Tengo muchos problemas con mi hija y estoy en abogados con su padre. Estoy muy mal.

Buenos días, llevo unas semanas bastante mal, tengo muchos problemas con mi hija, estoy con abogados por su padre que cada vez hace una cosa peor, y todo esto esta pudiendo conmigo.
Solo tengo ganas de llorar todo el día, cualquier cosa que me dicen me sienta mal, me duele el estomago de los nervios con los que voy encima cada día. Y ahora ademas tengo que decirle a los abuelos de mi hija que tal y como están las cosas que de momento no se lleven a la niña hasta que este todo solucionado, y no se como decírselo. Me pongo nerviosa cada vez que pienso que se van a enfadar y no se como decírselo.
Esta situación esta acabando conmigo psicológicamente, ademas vivo con mis padres y no puedo independizarme con mi pareja actual, mi madre intenta que crie a mi hija a su manera y siempre estamos discutiendo también, con lo cual cada día es lo mismo, y peor me siento.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Vaya Mjose, lamento el trago que estas pasando. Hay momentos bajos en la vida, 'de todo se sale' tenlo presente.
'parece' que todo te puede, pero solo lo parece. Busca en tí, en tu fuerza interior la que te mantiene, está ahí.
En primer lugar, ve al medico de cabecera, en periodos de estrés prolongado bajan las defensas, no duermes o descansas y te alimentas de forma adecuada etc. Coméntale lo de tus pellizcos en el estomago y el estado de tensión durante el día, es conveniente que de forma controlada durante un tiempo tengas una ayuda que te relaje, para ver las cosas de una forma más sosegada.
No es algo que suela recomendar pero en tu caso y circunstancia no está de más. De momento, la 'aceleración' desaparecerá en parte.
Tu niña, tu madre, los abuelos de tu niña, el problema con los abogados, el tema económico, tu ex, el anhelo de querer vivir con tu pareja... etc... ¡Muchos frentes abiertos!
Respira
Céntrate en ti, ahora lo necesitas. Lo necesitas para que todo marche.
Los frentes de uno en uno. Busca apoyo en las personas más queridas para ti, sal. Ten momentos de juegos y tranquilidad con tu hija, en casa o fuera. Ternura con tu pareja, etc.
Prioriza tus actividades en el día, basadas en ti en tu bienestar el de tu hija y en tus responsabilidades inmediatas. Lo demás paso a paso.
La aceleración proviene de mezclarlo todo e ir varios pasos por delante de las situaciones, con lo que te alejas de la realidad y los fantasmas se hacen mayores.
Un abrazo
Albenda

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas