Bloqueo infantil

Tengo un hijo que tiene ahora 4 años. Hasta los 2 años iba aceptando muy bien y con mucha naturalidad cualquier cambio introducido en su dieta. Le gustaba probar cualquier tipo de alimento y no solía rechazar nada. A los 2 años más o menos tuvo una neumonía grave, y se le tuvieron que administrar varios medicamentos muy desagradables por primera vez, que le provocaron entre muchos cambios una infección fúngica bucal secundaria al tratamiento antibiótico de la nuemonia. A partir de aquí, cuando ya se recuperó, dejó literalmente de comer. Siente un rechazo total y absoluto por alimentarse y nunca jamás prueba alimento nuevo, por muy atractivo y apetecible que sea. Su alimientación consiste únicamente en espaguettis blancos, pollo rebozado, croquetas, patatas fritas que lógicamente solo se le da en ocasiones, plátanos, lácteos y arroz exclusivamente en paella. Nada más. No he conseguido que acepte verdura, carnes, huevos, frutas variadas, ni siquiera caramelos o chuches (mejor, claro) que suelen gustar a todos. Su profesora nos ha dicho que vayamos a un psicólogo infantil, pero no sé si 4 años son adecuados para este tipo de solución. El caso es que mi preocupación por las consecuencias de esta deficiente alimentación me hacen estar muy preocupada y no le encontramos salida posible. Por cierto, su peso y talla son muy correctos para su edad, aunque la genética creo que influye mucho en eso. ¿Alguna ayuda, consejo o solución? ¿CÓMO desbloquearlo? No me sirve ni obligarlo, ni dejarlo sin comer ni actitudes de este tipo, además, nunca le obligaría a tomar algo por la fuerza. Muchas gracias y disculpas por la extensión de la pregunta. Saludos.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Lo primero de todo decirte que tu profesora te ha dado un buen consejo, y no te preocupes pro la edad porque precisamente pro ella, sois vosotros los que tendréis que ir aplicando las indicaciones que el psicólogo so de además de ir contándole e problema, aunque posteriormente trate al niño solamente.
Con lo que comentas es normal que tras haber tenido esa experiencia "desagradable" precisametne en la boca aparezcan rpoblemas en ese sitio ya que imaginate tu en su lugar, es decir, que te duela la boca o que sin haber conocido o tenido experiencia todavía al respecto de esa zona veas que algo que supeustamente debería ser agradable se torna todo lo contrario, luego ¿cómo reaccionarias posteriormente? Pues com ohace él intentando disminuir todo aquello que efectivamente tenga al go que ver o me recuerde ese problema en ese tiempo.
Seria buen aidea no obstante intentar ver si ls omedicametneos que tomó y le resultaban desagradable tenían algún color específico que se parezca a algún alimento de los que no toma ahora, si durante el problema psoerior a la toma de esos medicamentos, cuando la neumonía y más especialmente la infección fúngica bucal, tomó precisamente ese tipod ealimentación, ya que en ese caso lo asociaría a el malestar. A groso modo es como si mientras te tomas un vaso de agua te están pinchando en un brazo y antes no has probado el agua, pues lo relacionas con el hecho desagradable y evitarás tomar agua posteriormente, ¿comprendes?
Y por supuesto lo que dices al final de tu mensajes es absolutametne cierto ya que así no funcionará, el obligarlo a la fuerza, etc., no funcionan salv oque sea de extrema encesidad por algún motivo especial en el que esté en juego la vida de la persona o la salud principal.
Normalmente en esa edad les encanta el juego y quizás jugando o presentando de formas alternativas las comidas puedas tenr una opción, por ejemplo: no le gusta la tortilla pues la preparas y la cortas e ntiras diciéndole que son tiras de pescado (si le gusta el mismo), otra opción, hacer "personajes" con loas alim, entos, pro ejemplo, con el huevo, tomates, eetc, intentando hacerlos atractivos.
De todas formas un psicólogo especializado infantil os podrá aconsejar mucho mejor y ver la mejor forma de solucionar el problema para el niño y para vosotros.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas