de observar, estando en gracia de Dios, y ver la mejor manera de mejorar a tu marido, como es tu obligación, pero no solo por ti, sino que fundamentalmente por Dios. Tienes que ayudarlo a dirigirse a Dios. No te tomes su conducta personalmente, como si solo tuviera que ver contigo.

Aprovecha para mejorar todo lo mejorable, y para hacerlo todo según Dios.

Añade tu respuesta

Haz clic para o
El autor de la pregunta ya no la sigue por lo que es posible que no reciba tu respuesta.

Más respuestas relacionadas