Donación de vivienda y herencia futura

Hola
Somos 4 hermanos de Bizkaia y nuestros padres quieren ser lo más equitativos posibles con la herencia por lo que nos han surgido unas dudas.
La cuestión es que una de mis hermanas recibió como donación una parte de la vivienda de mis padres.
Mi hermana hizo los tramites para que se catalogara como vivienda y ahora quiere otra parte de la vivienda de mis padres para anexionarla a la parte antes recibida.
La cuestión es: esa vivienda y esa otra parte ¿se consideran como parte de la herencia?
Cuando nuestros padres fallezcan y si se valoran en más de la cuarta parte, ¿debe mi hermana repartir en metálico o como sea la parte que no le corresponde?
Si mi hermana quisiera vender su casa recibida en donación ¿puede hacerlo libremente o debe ofrecerlo primero a los hermanos? ¿En qué términos podría venderla?
Muchas gracias

1 respuesta

1
Respuesta de
Buenas tardes:
No entiendo muy bien su pregunta, porque una vivienda en principio es indivisible.
Claro que yo hablo de una vivienda normal. De un piso.
Por eso no entiendo que le donen a su hermana una parte de la vivienda y luego le vayan a donar otra parte de la misma vivienda.
Pero bueno, puede hacerse, aunque sea un piso que es indivisible.
De todas formas, le voy a decir cómo van las herencias y seguro que le queda claro.
Las herencias son como una tarta.
Imagine que la parte usted en tres partes iguales.
Dos de esas partes son la legítima, que por Ley ya está adjudicada a los llamados "herederos forzosos". (Artículo 806 del C.Civil).
En este caso, los herederos forzosos son los hijos.
Pero esas dos partes son diferentes entre si.
Un tercio de la tarta, se llama "de legítima estricta". Y es a dividir a partes iguales entre los hijos.
El segundo trozo de la tarta (también de legítima, o sea, que también para los hijos), se llama "tercio de mejora" y la Ley autoriza al testador que reparta este trozo como guste pero solo entre los hijos, claro. O sea, que incluso puede dejárselo entero a uno solo y nada a los demás, o dárselo a dos, y los otros nada... Puede repartirlo"mejorando", pero entre los hijos y a su gusto.
El último trozo de la tarta se llama "tercio de libre disposición" y como su nombre indica, puede disponer de él a su antojo.
Puede dejárselo a un amigo, a un vecino, al del bar de la esquina, al vendedor de la ONCE, a una ONG... A un hijo... A dos.. a todos.. a un nieto.. un sobrino.. a quien quiera. Es de libre disposición.
Es decir, que a esa hija, le pueden donar el tercer tercio.
Además, donarle el segundo (el de mejora).
Y además, le corresponde su parte del primero. (Un 8,33% del total del piso).
Lo mínimo pues que a los otros tres hermanos les pueden dejar es una cuarta parte del primero tercio a cada uno. Su legítima.
O sea, que si cada uno recibe un 8,33% de la HERENCIA, no pueden quejarse.
Y OJO... Digo de la HERENCIA. No del piso.
Porque si hay más cosas: Dineros, fondos de inversión, fincas, parcelas, locales u otros pisos... etc.. Todo se junta, incluidas esas donaciones, y cada uno debe recibir al menos ese 8,33%.
Es decir, que si dejan dinero bastante, por ejemplo, podrían donar ese piso entero a esa hija, y los otros mientras reciban ese 8,33 (Del total) cada uno, no pueden quejarse.
O sea, que aunque sean donaciones, han de incluirse en la herencia, pero solo a efectos de la estricta legítima.
Pongamos que sus padres hacen testamento y dicen que dejan su herencia a dividir entre sus cuatro hijos a partes iguales.
Pues esas donaciones no entran en esa división en cuatro partes.
Solo entran a efectos de la legítima estricta, ya que se consideran esas donaciones como parte del tercio de libre disposición y del tercio de mejora.
Un poco "jaleoso", pero espero haberme explicado bien.
De todas formas, si quiere puntualizar algo, no tiene más que decírmelo.
Un saludo y por favor, no olvide finalizar la pregunta para que me quede libre.
Gracias.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje