Filtro depuradora

¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar la arena del filtro; qué tipo de arena se emplea; y, que pasos se deben seguir para cambiarla?(

1 Respuesta

Respuesta
2
La arena de sílice que se emplea para filtrar (sílex), se basa en sus propiedades de presentar aristas. Es decir que el grano no es redondeado como sucede con los guijarros de rio o la arena de la playa.
Así una columna de arena, filtra gracias a las cavidades que forman unos granos de sílex contra otros, y lo más importante, que las aristas sean angulosas: gracias a ello se tiene la capacidad de retener las partículas a filtrar, de grosores superiores a 30 micras aproximadamente.
Lo que determina el tiempo que "dura" el sílex, es efectivamente cuando la arena, por desgaste, pierde esas aristas, que se van redondeando por efecto de las fricciones producidas por el movimiento del agua (que hace que la arena vibre/desplace dentro del filtro).
Otro factor que afecta a la calidad del sílex, es el desgaste químico. En efecto, con pH's bajos, se acelera el proceso ya que la acidez descompone el material, acelerando el proceso de desgaste.
"Cada cuanto tiempo se debe cambiar la arena del filtro"
Así pues, decidir que tiempo va a durar el sílex, es cuestión de evaluar en que estado se encuentra el sílex. Y ello solo se puede evaluar correctamente si se dispone de un microscopio. De cualquier modo, como que no todo el mundo dispone de uno, entonces hay que aplicar una tabla "práctica":
-Piscinas con tratamiento del agua errático/filtración infradimensionada... se debería cambiar el sílex cada 3 a 4 años.
-Piscinas con tratamiento del agua correcto/filtración correctamente calculada... de 4 a 6 años.
De forma generalizada, valdría decir de 4 a 5 años.
"qué tipo de arena se emplea"
Pues arena lavada de sílice de 0,4-0,7mm.
"que pasos se deben seguir para cambiarla"
Es muy sencillo:
Lo primero es cerrar todas las válvulas (grifos) para evitar que nos llegue agua al filtro (obviamente asegurar antes que la bomba esté absolutamente desconectada).
El segundo paso es abrir la tapa del filtro. Esta suele estar formada por una tapa de brida con 6 u 8 tornillos que hay que ir aflojando hasta que quede libre. Otros sistemas emplean zunchos perimetrales, que con uno o dos tuercas ya liberan dicha tapa. Otros sistemas se basan en cierres de compresión, en los que una gran tuerca se debe aflojar sin herramientas para luego liberar la tapa con un giro breve.
El tercer paso sería el de evacuar el agua de dentro del filtro. Para ello la mayoría de los filtros poseen un tornillo de vaciado en la parte inferior. Si no estuviera, se puede vaciar en parte por medio de la válvula selectora del filtro: poniéndola en posición VACIADO (siempre que el tubo del desagüe no se encuentre por encima del nivel del filtro).
El cuarto paso, es extraer (si lo tiene) el difusor de agua, que tendrá un aspecto como de "seta" de 10 a 20cms de diámetro con grandes agujeros, que es lo primero que se ve al retirar la tapa del filtro. Este debería estar colocado a presión, por lo que se debería poder extraer sin dificultades.
El quinto paso, es proteger el tubo de entrada (donde estaba el difusor), para evitar que caiga arena en el interior. Emplea una bolsa de plástico atada con una goma, cinta aislante, etc...
El paso sexto, es extraer la arena. El método correcto es emplear un aspirador profesional que la extraerá en húmedo en un santiamén. La vía manual es simplemente hacerse con un útil, que pueda entrar y salir por la boca de carga, y extraer la arena poco a poco (el fondo de una botella de agua de plástico puede servir muy bien). Hay que aclarar que al llegar al fondo del filtro hay que tener mucho cuidado, ya que se encuentran unos elementos que son extremadamente frágiles denominados brazos colectores. Son delicados ya que tienen unas aberturas de décimas de milímetros cuya función es la de dejar pasar el agua pero no la arena. Si dañas uno inadvertidamente, te encontrarás que la arena se ira hacia la piscina, por lo que deberás repetir el proceso desde cero, y además cambiar el brazo colector.
Te recomiendo que no llegues hasta ese punto: el que quede unos 10-15cms de arena "vieja" por encima de los colectores no es malo.
El séptimo paso, es introducir la nueva carga de sílex. Observa la cantidad que la etiqueta técnica indica. Cada saco comercial contiene 25kgs. O sea si en la etiqueta se lee 85Kgs, deberás hacerte con 4 sacos (100kgs). El sobrante lo puedes guardar. Toma especial atención al llenar los primeros kgs... Es muy delicado. Si dejas caer 25kgs casi de golpe en su interior, lo más probable es que rompas los brazos colectores. Para evitar ello, procura llenar de agua el filtro hasta la mitad, más o menos, y echa los 2 primeros sacos despacito para que se reparta y se asiente bien suavemente. El resto de arena hasta completar la cantidad necesaria ya la puedes ir añadiendo sin tantos miramientos.
El octavo paso, es el de aplanar la arena dentro del filtro. Con la mano mira de dejar la arena plana: evita que dentro del filtro queden montículos o valles. Retirar la protección del tubo de entrada o del difusor. Ahora ya se puede limpiar los restos de arena que se haya quedado en la zona de encaje de la tapa (limpiar muy bien), y verificar que la junta de la tapa esté en buenas condiciones. Es MUY recomendable que cambies dicha junta, ya que 3 a 7 euros no es una ruina y vale la pena. La junta bien colocada, y si es posible con una cantidad generosa de grasa de silicona, o en su defecto vaselina industrial. Coloca de nuevo el difusor en su sitio, y fija la tapa firmemente pero si exagerar.
El último paso es el lavado del sílex. Aunque el sílxex aparente estar limpio, en realizad contiene bastante polvo y suciedad que conviene eliminar. Realiza un lavado generoso a contracorriente del filtro como es habitual, y seguido de un enjuague.
El filtro ya está listo para los próximos años.
Buena suerte en el trabajo!

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas