Depresión tras un infarto

Antecedentes: varón, 57 años, empresario, su vida es el trabajo hasta el punto de no comer por no romper el ritmo del mismo, sin problemas económicos, separado. Sufre infarto con pérdida de conocimiento por lo que no pasa por la fase de angustia producida por el dolor y la sensación de muerte inminente. Los diez primeros días, animado y hasta exultante. Después, en 24 horas, cae en una depresión, que en princicio los médicos achacan a la ansiedad por falta de nicotina. Pierde todo estímulo, no quiere hablar con nadie, se considera un vegetal al no poder trabajar, ni fumar, ni comer con sal, y ni tan siquiera acepta la compañía de una relación que comenzaba y le llenaba de ilusión.
Pregunta: Como tratarle, la familia, ¿esa pareja o su hermana que es la única persona que convive con él? ¿Cómo puede salir de ello?
1

1 Respuesta

167.150 pts. Hola, soy psicóloga clínica, trabajo en PsizaMa, es un...
ESpero ser de ayuda aunque el punto de vista de un clínico no tiene por qué cuadrar con el académico.
Habría que tener en cuneta que la depresión en este caso es una reacción ante el cambio de vida del que es consciente que se avecina.
Los principales síntomas de la depresión, son estado de ánimo triste, baja autoestima, anhedonia...
La forma de tratarle es poco a poco hacer que vaya estando más activo, que asuma ciertas responsabilidades, dándole cosas que hacer, buscando que se sienta útil.
ES decir lo que genera ilusión y ganas de vivir es tener una meta, este hombre ha perdido sus metas principales; pero sigue habiendo muchas otras que puede plantearse. Por ejemplo podría plantearse asesorar a futuros empresarios, colaborar con asociaciones, se trata de abrirle los ojos a nuevas posibilidades.
Seguramente hay muchas cosas que ha dejado de hacer por dedicarle tanto tiempo al trabajo y ahora tiene ocasión de hacerlas, las personas cercanas podrían buscar realizar con él alguna de esas actividades.
Lo más importante es hacerle ver que su valía no depende de cómo trabaje, sino de cómo es él y mientras siga vivo habrá gente que le aprecie aunque no pueda hacer algunas de las cosas que hacía antes.
También es importante que tengan paciencia, todo gran cambio requiere un tiempo de adaptación, no se le puede exigir que esté bien, se trata de ir muy poco a poco.
Si lo deseas puedes leer más sobre ela depresión en nuestra web: www.psizama.com

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas