Estoy por acabar con mi vida, esta es mi última opción de querer vivir.

Todo empieza años atras, tuve una severa enfermedad mental que duró años y hasta el día de hoy me sigue. El problema no es directamente conmigo o mi salud, pasa que tengo una novia que me hace extremadamente feliz pero últimamente se le han acomplejado muchas cosas, yo ya no puedo ayudarla y me duele al alma verla y dejarla así, pero yo sería una carga pesadísima que no quiero que ella tenga si sigo vivo. Todo esto lo hago por mí, no por ella, no soporto ser inutil y sentirme inutil para todo, ya no le soy atractivo, me dice que me quiere a veces y no suena sincero, el sexo no se siente igual. Me siento en una caja tremenda amarrado al centro, todo el mundo está en los bordes y mi radio no me deja alcanzar las salidas aunque las tenga ahí. Junté muchas pastillas, 17,160mg entre antidepresivos, pastillas para dormir, anelgésicos, etc... Terminé además una carta de despedida, estoy listo para partir pero no siento que pueda y no sé a quien acudir para salir de aquí, ya que ni la ayuda profesional me salvó. Espero comprendan y puedan ayudarme a aferrarme a la vida

2

2 Respuestas

0 pts. El fracaso enseña lo que el éxito esconde

Entiendo un poco como te sientes, y aunque en estos momentos no puedas entenderlo, sí que hay salida de esa cárcel y luz al final de su túnel. La depresión es una enfermedad tratable y quien sigue las pautas que le marquen los profesionales puede abrazar la legítima esperanza de que llegará la mejoría. Dejate querer por las personas que tienes alrededor, familia, amigos. Tira todas esas pastillas, quema la carta e intenta salir a respirar naturaleza, ver todas las cosas preciosas que la vida nos ofrece. Estás buscando ayuda si escribes aquí y eso es un paso importante. Busca ayuda de otro profesional y no pienses en esa salida de ninguna manera. Si necesitas hablar cuenta conmigo. Mi madre salió de una profunda depresión y es una persona feliz, tú también puedes. Un abrazo amoroso.

133.750 pts.

Corre a un confesionario; mirá qué fácil. Mira a donde has llegado y arrepiéntete de todo lo que no has hecho según la Ley de Dios, según la Verdad.

Dices que no soportas ser inútil y sentirte inútil. Hace falta humildad para amar de verdad, y para hacer el bien de verdad. No se trata de hacer determinadas cosas para lucirse uno, sino que se trata de hacer el bien de verdad, y eso siempre es posible.

Puedes hacer mucho bien. De una acción tuya en gracia de Dios puede derivarse mucho bien, tanto para personas cercanas como lejanas. Y el primer beneficiado de actuar según Dios serás tú.

En esta vida terrena, el sufrimiento puede ser útil si te decides a amar de verdad. Si uno muere en pecado mortal va a la muerte eterna, y en esta situación ya no se puede amar, y de aquí no se sale.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas