Mi hijo juega muy bruto

Tengo un niño de 5 años, el caso es que es muy sociable, siempre quiere estar con gente, está muy contento en el cole y tiene bastantes amigos, hasta ahí todo bien, el problema llega a la hora de salir al patio, en el momento que empiezan a jugar, se descontrola y no mide sus fuerzas, lo mismo se tira encima de uno, que empuja a otro, todo dentro del juego, y es raro el día que no sale alguno mal parado. Luego él se entristece, sabe que a su amigo le ha hecho daño, que yo me enfado y que no puede ser, él no quiere hacer daño, pero es su manera de jugar y no hay forma, lo entiende cuando hablamos con él, pide perdón, pero en cuanto empiezan a jugar, otra vez, no es todos los días, claro, pero los suficientes para que nos preocupemos, sobre todo es que luego él se queda fatal, hay alguna estrategia o método para ayudarle que no sea reñir, castigar, etc.. Me da pena porque él quiere cambiar, pero dice que cuando juega se pone nervioso y no se da cuenta.

1

1 Respuesta

3.475 pts. Tengo 33 años, soy mujer trabajadora y madre de 2 niños

Como estás,

En primer lugar, antes de darte mi opinión me gustaría saber un poco más sobre como se desenvuelve vuestro hijo en sus relaciones. Por ejemplo con vosotros: tenéis dificultades para que obedezca las normas de casa, tiene tendencia a ciertos comportamientos agresivos cuando no le gusta lo que le decís (algún manotazo, alguna patada, etc. aunque no sean fuertes.). Qué tal es la relación con su maestra, os ha comentado algo, le habéis dicho que os preocupa... Con los abuelos, los tíos, los primos, los animales, ¿muestra también ese grado de descontrol (les hace daño sin querer)?

También me gustaría saber si este tipo de conducta es reciente o la vais viendo des de los 2 años.

¿Tiene hermanos? ¿Es el mayor o el menor? ¿Qué relación tienen entre ellos?

Explicame como reaccionáis ante esas conductas (qué pasos seguís para reñirle o castigarle)y qué consideráis que se puede tolerar (por ejemplo: que le grite a una niña a la cara, pues lo consideráis leve y con un simple "cariño eso no", en un tono normal es suficiente)

Ya sé que os pido mucha información pero no quiero equivocarme y deciros cosas que no os ayuden. Hay que entender una cosa importante del comportamiento de los niños, y es que su temperamento tiene una parte de genética, pero también una parte de influencia social y de desarrollo. Niños criados en un mismo ambiente, bajo las mismas normas, acaban siendo personas muy distintas con valores y reacciones ante la vida muy diversas. Lo más sencillo seria que yo pudiera ver en directo las diferentes relaciones que tiene vuestro hijo con el mundo que le rodea, pero no es posible así que necesito información.

Por otra parte, quiero que os quede claro que los Padres educamos de la forma que mejor sabemos hacer, que básicamente suele ser la que nuestros propios padres nos enseñaron tintado con las experiencias vividas a lo largo de nuestro desarrollo. Así que no hay nada de malo en la manera como educáis a vuestro hijo. No hay una guía para padres con todas las respuestas, cada niño es un mundo y cada padre y madre también. Por eso no hay respuestas que sirvan para todo el mundo ni para todos los casos. En función de lo que me expliquéis intentaré daros unas indicaciones, pero no dudéis en que se trata de una opinión profesional y que probablemente no es mejor que la vuestra como padres que conocen bien a su hijo.

Tengo una amiga muy cercana que tiene un hijo en situaciones similares y he tenido que ver el dolor reflejado en sus ojos ante las críticas de otros padres frente a las actuaciones de su hijo. Nadie puede poner en juicio vuestro valor como padres ni encasillar a vuestro hijo como agresivo. El desarrollo de la personalidad es un proceso que prácticamente dura toda la vida, lo importante es que si os preocupa el comportamiento de vuestro hijo no hagáis oído sordos e intentéis buscar soluciones como estáis haciendo ahora. Os aplaudo por ello.

Me quedo a la espera de que respondáis las preguntas que os he formulado, a ver si os puedo ayudar a disipar dudas.

Hola,gracias por responderme,intentaré darte los datos que me pides sin extenderme mucho: él es el menor de 4 hermanos,el anterior a él tiene 20 años..se ha quedado un poco descolgado de los demás el pobre,pero aunque sea así sus hermanos no lo miman en exceso,a pesar de eso él sabe que es el centro de atención,es inevitable.Cuando se le manda algo lo hace a la tercera o cuarta vez,no es precisamente obediente,es más bien lo contrario aunque poco a poco va entrando por el aro,lo normal en su edad creo.es muy sociable,en el cole va bien,ha entrado nuevo este curso en un grupo ya hecho,al principio le costó porque echaba de menos a sus anteriores compañeros,pero ya se le pasó.Su maestra lo sienta a pensar cuando se porta mal,y si lo hace mas veces entonces me lo dice para que yo también le insista y le lea la cartilla,en general está contenta con él y si me ve muy enfadada con él le quita hierro al asunto..aunque yo me enfado mucho con él,no me gusta que empuje ni que juegue a lo bruto aunque sea sin mala intención,le hago ver que estoy disgustada y que así no se trata a los amigos,me preguntas si es de ahora,no,siempre ha sido así,es impulsivo e impetuoso,tanto para mostrar enfado,como para mostrar cariño,es su carácter,por cierto,tiene un perrito y algunas veces se enfada con él porque le coge sus cosas,sin embargo le quiere mucho..

Me voy a aventurar a daros mi opinión, aunque os repito que no puedo hacer un análisis muy detallado de vuestra situación a partir de mensajes, lo bueno sería verlo actuar varios días en diferentes ambientes.

Dicho esto, empezaré diciendo que como padres, las expectativas que tenemos para con nuestros hijos no son las mismas si comparamos el primero con el segundo. En el primer embarazo solemos generar expectativas muy altas de como vamos a educar a nuestro bebé, los valores que queremos transmitir, y lo que esperamos de ellos. Con los años, nos vamos relajando y los hijos que llegan después suelen vivir una situación diferente al primero. Eso no quiere decir que lo hagamos mejor con unos o con otros, pero sí que actuamos diferente. No hace mucho 2 hermanas me comentaban que la mayor de ellas, cuando eran niñas, sacaba muy buenas notas, siempre se esforzaba al máximo (probablemente porque las expectativas de sus padres eran muy altas) y que la segunda era más bien de suficientes. La mayor se quejaba de que ella siempre sacaba excelentes y que sin embargo los exámenes que colgaban en la nevera no eran los suyos, sino los de la hermana menor cuando sacaba un notable (porque era la excepción). Sin embargo la pequeña se molestaba con la mayor porque ella siempre estaba encaramada a los padres y la menor a veces se sentía descartada (probablemente porque siendo la segunda, sus padres le enseñaron a ser independiente y autónoma antes que a la primera, porque la atención a dos niñas por igual es más complicado). Así que ser el cuarto de sus hermanos probablemente influya en la manera en que educáis a vuestro hijo y en su manera de interpretar vuestras reacciones y vuestras expectativas sobre él.

Creo que tenéis que sentaros, coger papel y boli y hacer una reflexión de vuestras acciones como padres con respecto a vuestro hijo y analizad vuestras reacciones cuando él no se porta como es debido. Me dices que no os hace caso a la primera, eso es normal, mi hija tiene 5 años y a veces he llegado a creer que tenía sordera crónica. Pero lo que no podéis consentir es que esa desatención a vuestras demandas, sea continua. Tenéis que marcaros un límite de 3 avisos. Si tenéis que llegar al tercer aviso, debéis avisarle de que es la última vez (poneros serios y haced que os mire), que no se lo vais a volver a decir, que vaya a hacer lo que le habéis mandado o habrá un castigo. Podéis darle margen, no se trata de que seáis sargentos, pero tiene que saber que llegados a un punto no debe seguir estirando la paciencia de papá y mamá.

Me parece bien que te enfades cunado no se porta bien con sus amigos, pero no puede verte enfadada siempre por el mismo tema porque dar tanta atención a una conducta negativa solo hace que se produzca siempre. Dadle atención positiva cuando se porta bien. Por ejemplo si lo vas a buscar al cole: "Como te ha ido el día? Has jugado con tus amiguitos? No habrás hecho llorar a ninguno verdad? NO, qué bien!!! Muy bien, cariño, me encanta cuando te portas bien, ven que te doy un beso y un abrazo grande, que eres el mejor!"

Tienes que hacer que él quiera portarse bien, para que estés orgullosa. El error está en querer que él quiera de dejar de portarse mal para no verte enfadada. Porque estamos hablando de un niño que probablemente adora a sus padres, que se preocupa cuando ellos se preocupan y que tendrá emociones negativa de enfado, tristeza y rabia cada vez que tú te sientas así. Tienes que dar más valor a las emociones positivas, a demostrarle que estás orgullosa cuando se porta bien, que se lo cuentas a papá cuando llega a casa de lo bien que se ha portado para que papá lo felicite y lo abrace también. En definitiva, un poco como colgar su notable en la nevera y no pasarte el día criticando su suficiente. Porque criticar su suficiente no va hacer que él saque un notable, sino que lo encasillará en que es un niño de suficientes. Pero admirar su notable y alabarlo hará que él quiera tener más notables, ¿me explico?

Al decirme que no es un comportamiento nuevo, sino que ya viene de hace tiempo me deja claro que no es un problema emocional surgido de alguna situación estresante y reciente. Sobre los 2 años los niños empiezan a descubrir lo que pueden hacer para defender sus cosas o su espacio (pegan, muerden, empujan, estiran de los pelos, arañan...). Cuando estas acciones se prolongan en el tiempo suele indicar falta de límites claros. A veces no nos damos cuenta pero los confundimos. Por una misma cosa, unas veces los reñimos exageradamente, otras veces ni siquiera nos molestamos a decirles nada y hacemos ver que no lo hemos visto (no es fácil, yo conozco muy bien la teoría y sin embargo muchas veces tengo que recordármela porque hago todo lo contrario a lo que debería). Por eso os digo que deberíais sentaros y ver si sois coherentes cuanto le reñís y cuando lo alabáis. No hace falta estar riñendo por todo, hay que priorizar lo que realmente os preocupa (a veces nos ponemos hechos una furia cuando no nos deja oír el telediario, pero no nos molestamos en reñirle cuando le contesta a mamá "Tu calla!" )

Priorizad, sed coherentes y sobretodo premiadle con vuestra atención y vuestro cariño cuando se porta bien. Creo que si os lo proponéis notareis cambios en unos meses. Pero sed constantes y coherentes, sin ser exagerados (sois padres, no militares!).

Espero que todo os vaya bien y que os haya podido ayudar. Un abrazo

Muchísimas gracias por tan buena atención y dedicación,creo que has dado en el clavo,hay que premiar más y no obsesionarse con lo que se hace mal,qué difícil es el término medio.me guardo tus datos,seguro que te volveré a dar la lata..saludos y un abrazo

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas