¿Cómo dejar que me importe lo que los demás digan de mí ?

Bueno talvez mi pregunta sea algo complicada, porque muchas personas me dirán que no les haga caso, pero de verdad, esto cada día me consume más y más, al grado de sentirme solo, y en una frustración horrible, bueno yo soy un chico de 29 años del estado de México, soy enfermero, y bueno, no me considero una mala persona, le echo ganas a la vida, ayudo a los demás cuando puedo, no tengo maldad en mí, pero no sé qué pasa, que a donde quiera que valla, siento como inmediatamente la personas me mira, pero como si les molestara mi presencia, veo sus caras de disgusto, y bueno aunque no haya hablado algo ni nada es como si mi presencia tuviera algo malo, y aunque me paro feliz en las mañanas, y decreto que será un día bueno, siempre pasa lo mismo, y no se p0or que, y en cosas cotidianas del día a día me pasa, como por ejempló; el caminar en la calle cuando me cruzo con alguien se voltean, o me miran fijamente pero como molestos, algunas personas, suben más la cara o silva tratando de ignorarme, y eso de verdad me está acabando, me encanta mi vida pero eso me da para abajo, y eso es adonde quiera que valla, y lo peor es que no me considero feo, ni el más guapo, pero muchas personas me han dicho que estoy lindo, y cuando me arreglo para salir a dar la vuelta, lo mismo, ni una mirada y todo pasa igual, y lo más feo de esto, es que cuando salgo con algún amigo o amiga a dar la vuelta, veo como a ellos los miran, la gente les sonríen, y cuando yo trato de igual manera devolver la mirada, la gente se voltea... Y veo su cara de enojo,,,, de verdad ya no puedo más, porque yo no puedo ser así, ¿quisiera entender por qué?, y sé que se oiría raro o inimaginable, pero me pasa casi todas las horas del día, y empeora, cuando trato de toda voluntad caminar seguro de mí mismo, mirando hacia enfrente, ver a la gente a los ojos es cuando, más la gente levanta su cabeza y hasta luego cuchichean algo... No sé, espero y me piedad ayudar estoy desesperado... No quiero vivir mi vida así solo... E ignorado, espero y me lean y me puedan ayudar... Este es mi número por si alguien quisiera platicar conmigo es el 5524158702...

3 respuestas

Respuesta

Es raro tu caso, por que no pasa solo en el trabajo, se que es dificil, una vez hubo un caso aunque no era tal cual el tuyo, podria servirte. Te lo cuento en breve. Un chico tenia problema con las chicas, lo dejaban al poco tiempo, le aconseje averiguara por que, preguntandole a la ultima que mas o menos era accecible, por supuesto esa gente que no es muy intelectual no quiere hablar, por diversos motivos, al final le conto el porque, y eso fue una gran ayuda, muchisia en realidad, no solo para mejorar, sino para entender como manejar su vida. Trata de averiguar de algun modo que es lo que causa fastidio, si como vistes, si como miras, lo que sea, puede que te cueste, hacelo con discrecion, eso podria ayudarte, de ultima si podes, anda de un sicologo si es bueno, quizas se de cuenta con la entrevista. Sds.

Respuesta

A lo largo de nuestras vidas todos pasamos por épocas difíciles, aquellas en las que sentimos que todo nos sale mal o que la vida no devuelve nuestro esfuerzo. Sonríe y consigue que lo que guíe tu vida sea aquello que te haga feliz y no lo que te preocupe.

Respuesta

A lo mejor tus amigos tienen facilidad para entablar ese tipo de relaciones, pero no debe disgustarte si tú no tienes esa facilidad; y ya se sabe que lo forzado no es lo natural; y quizá ellos no demanden nada de los demás, y eso los tranquiliza a todos, no resultando carga para nadie; en cambio, si tú quieres que te miren, ya les estás demandando algo.
Yo te recomendaría no ir mirando a la gente por la calle; no vayas pendiente de si te miran o no, o de si miran a tus amigos, o no. Y algo que te ayudará a esto es no vivir para ti mismo, sino que piensa en hacer el mayor bien de verdad que puedas con tu vida, por supuesto que con la gracia de Dios, y siempre cumpliendo los Mandamientos de Dios. Habla con Dios en la oración, y pídele luz y fuerza para amar de verdad, para buscar el bien, y no para buscar las vanidades, sino que sobreponiéndote a ellas.
Da gracias a Dios por todo; por aquello que en principio te agrada, y por aquello que en principio te desagrada. Quizá esta circunstancia o característica personal te ayude a la salvación eterna más que si tuvieras una facilidad extraordinaria para entablar relaciones sociales.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas