Gata dada en adopción

Hola Entity,
Me llamo Mercé y m dedico a los gatos callejeros. Soy novata y necesito tus consejos.
En la calle vivía una gata adulta a la que esterilicé y di en adopción. La gata es mansa, ya que me permitía acariciarla y cuando la lleve al veterinario le permitió a éste explorarla e incluso hacerle un análisis de sangre.
Después de darla en adopción, la gata respondía bien a sus nuevos amos. Con el lógico recelo, permitía que sus nuevos propietarios la acariciaran.
Tras tres semanas, la gata a cambiado su actitud y cuando la acarician (incluso siendo ella la que se acerca a buscarlas), a veces bufa y otras intenta morderlos.
¿Qué crees que le sucede? ¿Qué puedo hacer yo para ayudar a que tengan armonía?.
El matrimonio que la adoptó tiene buena predeisposición, pero ella le está cogiendo miedo.
Si necesitas más datos no dudes en decírmelo, este asunto me preocupa ya que me siento responsable del animal.
Esperando tus noticias me despido de ti y te mando un saludo.
Mercè
1

1 Respuesta

1.200 pts.
Comprendo tu preocupación, y la responsabilidad que has asumido al
entregar a este animal a esa familia, pero no te preocupes ya que entre
todos podremos solucionar este tema.
Es normal, como tu dices, que un animal callejero, y mucho más un gato
actúe con cierto recelo y miedo ante situaciones nuevas o no
comprensibles para ellos.
En tu caso se trata de una gata dulta que sin motivo aparente, le ha
dado por atacar a un miembro concreto de la familia. Este dato nos
puede indicar que no es un error de carácter, sino de sintonía entre
ambos miembros. Quizá la dueña de este animal sin darse cuanta ha podido
hacer algún movimiento extraño, ruido o incluso gesto que el animal ha
podido entender como amenazante y por ello actúa a la defensiva
solamente con ella.
Preguntale si esto es posible, y si lo es que procure suavizarlo. En
algunos casos suele ser incluso el tono de voz. Hay que tener en cuenta
que es un animal abandonado que ha tenido que vivir durante mucho
tiempo en permanente estado de guardia, y esto se le ha quedado muy
grabado y es muy difícil de desprogramarlo.
Ante todo, deberemos de actuar con lo que en psicología canina y felina
llamamos,"Desensibilización sistemática".
Esto consiste en ir acercándose progresivamente hacia el animal, hasta
conseguir acariciarlo sin peligro.
El primer día, llamarle y estar juntos pero sin tocarle, solo
observándole, si vemos que no ataca le premiaremos, con palabras o
comida que en el caso de los gatos funciona muy bien.
El segundo día acercarle la mano muy despacio, sin movimientos rápidos
para que no se asuste... si vemos que no ataca la premiamos, pero si
ataca castigarle con una palabra fuerte "NO" o un sonido brusco...
Así poco a poco hasta conseguir acercarte a ella y acariciarla,
siempre premiando o castigando según sean sus reacciones.
Hay por otro lado unos remedios florales que le pueden dar a tomar
mezclado con la comida. Son los "Remedios de Bach", en venta en
farmacias y en tiendas de productos naturales. Para este tipo de
agresividad viene muy bien el llamado "CASTAÑO ROJO"... se sirve en
gotas y se le administrarán dos gotas cada cuatro horas durante la
primera semana.. y luego ir bajando la dosis paulatinamente hasta que se
le de las dos gotas una vez al día.
Otra posibilidad es que la gata opte por una actitud dominante, pero al
ser una gata estirilizada me parece más difícil. De todos modos
cuéntame los progresos de esta familia y si ves si al comer y quitarle
la comida les ataca, o si al bajarle de el sofá o el, lugar elegido por
ella para dormir les bufa... o cualquier otra actitud que puedad
dislumbrar como una actitud dominante..
Un saludo amiga y espero tus noticias a la mayor brevedad posible para
ver si es necesario aplicarle otro tipo de terapia.
http://www.catycan.com
Gracias Entity por tu respuesta, me ayudo mucho en su momento.
Por desgracia la pareja que había adoptado a la gata a decidido devolvérmela por razones personales y ahora vive en mi casa.
Como tu decías la gata necesitaba distancia, paciencia y tiempo. "Huesitos" se esta adaptando lentamente a su nuevo entorno con otros tres compañeros de raza y mi perra "Kuma".
Gracias de nuevo por tu atención
Mercè Acín
[email protected]

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas