Separación

Mi esposo ha decidido separarse de mi, y me duele porque el no entiende que no se separa de mi, sino de su familia, de nuestra niña y de su esposa que soy yo, es muy doloroso que te digan eso y es que ha entrado una tercera persona en nuestra relación. Nuestro matrimonio tenia algunos altibajos solucionables pero él prefirió a esa 3era persona. Yo no he hecho nada drástico solo he mantenido la calma pero el tiempo se agota y él trabaja en provincia y cada fin de semana viene a casa y se queda ahí, en las noches sale con sus amigos llega al día siguiente, me imagino para no entablar intimidad conmigo ni ninguna conversación que lleve al caos, pero esa situación es mu triste . Yo trato de demostrar que no me interesa lo que pasa y trato de hacer las cosas en familia y es inevitable el desagrado de mi esposo de ello, sus palabras cortantes de vez encuado, su falta de diálogo y es más su falta de caricias y delicadeza, es cada vez más pesado para mi. Mi razón me dice que lo deje porque no lo merezco, pero mi corazón me dice que espere y que deje al señor y tiempo que actúe. El me dice que no me aferre a él pero yo no lo veo así solo quiero a mi familia de nuevo. No se si hablar con esa 3era persona y aclararle que esta interfiriendo en mi matrimonio esta haciéndonos daño y ella también, pero me embarga el miedo por la reacción en los involucrados.- Agradeceré sus consejos.
1

1 Respuesta

367.050 pts. Espiritualidad, Relaciones Humanas, Dirección de...
Apreciada ihmada:
Tu marido está pasando por una crisis de identidad, de madurez o como quieras llamarlo. Es posible que se de cuenta que la muerte avanza inexorablemente y quiere replantear los valores de su vida. El avance de la muerte se nota sobre los 40 años cuando el varón empieza a darse cuenta de limitaciones que no tenía de joven.
Para ayudar a un enfermo a sanar, el que está a su lado debe mantenerse sano. Tu debes seguir siendo una mujer normal y no caer en su terreno. Actúa como madre y esposa lo mejor que puedas, pero no accedas a sus caprichos ni te sometas a sus juegos y a sus pruebas. El ya es mayor de edad. Si quiere irse a dormir fuera que lo haga, pero tu no te muevas ni un ápice de lo que harías como mujer y madre normal. No tienes que caer ante sus provocaciones ni ante sus chantajes. Haz en todo momento lo que TU QUIERAS. Que tu juicio y tu voluntad no caigan sometidas ante la mente de un enfermo.
En cuanto al enfermo, procura que le trate un especialista y procura hablarle claramente de su situación. Que no tome drogas, no caiga bajo el poder de esclavizadores como el vino, el sexo, los chats, el juego u otras por el estilo. Dile en todo momento lo que hace mal pero no sientas compasión por él. Siente más bien compasión por ti misma y cuídate tu.
Yo estoy tranquilo y contento creyendo en la vida futura y en la doctrina de Jesucristo. Ahí te puedes enterar de cómo resolver todos los problemas de la vida. Hay un libro muy bueno que habla sobre muchas cosas importantes de la vida y entre ellas sobre la sexualidad, el noviazgo, el matrimonio, los hijos, etc., Yo lo leí hace tiempo y me ayudó mucho a escoger novia y esposa, a la que quiero mucho y con la que he tenido dos hijos y una hija estupendos. No olvides que la paternidad y la maternidad son una fuente de riqueza de realización personal tan importante o más que la sexualidad. El libro se llama PARA SALVARTE del P. Jorge Loring. Puedes consultar sobre el P. Loring en www.arconet.es/loring.
Visita también las páginas www.encuentra.com , www.vatican.va , www.interrogantes.net , www.aciprensa.com , www.zenit.org 
Que haya suerte. Sé valiente y lista. Si quieres consultarme algo más no dudes en hacerlo.
Un cordial saludo con mis mejores deseos para tu felicidad
Apreciada ihmada:
Tu marido está pasando por una crisis de identidad, de madurez o como quieras llamarlo. Es posible que se de cuenta que la muerte avanza inexorablemente y quiere replantear los valores de su vida. El avance de la muerte se nota sobre los 40 años cuando el varón empieza a darse cuenta de limitaciones que no tenía de joven.
Para ayudar a un enfermo a sanar, el que está a su lado debe mantenerse sano. Tu debes seguir siendo una mujer normal y no caer en su terreno. Actúa como madre y esposa lo mejor que puedas, pero no accedas a sus caprichos ni te sometas a sus juegos y a sus pruebas. El ya es mayor de edad. Si quiere irse a dormir fuera que lo haga, pero tu no te muevas ni un ápice de lo que harías como mujer y madre normal. No tienes que caer ante sus provocaciones ni ante sus chantajes. Haz en todo momento lo que TU QUIERAS. Que tu juicio y tu voluntad no caigan sometidas ante la mente de un enfermo.
En cuanto al enfermo, procura que le trate un especialista y procura hablarle claramente de su situación. Que no tome drogas, no caiga bajo el poder de esclavizadores como el vino, el sexo, los chats, el juego u otras por el estilo. Dile en todo momento lo que hace mal pero no sientas compasión por él. Siente más bien compasión por ti misma y cuídate tu.
Yo estoy tranquilo y contento creyendo en la vida futura y en la doctrina de Jesucristo. Ahí te puedes enterar de cómo resolver todos los problemas de la vida. Hay un libro muy bueno que habla sobre muchas cosas importantes de la vida y entre ellas sobre la sexualidad, el noviazgo, el matrimonio, los hijos, etc., Yo lo leí hace tiempo y me ayudó mucho a escoger novia y esposa, a la que quiero mucho y con la que he tenido dos hijos y una hija estupendos. No olvides que la paternidad y la maternidad son una fuente de riqueza de realización personal tan importante o más que la sexualidad. El libro se llama PARA SALVARTE del P. Jorge Loring. Puedes consultar sobre el P. Loring en www.arconet.es/loring.
Visita también las páginas www.encuentra.com , www.vatican.va , www.interrogantes.net , www.aciprensa.com , www.zenit.org

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas