Adjuntos de Word en Outlook Express

A ver si me puedes "iluminar" sobre un problema que me ha surgido.
Envié una factura hecha en Word como adjunto en un correo electrónico. El que lo recibió dice que la factura que recibió tiene otro importe diferente de la que yo le mandé. Incluso dice que lo ha revisado un supuesto "técnico informático" que ha verificado que el adjunto es el que dice el cliente, y por tanto diferente al que yo le mandé. Yo no conservo el original (es de hace tres años), pero sé a ciencia cierta que ha manipulado el adjunto y el que dice que recibió no es el que yo le mandé.
Mi pregunta es: ¿Es esto posible? ¿Se pueden modificar los adjuntos en un correo electrónico para dar a entender que el adjunto es otro distinto al que se envió?
Para que tengas más datos, él tiene un correo electrónico de "telefónica.net" configurado en el Outlook Express.
Y ahora te digo las pruebas que he hecho para comprobarlo:
1) Me mandé desde una cuenta de Hotmail un correo a otra cuenta que tengo configurada en el Outlook Express (en Windows XP). Recibí el correo en OE, lo abrí, abrí el adjunto de Word, lo modifiqué lo guardé y lo cerré. Al cerrar el mensaje salió una ventana preguntándome si quería guardar los cambios (en el mensaje) y le dije que sí. Cuando lo volví a abrir, el documento estaba efectivamente modificado. Sólo que en las propiedades del documento de Word (Archivo-Propiedades) pone cuando fue creado y la fecha y hora en la que yo lo acababa de modificar.
2) Pero lo he probado en otro ordenador, con el mismo Outlook Express, lo he abierto, lo he modificado, lo he guardado, pero al cerrar el mensaje no me pregunta nada de guardar los cambios (en el mensaje, se supone). De tal forma que al volver a abrir el correo electrónico y el adjunto, éste aparece en su forma original, es decir, sin modificar.
¿Cuál es la diferencia entre los dos Outlook Express de dos ordenadores diferentes? ¿Hay alguna opción de configuración que desconozca? ¿Cómo podría hacer para que me guarde en el adjunto los cambios realizados?
Te agradecería mucho la ayuda sobre este particular. Es muy importante para mí.

1 Respuesta

Respuesta
1
Vayamos por partes. En primer lugar nunca se debe de enviar un documento adjunto de esas característica en Word, siempre hay que enviarlo en PDF, así es mucho más difícil el poderlo modificar y a ser posible protegido contra escritura. En segundo lugar te diré que sí es posible el poder modificar el adjunto de un documento Word con mucha facilidad. Espero que entiendas que, una vez que recibes el adjunto, bien sea por medio del Outlook Express, o bien, a través directamente de un servidor este una vez que lo abres es un documento Word completamente normal y que puedes descargarlo y guardarlo en el directorio o carpeta que estimes más oportuna. Entonces si él recibió tu correo, vio el adjunto, lo abrió, leyó y modificó lo que creyó conveniente y guardó en una de sus carpetas siempre puede decir que ese es el adjunto original porque si quiere volver a enviártelo a ti o a cualquier otra persona no le reenvía el introducido en tu correo y sí adjunta este que se descargó en su ordenador y modificó. En las pruebas que tú hiciste es normal que te saliera la ventana que te decía si querías guardar los cambios y al decirle sí te los guardó y estaba modificado. ¿Sabes por qué? Lo descargaste y guardaste en el mismo sitio que tenias el original que a él le enviaste y al ir a dejar allí el de la prueba que hiciste te dijo existir yá uno con el mismo nombre. Completamente normal, cosa distinta es que lo hubieras dejado en otra carpeta o con otro nombre entonces siempre hubieras conservado el original. Normal también lo de la fecha y hora de creado puesto que lo acababas de dejar allí. En otro ordenador no te preguntaba nada, cosa normal, yá que allí en ese ordenador no existía ningún documento igual y por lo tanto este que ibas a dejar era completamente nuevo sin existir ninguno con ese nombre y en ninguna bandeja. Completamente normal. No hay ninguna diferencia entre los Outlook la diferencia es que en un ordenador existía yá el documento y en el otro no. No hay ninguna opción de configuración para eso, en estos casos es el documento adjunto el tipo que es y donde lo vas a dejar y guardar. Creo haberme explicado lo suficientemente bien para que me hayas entendido, en caso de duda pregúntamela o contacta de nuevo conmigo.
Hola Experto:
Ante todo gracias por contestar. Aunque tu respuesta, aunque con muy buena intención, no ha dado en el clavo, siento decírtelo. Tal vez no me haya explicado con claridad, o tal vez tú no me hayas entendido bien. Intentaré describírtelo de otro modo:
Yo te entiendo, es muy fácil abrir el adjunto, cambiarlo y luego reenviarlo y decir que era el original. Pero este no es el caso. Esta persona supuestamente trata de demostrar mediante un "perito informático" (he leído hasta su informe) que el adjunto que acompaña el mensaje es diferente del que yo le envié. Y lo ha mirado en su propio ordenador, en el ordenador receptor del mensaje. Ese es el problema. Si yo recibo de otro ordenador un documento de Word, lo abro, lo leo, lo modifico y lo guardo, cuando cierro el mensaje y lo vuelvo a abrir el adjunto sigue siendo el original. Lo he probado varias veces y aunque el adjunto modificado lo haya guardado en "Mis documentos" por ejemplo, cada vez que abro el adjunto desde el mensaje aparece el original. Supuestamente ese "perito" comprobó desde el ordenador de su cliente que el adjunto era otro al que yo le había mandado. El dice que yo le envié ese, y yo estoy convencido de que le mandé otro.
Ahí está el problema. ¿Cómo se puede modificar un adjunto para que al abrirlo desde dentro del mensaje (no desde "Mis Documentos") no aparezca el original y sí el modificado?
La prueba que yo he hecho es: desde el ordenador del trabajo he mandado un correo con un adjunto de Word a los tres ordenadores que tengo en casa, cada uno con una cuenta de correo electrónico diferente (la mía, la de mi mujer y la de mi hija). Y en el mío me permite cambiar el adjunto y en los otros dos no. En ninguno está el documento original (lo tengo en el trabajo), y en los tres sigo el mismo procedimiento: abro el mensaje, doble clic en el adjunto, se abre el Word, lo modifico, lo guardo (nunca me pregunta dónde quiero guardarlo, lo guarda en una carpeta de archivos temporales), lo cierro, y cierro el mensaje de correo electrónico: en mi ordenador me pregunta si quiero guardar los cambios al cerrar el mensaje (no al cerrar el adjunto, que ya estaba modificado y cerrado), y al entrar de nuevo en el mensaje el adjunto ha cambiado. En cambio, en los otros dos ordenadores al cerrar el mensaje no pregunta nada, y cuando abro de nuevo el mensaje el adjunto sigue siendo el original, nunca el modificado.
Ahí está la pega. ¿Qué tienen de diferentes los tres ordenadores? ¿Por qué yo puedo modificar el original y los otros no? Si los pasos son los mismos, si nadie guarda el adjunto específicamente en un sitio concreto,...
Lo que quería saber es si se puede comprobar "in situ", en el ordenador receptor del mensaje, sin reenvíos, cuál es el adjunto. Sé que si me dice que lo ha guardado en "mis documentos" y yo voy allí y lo abro, seguro que está modificado. Pero si voy al Outlook, abro el mensaje, y hago doble clic en el asunto, ¿cuál me saldrá: el modificado como en mi ordenador, o el original como en los otros dos ordenadores de casa?
No sé si ahora me he explicado con claridad. De todas formas, te agradezco muchísimo tu ayuda y sabré valorarla. Un saludo y hasta pronto
Ricardo Alonso
De nuevo Ricardo ! Parece ser que ahora sí que te he entendido perfectamente y te contaré... se puede modificar el adjunto de un correo, verás la modificación siempre y cuando tengas el correo a la vista, una vez cierres o quites el correo, el ADJUNTO NO SE QUEDA MODIFICADO y sí en la carpeta temporal en donde lo tiene y deja si tú no le dices nada. Como muy bien has dicho tú los adjuntos de los correos se abren, se pueden modificar y los deja en una carpeta de archivos temporales y si existe le pone un 1 entre paréntesis (1), pero los deja ahí temporalmente a no ser que, después de la modificación que tú le hagas te lo lleves, por ejemplo a mis documentos. Pero estén en donde estén dicho adjunto original NO se puede modificar a no ser que se haya "trucado" o hecho algo parecido. Seguro que en el Ordenador de tu casa, el que tú utilizas si te envías un adjunto nuevo desde tu trabajo en Word y lo abres, modificas y guardas tal cual, sin decirle carpeta alguna, repito... primera vez, te lo guardara en una carpeta de archivos temporales preguntándote siempre si lo quieres modificar, yá qué el que has abierto que es del adjunto lo tiene ahí depositado y lo estas viendo teniéndolo ahí,, una vez hecho eso lo modificas, lo miras y SIIII ves las modificaciones hechas, ahora bien, una vez cierres el mensaje de correo en donde iba el adjunto y lo vuelves a abrir NOOO te toma el que has modificado tú (ya que ese está en la carpeta temporal) y si te toma el original, siempre el original. Esto es el funcionamiento lógico y normal del adjunto que lleva un correo. Otra cosa es que ese señor al que tú se lo enviaste haya hecho un buen juego, truco y demás para que aparezca la modificación en el adjunto pero por lógica los adjuntos funcionan así. Si en los otros ordenadores de tu casa tienes cosas distintas quizá sea o pueda ser al modelo de Word que tengas instalado a la hora de abrirlo pero mismo Word en tu trabajo que en tus ordenadores de tu casa la lógica y lo normal es lo que te he descrito anteriormente. Y te repito... en el PC de tu casa, en el que dices ser el tuyo... haz la prueba tal y como te he dicho yo y seguro el adjunto no se quedará modificado. Ojo, sí que se modifica y lo ves modificado cuantas veces quieres sin llegar a cerrar el mensaje, una vez cierras el mensaje que contiene el adjunto y lo vuelves a abrir estoy completamente seguro que no veras la modificación que hiciste con anterioridad. Espero haberme expresado esta vez lo suficientemente bien para que me hayas entendido.
Hola de nuevo, experto:
Ahora sí que te he entendido perfectamente y queda todo muy claro. Pero quería hacerte una aclaración para terminar el tema a ver si puedes explicármela.
Ya sé porqué en el ordenador de mi casa puedo modificar el adjunto y en los otros dos no. En mi ordenador uso el Outlook 2003, y en los otros dos el Outlook Express. Es curioso, pero en el Outlook 2003 sí que puedo modificar el adjunto. Es en este programa donde me dice, al cerrar el mensaje una vez modificado el adjunto, si quiero guardar los cambios, y si le digo que sí, al volver a abrir el mensaje y el adjunto éste aparece modificado. En cambio en el Outlook Express no se puede hacer.
¿Qué es lo que pasa? Pues no lo sé. No sé porqué el Outlook permite hacer modificaciones en el adjunto y el Express no. ¿Sabes por qué ocurre esto?
Muchísimas gracias y siento darte tanto la lata, pero es un tema que me afecta muchísimo, y más en estos tiempos de crisis en los que estamos. Y aunque no sea un experto más que en ofimática, me tienes a tu disposición para lo que quieras. Un abrazo y gracias de nuevo
Ricardo Alonso
Me alegro que hayas dado el porqué en el de tu casa sí, podía ser por eso o quizá también por el tipo de documento Word generado en el 97, 2000, 2003, etc. Si en el Outlook 2003 sí que puedes, quizá al ser una versión más moderna sí te permita el poder modificarlo sin problema, yo siempre me refería al Outlook Express que, como bien veras, es el nombre que lleva el titulo de tu pregunta. ¿Qué es lo que pasa?... te preguntas! Repito quizá al ser una versión más moderna si que lo permita y no lo veo mal ya que siempre estas mejoras están pensadas en que, nosotros los usuarios, trabajemos con más recursos y mayores facilidades y nunca pensando en que personas puedan utilizarlas mal intencionadamente como es el caso que a ti te ha pasado. Repito, nunca más envíes adjunto importante en ningún tipo de Word, antes lo pasas a PDF (a simple vista no se puede escribir ni modificar nada sobre el) y si es posible le pones contraseña contra escritura... así aunque también podría ser falsificado necesita ser mucho más experto para poder hacerlo. Nada de lata, por favor, estamos hablando de cosas que son mi trabajo diario y cotidiano, teniéndome a tu disposición para todo aquello que te haga falta o me necesites. Otro abrazo para ti y un saludo cordial.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas