Dudas sobre herpes genital. URGENTE!

Llevo unos 5 años con mi novio, en ese tiempo hemos tenido lógicamente muchas relaciones sexuales, y nunca ha pasado nada, el caso es que después del embarazo, en él que estuvimos separados un tiempo, ahora cada vez que viene y tenemos relaciones sexuales amí me sale herpes genital... él creo que nunca lo ha tenido o al menos no cuando hemos tenido las relaciones... Mi pregunta es...(ya que yo no he tenido relaciones anteriormente) solo he podido contagiarme por él, ¿eso quiere decir que el ha tenido relaciones sexuales y se ha contagiado de otra persona? ¿Es posible que el ya tuviera el herpes hace tiempo(pero sin brotes) y que amí no me lo contagiara hasta ahora? ¿O esta claro que ha tenido relaciones recientemente con otra persona?
1

1 Respuesta

11.400 pts. Ginecologia Sexualidad Embarazos
Los virus del herpes simplex (HSV) pertenecen a la familia de los herpesvirus. Están muy distribuido a nivel mundial. Es característica su latencia después de la infección primaria. Ejemplos de ello son las recurrencias del herpes labial (HSV-1) y del herpes genital (HSV-2).
Descripción del virus El HSV es un virus de medio tamaño envuelto de doble cadena de DNA, con una cápside icosaédrica que contiene 162 capsómeros.
Transmisión Las más frecuentes vías de transmisión son: por la dispersión de gotitas en suspensión o por contacto directo.
Tiempo de incubación De 2 a 12 días.

Ademas ya te lo hubiera pasado en alguno de estos cinco años, se trasmite por besos caricias penetración anal vaginal o oral. Plantéale que ha hecho y haceros los dos incluido el niño un examen para descartarlo o no. ya me dirás algo un saludo. Es imposible que si llevara cinco años o más con el virus nunca hubiera tenido ningún brote: El primer brote ocurre generalmente dentro de las dos semanas siguientes a la transmisión del virus y las úlceras se curan típicamente dentro de dos a cuatro semanas. Otros signos y síntomas durante el episodio primario pueden incluir una segunda serie de úlceras y síntomas parecidos a la gripe, entre ellos fiebre e inflamación de las glándulas. Sin embargo, la mayoría de las personas con la infección por HSV-2 puede que nunca tengan úlceras o pueden tener signos muy leves de los cuales ni siquiera se dan cuenta o que confunden con picaduras de insectos o con otra afección de la piel.
La mayoría de las personas a quienes se les ha diagnosticado un primer episodio de herpes genital pueden esperar tener varios (típicamente cuatro o cinco) brotes (recurrencias sintomáticas) en un período de un año. Por lo general, estas recurrencias disminuyen en frecuencia a medida que pasa el tiempo.
Muchas gracias por la respuesta, pero sigo teniendo alguna duda... por lo que he leído buscando información en internet... es posible no tener síntomas... ¿así qué también sería posible que el lo halla tenido y ni siquiera se haya dado cuenta y que me lo pasara antes en estos 5 años y yo lo haya tenido sin síntomas y ahora de repente aparezca con los típicos síntomas del herpes? También he leído que es posible que el virus este inactivo durante mucho tiempo... incluso años... y que en ese estado es muy difícil casi imposible su trasmisión... ¿es posible entonces que se hayan producido varios pero sin síntomas y que por eso ninguno de los dos nos hayamos dado cuenta? Vamos, no se... como ves el tema es complicado... claramente significa esto que el ha tenido una relación reciente, ¿se haya contagiado recientemente y por eso me ha contagiado amí ahora?
Sinceramente aún no he ido al ginecólogo, no tengo hora hasta dentro de dos semanas.. pero con toda la información que tengo, se claramente que es eso.. ¿aunque crees que podría ser otra cosa?
Respecto a lo de la niña, tiene 9 meses y como te digo hasta ahora yo no he tenido ningún problema.. ¿por qué debería hacerse las pruebas? ¿Podría haberla contagiado durante el parte/embarazo??o ahora? Gracias por todo... es un tema delicado..
El herpes genital es una enfermedad que se transmite sexualmente y que puede afectar gravemente la salud de los bebés recién nacidos. Si bien la mayoría de las mujeres con herpes genital tiene bebés saludables, un pequeño número de ellas transmite el virus a sus bebés durante el trabajo de parto y el alumbramiento. Por esta razón, es especialmente importante que las mujeres embarazadas reconozcan los síntomas de esta enfermedad y procuren obtener tratamiento médico inmediatamente si creen que están infectadas. Las mujeres embarazadas también deben informar a su médico si han tenido herpes en el pasado para que pueda tomar las medidas necesarias para proteger al bebé de la infección.
¿Cuál es la causa del herpes?
El herpes es causado por el virus del herpes simple, que es similar a los que producen la varicela y el herpes zóster (conocido vulgarmente como culebrilla en algunos lugares). Después de la infección inicial, el virus del herpes simple puede ocultarse dentro de las células nerviosas, donde el sistema inmunológico del cuerpo no puede alcanzarlo Es entonces cuando, en condiciones favorables, puede lanzar nuevos ataques.
Hay dos tipos principales de virus del herpes simple: el tipo 1, generalmente relacionado con llagas o inflamaciones en la boca y los labios, y el tipo 2, que por lo general produce llagas en los genitales. Sin embargo, cualquiera de los dos tipos puede producir infecciones en la zona de la boca o en la zona genital y las mujeres embarazadas con llagas genitales provocadas por cualquiera de los dos tipos de virus del herpes simple pueden transmitir la infección a sus bebés.
Diversos factores del medio ambiente, como el calor, la fricción, las relaciones sexuales, la menstruación, la fiebre o el estrés emocional, pueden dar inicio a una nueva erupción de llagas. El promedio de las personas infectadas tienen entre cuatro y cinco recurrencias por año. Con el transcurso del tiempo, las erupciones tienden a ser menos frecuentes y más leves.
¿Cómo se transmite el herpes?
El herpes se transmite por contacto directo con la persona infectada. Toda persona puede contraer herpes genital durante las relaciones sexuales o mediante el contacto oral a genital con una persona infectada. Además, una persona portadora del virus puede llevarlo de una parte de su cuerpo a otra si no tiene las manos limpias. Por ejemplo, las personas con llagas en la boca o los labios deben lavarse bien las manos si estuvieron en contacto con la saliva antes de tocar la zona genital.
Es común que los niños se infecten con el herpes tipo 1 durante los primeros años de vida. Esto puede producirse cuando el niño tiene contacto directo con las llagas del herpes en la boca (como cuando lo besa una persona que tiene este tipo de virus del herpes) o con saliva que contiene el virus (por ejemplo, si se lleva los dedos a los labios después de haber tenido contacto con saliva infectada).
¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?
Al poco tiempo de contraer el herpes, suelen aparecen grupos de llagas pequeñas en la zona genital. Estas llagas pican y duelen. Luego se rompen y dejan úlceras dolorosas. A menudo van acompañadas de fiebre, fatiga, dolores y secreciones de la uretra o de la vagina. La primera crisis, llamado primaria, normalmente termina dentro de los siete a diez días, pero puede durar hasta cuatro semanas si las ampollas se infectan con bacterias. Por lo general, las erupciones recurrentes son más breves y leves. Los médicos diagnostican el herpes examinando las llagas o tomando una muestra de la secreción con un hisopo y realizando un cultivo viral.
Sin embargo, la mayoría de las infecciones de herpes, tanto primarias como recurrentes, no producen síntoma alguno. Por lo general, estas infecciones asintomáticas (o silenciosas) no son diagnosticadas y, por esta razón, el 90 por ciento de las personas infectadas con herpes genital no sabe que está infectada. De todas maneras, las personas con infecciones asintomáticas pueden transmitir el virus a otros, incluidos los bebés recién nacidos.
¿Cómo se tratan las infecciones de herpes en los adultos?
Existen tres fármacos antivirales que pueden reducir las crisis y ayudar a aliviar los síntomas del herpes: el aciclovir, el valaciclovir y el famciclovir. Se recomienda usar uno de estos fármacos cuando una persona tiene una crisis primaria de herpes con síntomas graves. Cuando se los toma en forma preventiva, estos fármacos también reducen las crisis en los pacientes que las padecen con frecuencia. El aciclovir, que suele administrarse a las mujeres embarazadas, puede administrarse por vía intravenosa, vía oral o en forma de ungüento. La forma oral es más eficaz que el ungüento para el tratamiento ambulatorio.
¿Qué riesgos presenta el herpes durante el embarazo?
Aproximadamente una de cada cuatro mujeres embarazadas se ha contagiado con herpes genital, aunque la mayoría no lo sabe. 1Afortunadamente, sólo una pequeña minoría transmite la infección a sus bebés.
Las mujeres que contraen herpes genital por primera vez cerca de la fecha de parto tienen del 30 al 50 por ciento de probabilidad de transmitir la infección a sus bebés durante un parto vaginal, tengan o no síntomas. El riesgo es tan alto porque la mujer embarazada que acaba de contagiarse con el herpes no ha podido producir todavía los anticuerpos contra la enfermedad que podrían ayudar a proteger a su bebé durante el parto. Los estudios sugieren que alrededor del 2 por ciento de las mujeres embarazadas que nunca antes han tenido herpes lo contraen durante el embarazo.
Las mujeres que tuvieron herpes antes del embarazo y tienen un brote de la enfermedad o una infección silenciosa en el momento del parto vaginal tienen sólo aproximadamente un tres por ciento de probabilidades de contagiar a sus bebés. En ocasiones, lo que parece ser el primer episodio grave de herpes durante el embarazo puede ser el brote de una infección silenciosa adquirida anteriormente. El riesgo de que estas mujeres infecten a sus bebés es bajo. En algunos casos, los análisis de sangre pueden diferenciar entre una infección nueva y la recurrencia de una infección anterior.
¿Hay otras maneras en que puedan contagiarse los bebés?
Si bien la mayoría de los bebés contrae el herpes de su madre en el momento de nacer, en raras ocasiones el bebé puede contraer la enfermedad antes de su nacimiento.3
Un pequeño número de bebés contrae la enfermedad después del nacimiento (por ejemplo, si alguien con una llaga herpética en la boca le da un beso). Una persona con llagas orales no debe besar a un bebé ni tocarlo después de tocarse la llaga.
¿Cuáles son los síntomas de la infección de herpes en el recién nacido?
En algunos bebés recién nacidos con esta infección suelen aparecer llagas en la piel o en la boca, o infecciones en los ojos. Cuando la infección se limita a estos órganos, la mayoría de los bebés continúa desarrollándose normalmente, si bien pueden producirse daños graves permanentes en los nervios o en los ojos.
Sin embargo, a menudo las infecciones de herpes en los recién nacidos alcanzan al cerebro y a muchos órganos internos. Los bebés infectados pueden parecer irritables, comer poco y sufrir convulsiones. Incluso con tratamiento, cerca de la mitad de los lactantes con infecciones generalizadas que afectan a los órganos muere, al igual que aproximadamente el 10 por ciento de los que padecen infecciones cerebrales. Muchos de los bebés que sobreviven a las infecciones generalizadas y a las infecciones cerebrales terminan con incapacidades permanentes, como retraso mental, parálisis cerebral, convulsiones, ceguera o sordera.
¿Cómo se trata a los neonatos infectados?
Los bebés recién nacidos infectados se tratan con aciclovir. Este fármaco es bastante efectivo en el tratamiento de infecciones localizadas en los ojos, la piel o la boca. Es importante tratar a los bebés infectados rápidamente antes de que se propague la infección, ya que el aciclovir es menos eficaz una vez que la infección se ha diseminado al cerebro y a otros órganos internos.
Si la madre tiene herpes, ¿cómo puede protegerse al bebé de la infección?
Si una mujer embarazada tiene antecedentes de herpes genital, su médico la examinará cuidadosamente para detectar cualquier signo de infección antes de que inicie el trabajo de parto. Si la mujer embarazada presenta síntomas que indican una infección activa (primaria o recurrente) en el momento del parto, es posible proteger al bebé mediante una cesárea. La mayoría de las mujeres con herpes recurrente puede dar a luz por vía vaginal sin correr riesgos siempre y cuando no haya síntomas de infección en el momento del parto.
Sin embargo, algunos estudios demuestran que de 60 a 70 por ciento de las madres de bebés con infecciones de herpes no presentaba signos ni síntomas de la enfermedad en el momento del parto. Los médicos aún no han desarrollado un buen método para proteger al bebé cuando sus madres tienen una infección asintomática (o silenciosa) en el momento del parto. Los cultivos virales no son útiles durante el trabajo de parto y el alumbramiento porque los resultados tardan de uno a tres días. Los investigadores están trabajando en el desarrollo de vacunas y análisis de sangre que permitan un diagnóstico más rápido durante el parto para reducir el número de infecciones en los bebés recién nacidos.
Mira te pongo una buena descripción sobre todo referente a niños, y esto es consulta para medico visual quiero decir que te examinen a ti a tu marido y si te lo recomiendan a la niña también. Pide aclaración si quieres que te de alguna web para mirar
[size= small; font-family: Times New Roman]Gracias, pero esperaba una respuesta más personal, de hecho yo misma he leído ya esta información misma buscando por internet, no obstante, la intención es lo que cuenta, y gracias[/size]
Yo ya te di mi opinión personal es que visites a un medico, y pueden haber muchos casos que ya lo estuviera, o que haya estado con otra persona o que se haya infectado en un aseo, pero es que no se si el esta infectado por eso mismo no te puedo decir más porque te lo has podido infectar tu pues en un aseo, incluido el propio medico si te toco sin guantes por eso te decía que esperes a tu visita y habla con tu marido ok. Un saludo. Pide otra aclaración o finaliza como tu desees .

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas