Baja prolongada y despido improcedente

Me encuentro de baja por contingencia común por un episodio agudo de lumbalgia desde hace 11 meses. A raíz de esta afección tengo falta de movilidad y reflejos en la pierna izda. Lo que me hace arrastrar la pierna, me impide caminar con normalidad, me impide permanecer sentado en una posición normal, debiendo tener la pierna en la posición más lineal con la columna y conduzco con mucha dificultad y precaución por la falta de reflejos. El traumatólogo, tras las pruebas que me han realizado durante meses, únicamente ha encontrado desgaste y abombamiento de unas vértebras lumbares, y al comprobar que ha quedado afectado algún nervio, me ha dirigido al neurólogo. Éste, tras examinarme me ha solicitado unas pruebas diagnósticas que me tienen que realizar pasados los 12 meses de baja. El problema es que tengo que pasar el tribunal médico sin tener un diagnóstico claro y, lo peor, sin estar recuperado para poder trabajar. A todo esto debo sumar que la "doctora" de la Mutua, que es un ser muy parecido al Dr. House, me dice que las pruebas no mienten, sino que mienten los pacientes, por lo que tuvo a bien enviarme unos detectives para que me siguieran y que me imagino que le informarían de la veracidad de mi dolencia. La empresa para la que trabajo no tiene contratado con la Mutua las contingencias comunes, por lo que me está pagando la nómina la empresa por compensación con la S.S. Esta buena sra., la cual no me ha examinado nunca cree que miento y su frase favorita, y siento el lenguaje, es " a ver si te dicen que cojones tienes". Me imagino que le pasará a la inspección médica un informe desfavorable para la continuidad de la IT.
Las preguntas son:
¿Pueden darme de alta sin tener un diagnóstico claro, y lo peor, sin estar recuperado?
¿Podría recurrir esta alta antes de reincorporarme al puesto de trabajo?
¿Qué valor puede tener el informe de esta sra. De la Mutua?
¿En qué caso me podrían prorrogar la baja hasta 6 meses más?
Para completar el panorama, la empresa para la que aún trabajo, me despidió este verano con la intención de que fuera un despido procedente y ahorrarse la indemnización de más de 12 años de servicio, arguyendo una serie de imputaciones y falacias absolutamente incalificables. En el acto de conciliación, me readmitieron dado que, tras asesorarse, concluyeron que les iban a tirar para atrás el despido procedente, y dado que no me quieren pagar la indemnización, estarán esperando que me den de alta para despedirme con alguna argucia o forzarme mediante mobbing a que abandone el trabajo.
¿Si me dan el alta sin estar recuperado y no puedo cumplir con mis funciones en el trabajo, me pueden despedir de forma procedente por baja productividad?
¿En caso afirmativo, el anterior intento de despido que fue calificado como improcedente en el acto de conciliación, pude servir como defensa mía ante una nueva situación de despido?
Espero que algún experto me pueda iluminar para poder salir de esta angustioso túnel.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Francamente el problema es complejo, pero creo que debemos de estudiar el problema desde el principio. El traumatólogo te remitió el neurólogo para valoración neurológica. Afortunadamente la medicina actual dispone de medios técnicos para filiar el origen de una lumbalgia como son TAC (Scanner), RMN (Resonancia Magnética Nuclear), estas son las dos pruebas más habituales en la mayoría de los casos te ayudan a un diagnóstico certero. Pues bien, lo que yo haría es solicitar que te hagan una de estas pruebas y con el diagnóstico que te den, que seguramente se trate de una hernia discal con compromiso neurológico. Esto te ayudaría mucho cuando pases reconocimiento en la Inspección Médica del INSS, pues dependiendo de tu trabajo, y del informe médico que emita el neurólogo, es muy probable que te concedan una prórroga de seis meses.
Gracias por la respuesta.Te cuento. Ya me han hecho 2 resonancias que lo único que han visto son abombamientos de L4 y L5, sin llegar a hernia. La emg salió negativa. Ayer me hicieron un PESS del que estoy esperando resultados. Según me han dicho, las afectaciones nerviosas son muy difíciles de detectar, por lo que estoy esperando los resultados de esta última prueba en el neurólogo.El problema es el mismo, sigo sin diagnóstico y enfermo. El tribunal ya veremos que me dice, pero si me dan el alta y vuelvo al trabajo en mi actual estado, dopado hasta las cejas con analgésicos y anti-inflamatorios, que me menguan el dolor pero que me impiden estar en condiciones de rendir, me pueden despedir con motivos, por no adecuación al puesto de trabajo.De conducir en mi actual estado, ni te comento. Me atrevo a coger el coche para bajar al pueblo, y poco más, ya que no tengo reflejos para circular. De estar sentado, diez minutos, me tengo que estirar lo más posible para mantener la pierna lo más recta posible en relación a la columna. Caminar, mejor dicho, arrastrarme, 50 m.
Y en esta situación me encuentro, con la DRA. house de la mutua martirizándome, el Tribunal a la espera, la baja que se termina y la empresa que me quiere despedir.
Espero que con lo que te cuento entiendas mejor el tema, aunque ya se que afecta a varias disciplinas, sanitaria, seguridad social y laboral.
Muchas gracias por tu ayuda y espero tus noticias.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas