Acto de autocomplacencia, normal o sobrenatural

Mi pregunta parece muy común, pues la masturbación es algo muy común y yo personalmente no tengo nada en contra de practicarla. Lo que sucede es que me encanta experimentar cosas muy fuertes y pues quisiera saber si es algo normal lo que estoy haciendo conmigo misma.

Para comenzar lo haré diciendo que soy una chica muy sensual, que adoro las posturas exóticas y todo cuanto pueda proporcionarme placer a mí y a mi pareja. No tengo tabúes y trato de cumplir cualquier fantasía que se me ocurra, no descanso hasta conseguirlo. Por mi pasado como gimnasta tengo una flexibilidad muy buena que también contribuye a que pueda llevar a cabo mis gestos acrobáticos, y es precisamente este el tema de mi pregunta hoy.

Resulta que en una de mis tardes de placer a solas, se me ocurrió después de estar muy pero muy hot con mis juguetes, pues prácticarme sexo oral a mí misma. Mi flexibilidad me da la posibilidad de llegar hasta mi vagina sin mucho esfuerzo, siempre fue así, pero la verdad, nunca adopté la postura desnuda. Esa tarde estuve jugueteando muchísmo con mis sensaciones y acabé tan pero tan exitada que realicé una apertura al frente y quedé con mi vagina abierta completamente en mi nariz. Estaba muy mojada, chorreaba hasta mi ano completamente... Dudé por un segundo si me atrevía o no a lamerla pero tras un instante fue irresistible mi deseo de hacerlo, más que por el placer de probarla la verdad fue por el deseo de recibir el sexo oral en mi clítoris, pero al final disfruté intensamente hasta mi sabor.

Comencé a pasar suavemente mi lengua desde arriba hasta abajo, me detenía a subsionar el clítoris unos instantes y luego bajaba con mi lengua lamiendo hasta el mismísimo ano. Introduje varias veces mi lengua completamente tanto delante como atrás, me mordí, metí mis dedos mientras me lamía el clítoris, en fin, me di como se dice vulgarmente una buena mamada! (Disculpen el término)

Sobra decir que terminé explotando en un magnífico y gigantesco orgasmo que asumo debió escuchar hasta el portero casi sordo de mi edificio! Pero igual no me importó, yo estaba complacida 100% y feliz conmigo misma por no poner límites a mi imaginación.

Ahora bien, no pregunta no es si está correcto o no disfrutar de mi cuerpo de esta manera. Lo que deseo saber es si estaría bien que se lo comentara a mi novio, pues temo que aunque no sea un chico esquemático ni con tabúes, todo lo contrario, es muy abierto de mente. Pero igual temo que este acto no le agrade mucho conocerlo y que me rechace de algún modo, sobre todo porque me gustaría alguna vez realizarlo frente a él para que me disfrute viendo y de paso participe si así lo desea.

Alguien que me de su criterio

1

1 respuesta

Respuesta
2

Yo creo que esta bien que experimentes con tu cuerpo si así lo deseas, no se porqué deberías sentir culpa si tu pareja te ama y respeta seguro lo entenderá y quizás le surja algo bueno a ambos para experimentar juntos también. La autosatisfaccion y aceptación de tu cuerpo creo que es algo siempre bueno porque te ayuda a conocerte y amarte a vos misma que es lo más importante.

¡Gracias! Comentarte que seguí tu consejo. Abrí mis sentimientos a mi novio. Haber, no lo hice tan directamente, sino que como él conoce mi flexibilidad pues me aproveché de su calor sexual y en medio de las caricias y juegos sexuales realicé la tan famosa apertura al frente. Cabe decir que tenía mis bragas puestas aún, pero llevé mi boca hasta muy cerca de mi vagina como provocándolo. Y vaya sorpresa, él mismo me corrió la braga a un lado, dejándome expuesta por completo y me dijo "A que no te atreves a comértela???", pues bueno, como quien no quiere las cosas me fui acercando hasta llegar levemente con la punta de mi lengua al clítoris.

Mi novio comenzó a masturbarse y yo al verlo pues lamí con más fuerzas y profundidad. Al instante no pudo resistir más, acercó su pene un poco y eyaculó sobre mi vagina y mi cara mientras yo seguía empeñada en lograr el orgasmo con mi boca, lamí mis fluidos y también su semen regado por todas partes. Todo era genial, pero al ratito al ver que me observaba ya satisfecho, me desconcentré un poco y no pude provocarme el tan deseado orgasmo, tuvo que culminarlo él con su boca y sus dedos entonces. En otra ocasión será!!! Gracias por tus consejos, es bueno ser siempre uno mismo y disfrutar al máximo de los placeres del sexo.

Bye.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas