Mi madre nunca me ha dicho que me quiere tampoco me ha abrazado nunca, prefiere a mi hermano mayor

Hoy he llegado hasta el límite de mi tensa situación, tengo 34 años mi vida he tratado de hacer las cosas como mi mamá las ha querido he tenido como todas las personas muchos fracasos y grandes errores, mi mamá ya está bastante mayor, desde que tengo uso de razón ella en escasas ocasiones me ha abrazado, nunca me ha dado la bendición, nunca compartió un juego conmigo siempre decía que estaba enferma o con algún dolor tanto así que de niña yo no quería llegar a la vida adulta porque pensaba que era enfermedad, cuando yo estaba enferma siempre me hacia sentir que yo era la culpable de mi enfermedad o lo que sea, luego me decia que ella se desvivia cuidandome mis enfermedades, por cosas que puede cometer cualquier niño los insultos eran, maldita, infeliz, desgraciada, nunca conoci otras palabras para mi, cuando estaba con alguna dificultad me hacia sentir que yo era la boba y que era mi culpa inclusive me decía que yo era una tonta, ya universitaria si estaba con algún chico me decia que me estaban viendo la cara de boba luego seguía con aquello de las relaciones íntimas, tanto así que eso en mi mente se convirtió en algo bastante malo que me llevo a sentirme impura cada vez que tenía relaciones, en la cabeza de ella siempre estaba ese fantasma de saberlo todo de acusarme y de involucrarme con muchos hombres. Siendo la realidad era otra, con 19 años estaba embarazada y tome como opción el aborto algo que remuerde la conciencia hasta ahora que tengo 30 años, no se lo podía contar a nadie, nadie jamás lo podría saber, tenía miedo de todo, miedo a mis padres, miedo de no terminar mis estudios universitarios, miedo del abandono, miedo del rechazo, miedo a mi misma y lo aguante sola y el tiempo se ha encargado de enterrarlo más no de borrarlo, eso es imposible!
Siempre un mayor favoritismo en todas las cosas hacia mi hermano mayor que si su ropa, su alimentación, sus cosas, cuando se lo decía lo único que decía era pobre mi hijo solito como trabaja y que él si se portaba bien por tanto era merecedor de sus mimos, yo total ya estaba grande para poder hacer mis propias cosas, fui excelente estudiante en colegio como universidad hasta llegue a tener postgrado, un buen trabajo, frente a sus amistades (a las que a todas les ve su pero) y familiares (que también todos tienen su pero) ostenta mi título universitario, mi trabajo, mi esposo y mi situación económica.
Mi hermano se caso con una chica que obviamente no es de su agrado, habla mal a sus espaldas inclusive habla mal de su hijo adorado, yo me case con un buen hombre que como todos nosotros tiene defectos, por los antecedentes me imagino que de mi y de mi esposo también habla mal. Ahora que estoy lejos de casa ella me llama para reclamarme que por que ella ya esta mayor la hago a un lado, que porque trabajo mucho no le hago las cosas que ella me pide, o sino que para preguntar que medicamentos se toma para sus dolencias, cuando ha estado hospitalizada por problemas de salud tengo que estar con ella, algo que lo hago con mucho gusto pero se que esta vez sus dolencias son reales.
Para mí ir a la casa de mi suegra es para tener sana envidia veo como se saludan, todos conversan, hay bromas comparten muchas cosas inclusive sus problemas y al igual que todos tienen sus disgustos, yo me siento bien cuando estoy de visita, mi mamá me reclama e inclusive me dice que si así lo prefiero que me vaya a comer, al cine, a paseos con la familia de mi esposo, pero no me parece justo porque también quiero salir con ella, pero siempre que quiero salir con ella pone de pretexto su salud, sus actividades y luego dice que no tiene dinero, y luego que no se la saca a pasear y que ni siquiera me preocupo por ella, inclusive le he pagado un viaje al extranjero que lo acepto sin chistar y sin poner pretexto de su salud. Trato de que las cosas sean llevaderas, ya que tengo una enorme barrera para decirle que la quiero o simplemente para abrazarla, trato de pasar tiempo con ella pero siempre cuidando las palabras que utilizo, me he dado en hacer las compras de los alimentos para la casa, comprarle ropa, algo así como para llenar con objetos ese vacio inexplicable. Ya me acostumbre a eso tanto que me parece normal, pero hay ese gusanito que lo llaman conciencia junto con el viene el remordimiento y pienso que no he sido una buena hija y a veces digo que lo he hecho mal y también viene a mi mente el mandamiento de honrar a padre y madre, ¿y la infaltable frase ahora que hago?
Si llega mi hermano con su esposa y pese a que habla mal de ellos, son las mejores atenciones, las mejores vajillas por último algo que me dolió mucho fue que en navidad había una enorme caja de regalo que obviamente era para mi hermano, ese momento no le pregunte ni dije nada, coincidio que deje algo de ropa fuera de lugar, pués ella no tuvo reparo de tomarla como más pudo y hacerla montón en arruamarla en el primer sitio que encontró. Después de un mes de esta situación en la que ya no pude soportar todas las cosas que me ha dicho y ha hecho, empece por lo de esta navidad y obtuve la respuesta que que mi hermano le había dado un dinero para ella y que por tanto era merecedor de eso, es decir solo fué por interés o por compromiso. Con respecto a lo de la ropa dijo que ella no lo recordaba y que por último era ropa arrugada, y del resto en pocas palabras que he sido una bestia. He llegado a pensar que yo soy lafalla, reviso mi vida y lo único que he hecho es estudiar, portarme bien y tratar deenterderla.

1

1 Respuesta

0 pts.

Lo que vives es una situación muy difícil que le sucede a muchas mujeres, y ¿cuál es su culpa?... haber nacido mujer, sólo eso.

Ciertamente no es justo cómo te ha educado tu madre, lo que te ha humillado y la preferencia hacia tu hermano, pero no puedes hacer nada para cambiarlo, no puedes cambiar a tu madre, ni enseñarle ni hacer que reconozca sus errores.

Lo que puedes hacer es cambiar cómo te sientes al respecto, reparar lo dañado en ti y curar las heridas en tu corazón.

Más sin embargo, lograr ésto, es un proceso largo y doloroso, pero que si tienes el valor de enfrentar te sentirás mejor contigo misma, más dueña de ti y de tu vida, más libre, y te reconciliarás con tu parte mujer, para que puedas vivir mejor con tu pareja y ser una mejor madre.

Porque a final de cuentas, aprendemos a ser mujeres, esposas y madres viendo a nuestra madre, y aunque no queramos repetir sus actos, su ejemplo se incrusta en el alma y terminamos siendo como ella.

Es muy importante que asistas a Terapia Psicológica para que arregles los problemas con tu madre, para que no se los heredes a tus hijos, y muy especialmente a la hija que podrías tener (o que tal vez ya tienes).

Ésto es lo que tienes que hacer para enfrentar ésta situación. Ésto es lo que tienen que hacer todas las mujeres para resolver los conflictos con su madre, para romper las cadenas, para no repetir los mismos patrones, y no seguir cargando los problemas con nuestras madres y nuestras abuelas.

Así que busca ayuda.

Mientras tanto, te recomiendo unos libros que te pueden ayudar:

Te odio, te quiero, de Isabelle Filliozat

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas