¿Pareja de agapornis?

Tengo una "supuesta pareja de agapornis personatas, primero me regalaron una mutación azul cobalto que me dijeron que era macho, al mes me han regalado uno de color verde intenso que supuestamente es la hembra, como la hembra fue la última en llegar los dos primeros días se han currado casi todo el tiempo, la hembra es más grande que el macho y parece que ya se ha impuesto. La cuestión es que no sé si realmente son macho y hembra, ya me ocurrió algo similar con mi pareja de agapornis anteriores que resultaron ser dos machos. Ahora estos dos personatas se dan el piquito, se rascan mutuamente la cabeza y hacen una cosa muy curiosa, uno de ellos, la hembra, reburgita la comida que el macho come de su propio pico. ¿Es esto un síntoma de que son parejas? ¿Hay algún comportamiento clave que me permita saberlo? ¿Debería ponerles un nido dpara ver lo que ocurre? En el caso de ser del mismo sexo ¿Cómo lo sabría? ¿Al no poner huevos uno de ellos? Porque ¿Las hembras ponen huevos a partir de una determinada edad, no? Al menos eso me ocurrió con un malgache hembra que tuvo hace muchos años que no tenía pareja, empezó a poner huevos sin ton ni son. ¿Si fueron del mismo sexo podrían vivir juntos? Sé que son muchas preguntas.

1 respuesta

Respuesta
1
Como dices, es normal que los primeros días se curren uno al otro.
También, generalmente, la hembra suele ser de tamaño mayor que el macho, pero sólo generalmente.
También es normal que la hembra al ser más grande que el macho se imponga; me cago en todo, si al final los tíos somos todos unos calzonazos!
El hecho de que se acaricien, estén todo el rato juntos y demás, no tiene porqué indicar que realmente sean pareja. Esto ocurre debido a que el la naturaleza éstas son aves muy gregarias que viven en grupos, necesitan compañía y por ello se les llama cmunmente inseparables.
Necesitan estar acompañados y por ello muchas veces dos pájaros del mismo sexo se "hermanan" y se comportan como una verdadera pareja.
Lo de comer uno del pico del otro, normalmente es el macho el que da de comer a la hembra, como muestra de que en un futuro cuando críen será capaz de alimentarla a ella y a su prole.
Sin embargo, cuando conviven dos hembras juntas una puede alimentar a la otra, haciendo el papel del macho.
Los agapornis son maduros sexualmente a partir de cumplir un año. Antes no es recomendable dejarlos criar porque podría traer consecuencias fatales para la hembra; se interrumpe su desarrollo o podría sufrir un bloqueo ovárico, que le podría causar la muerte.
Verás, sean o no sean del mismo sexo pueden convivir juntos, siempre y cuando no se peleen. En unos casos ocurre y en otros casos, no. Depende de cada animal.
Por otro lado, si le pones un nido podrías comprobar que el que pone huevos es hembra y el que no pone no es hembra. Sin embargo, hay casos en los que la hembra no pone huevos, por muchas razones. En cambio, que sepa nunca se ha dado el caso de que el macho ponga huevos. Si descubres alguno me avisas, llamamos a National Geografic, damos la exclusiva, nos forramos, dejamos de trabajar y nos dedicamos a cuidar a nuestros pornis (que es lo que nos gusta). ¿O no?
Para verificar si son macho y hembra hay varios métodos:
1) Llevar al pájaro al veterinario que le haga una endoscopia: Ventajas: sabrás al 100% si es macho o hembra. Inconvenientes: TODOS: requiere anestesia total y posoperatorio, puesto que se trata de una operación (bastante incomoda para el pájaro), es compleja y debido al estrés le puede causar la muerte y lo peor es bastante cara. ES la técnica antigua, se utiliza mucho para grandes loros, cuyo coste es elevado y por ello el análisis sexólogo no incrementa mucho el coste.
2) Análisis del ADN: el veterinario arranca una pluma al agapornis, de la que extrae sangre para analizar el ADN. Este contiene información sobre el sexo del animal. Ventajas: se sabe el sexo al 100%, no es dolorosa para el animal, ni implica operación, es una técnica mucho más reciente y avanzada y es más barata pero aún así su coste eleva mucho el precio del pájaro, ya que ronda los 20 euros. Desventaja: coste algo elevado.
3) Meter ambos pájaros en una jaula con un nido; si uno pone huevos es hembra, si además los huevos están fecundados el otro es macho.
Se trata de un método de prueba y error. Ventajas: coste bastante más barato y más teniendo en cuenta que normalmente las pajarerías te cambian los pájaros en caso de que sean dos del mismo sexo. Inconvenientes: tenemos que ir probando hasta conseguir una verdadera pareja. A veces tenemos dos aves a las que tenemos cariño y resulta que se trata de aves del mismo sexo, ¿qué hacemos con ellas?
4) Tocar los huesecillos de la pelvis: junto a la cloaca los agapornis tienen un par de huesos que sobresalen. Los machos los tienen muy unidos y suelen ser más picudos, mientras que las hembras los suelen tener más abiertos y más redondeados. Este método tiene el gran inconveniente de que no es fiable al 100%, ya que puede darse el caso de una hembra joven que se puede confundir con un macho. Las hembras hasta que no llegan a la edad adulta o no tienen el celo o han puesto huevos alguna vez, son fácilmente confundibles con los machos.
Bueno, espero haberte ayudado con tus dudas. Si necesitas algo más aquí me tienes.
Muchísimas gracias, me han sido de gran ayuda tus aclaraciones, y por cierto sigue tan simpaticón, majete. Hasta mi próxima consulta, les pondré el nido a ver que ocurre. Un saludo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas