¿Cómo superar la envidia y dejar de compararme?

Mi problema siempre es el mismo, pero nunca me había percatado de que era un problema hasta ahora.
Soy chica, y ya de siempre me he sentido atraída (amistosamente hablando) por chicas guapas, inteligentes, simpáticas e independientes. La cuestión es que cuando la amistad no ha podido ser por razones diversas como por ejemplo: no les ha interesado mi amistad, se han alejado, han estado con idas y venidas, no las he visto claras... Etc, pues me ha inundado la sensación de impotencia, pero sobretodo rabia... Rabia que ésta se ha convertido posteriormente en envidia. Envidia hacia sus logros, hacia su vida social, envidia de sus amigas, de sus estudios... Pero sobretodo de su belleza.
En cambio con otras amigas que se han portado peor, o que me han dado motivos para defraudarme, no me ocurre eso, simplemente paso página y se acabó, no hago una montaña. Sólo me ocurre con las que me atraen para una amistad desde un principio y que me acabo sintiendo rechazada, pero no siempre es un rechazo directo. Quizás son simpáticas y amables conmigo y quedamos de vez en cuando, pero yo siento que no se abren a mi completamente y cuando eso ocurre, empiezo a sentirme mal.
Normalmente las mantengo, pero cuando siento que es una amistad superficial, que sólo les intereso para salir de vez en cuando y que no cuentan conmigo para otras cosas, empiezo a envidiarlas, a envidiar su vida y a compararme con ellas físicamente.
Yo no me considero fea ni mucho menos, pero es como que siempre tengo la sensación que hay algo en mi que está mal. Siempre me siento juzgada y si una persona que me parece interesante y me gusta no me presta atención o está distante empiezo a pensar que es porque no soy lo suficientemente interesante.
El problema mayor me ha venido de hace unos meses. He conocido a una chica que desde el primer momento me cautivó: guapa, agradable, simpática y aparentemente segura de si misma. Ella me mostró interés incluso quedamos algunas veces, pero ya sentí que era introvertida y que no se abría fácilmente a cualquiera, es muy reservada. Noté desde un principio superficialidad en nuestra relación, como que sólo me avisaba para salir cuando le convenía.
Todavía no sé exactamente qué me ha ocurrido con ella, puesto que con el tiempo me he sentido muy atraída, incluso sexualmente. He fantaseado con ella y me he empeñado en querer atraerle como me atrae ella a mi. Yo soy heterosexual, pero con ella he sentido por primera vez atracción y ganas de algo más hacia una chica. Lo que no tengo claro es si ella me ha despertado la bisexualidad o si estoy confundiendo la profunda admiración que siento por ella con atracción sexual.
Al ver malos resultados, que realmente no se abre a mi y hace su vida y a mi no me incluye en ella, me he sentido muy mal, mucho peor que veces anteriores. Ella me ha despertado mucha rabia y odio. Siento que la odio y la envidio, a la vez que la sigo admirando y no me doy cuenta que ya la estoy imitando en la ropa, en la forma de ser... Y me digo: ¡Basta! Y vuelvo a odiarla. No puedo más.
Lo estoy pasando realmente mal. ¿Por qué me ocurre todo esto? Y sobretodo... ¿Qué puedo hacer para cambiar y que nada me importe? ¿Por qué quiero ser amiga de alguien en concreto, por qué soy tan selectiva? Es como si otras que valieran más la pena las descartara directamente ya sea porque me parecen poco interesantes o porque no las veo muy guapas... No sé.
3

3 respuestas

Respuesta
1
En principio creo que pones demasiadas expectativas en una amistad, entonces te frustras cuando no se cumplen.
Las amistades se van forjando de a poco, a veces a través de los años, y no es necesario participar en todos los ámbitos de la vida de alguien para ser su amiga, ni es necesario compartir todo, ni verse continuamente, esas son amistades adolescentes, las amistades adultas, están y uno sabe que están.
Hay amigas que tienen pareja, y solamente comparten parte de su vida, hay otras que tienen hijos y están muy ocupadas, otras que son reservadas y solamente comparten algunas salidashay amigas que solamente son de grupo.
A los amigos no se los juzga, si los quieres, los aceptas tal cual son con sus limitaciones y sus diferencias.
Creo que tu eres selectiva porque lo que en el fondo buscas es una pareja, o por lo menos que tu relación de amistad sea como una relación de pareja. Es decir entrega total, comunicación profunda y relación diaria.
Y eso, querida amiga, no se tiene en una amistad, se tiene en un pareja. Si a lo largo de nuestra vida tenemos dos o tres amigos íntimos, tenemos que darnos por muy felices, los demás son amistades, que son necesarias, pero que no cumplen con la condición de ser íntimos, de ser hermanos del alma.
Además si no existe una intención sexual, las personas no nos interesamos por una amiga porque sea guapa, o interesante. Las amistades surgen por afinidades, que poco tienen que ver con la belleza.
Tu odio viene porque tu te has enamorado de esa amiga, y ante su desinterés, lógicamente te sientes rechazada y surge el odio, que es la contracara del amor, si no te gustara tanto solamente sentirías indiferencia.
Mi consejo es que trates de diferenciar entre alguien que te atrae como mujer y alguien que te atrae como amiga.
No olvides que aún existen mujeres que no están preparadas para decirles a otras que no les atraen, o que tu estás confundiendo amistad con otra cosa, entonces prefieren alejarse.
Si una chica no es lesbiana o bisexual, posiblemente no entienda tu actitud, ¿entonces en vez de sincerarse contigo, prefieren separarse, entiendes?
Posiblemente tu amiga se alejó de ti para no hacerte daño, o porque se sentía un poco agobiada. Lo ideal hubiera sido que fuese sincera contigo, pero muchas personas sienten vergüenza de hablar de determinados temas.
Espero haberte sido útil, vuelve a leer lo que he escrito en negrita y piensa en ello.
Gracias por tus palabras Eloisa, estás bastante acertada aunque quisiera aclararte algo.
En este momento tengo pareja y ya llevamos bastante tiempo, me siento bien con él y estoy enamorada. Bueno, ahora mismo enamorada hasta las trancas ya no, pero diría que hemos pasado a la fase tranquilona. Quiero que mi futuro sea con él.
Esta última chica que te he comentado, desde un principio nuestra amistad se ha visto un poco troncada básicamente porque ella no ha querido abrirse por miedos que no quiero contar aquí. No me los ha dicho, pero creo que es bastante evidente y estoy segura que teme abrirse más a mi por miedo a ser juzagada y a otras cosas que no puedo decir públicamente.
Aclararte que... nunca he mostrado un interés sexual en alguna chica (tampoco lo he sentido, excepto en esta última) y jamás he sido una amiga pegajosa y pesada. Siempre he dejado espacio y no he sido nada posesiva (como si de mis parejas se trataran). Por eso no se pueden quejar. Si se han alejado ha sido por otros motivos.
Soy consciente de que las amistades vienen y van y que no se puede esperar lo mismo de una pareja en un amigo, que los buenos amigos se cuentan con los dedos de una mano y que antes sí que me obsesionaba más con este tema, pero ahora ya no. Pero es curioso porque yo hice mi propia deducción, y creo que tiene mucho que ver con mi autoestima. A ver si como psicóloga me puedes dar tu opinión, si crees que estoy en lo cierto.
Que yo recuerde, hay tres chicas en mi vida que me han defraudado, hecho sentir rabia y por último envidia, la tercera es esta última.
La primera fue una compañera de clase: muy buena estudiante, un modelo a seguir, no era un bellezón pero tenía su atractivo, con un carácter muy atrayente e interesante. Nos hicimos amigas y ahí yo me sentí muy bien, me lo tomé muy en serio (como me dices tú), pero ella empezó a cambiar, se volvió creída porque muchos chicos le iban detrás, su comportamiento cambió mucho y me decepcionó, ya que ella se comportó como una gran amiga durante un largo tiempo, pero luego se fue distanciando. Supongo que al ver que yo me distanciaba. Precisamente me distancié porque me daba rabia su actitud soberbia y creída, como creyéndose la reina del mambo. Al ver que ella no mostró interés en mi, ni siquiera preguntarme si me pasaba algo con ella, ya le puse la cruz. Ahí sentí impotencia y luego envidia y odio hacia ella durante un largo tiempo... Aclaro, nunca sentí atracción sexual ni nada parecido, sólo amistad y mucha admiración en un principio.
La segunda, la conocí en el trabajo. Ella me pareció guapísima desde un primer momento. No sentí atracción sexual tampoco, sólo admiré su belleza femenina ya que yo lo soy mucho e inevitablemente me comparo. Entonces al conocernos, yo me hice la simpática para caerle bien, y ya inevitablemente la vi como una posible amiga. ¿Por qué? A penas la conocía... Bien, lo malo de esta es que era muy superficial, ella sabía que era guapa y lo utilizaba a su favor en el trabajo, algo que ya no me agradó nada de nada. Esto no lo supe ver hasta después de un tiempo de salir por ahí con ella y relacionarnos un poco más. La verdad es que fue ella quien me propuso quedar, porque congeniamos en su momento, pero reconozco que nunca me terminó de agradar, pero no sé por qué tenía yo ese empeño en querer gustarle. A parte, me gustaba imitarla... Es como si fuese mi modelo a seguir (pero sólo físicamente). Nuestra amistad terminó por algo bien absurdo que todavía no sé describir. Bueno, con el tiempo creo que me he dado cuenta. Descubrí en seguida cómo era, pero no sé por qué me empeñé en querer gustarle y seguir quedando de vez en cuando como dos amigas. Durante este tiempo le fueron sucediendo una serie de causas que le favorecieron mucho en el ámbito laboral y personal que me hicieron sentir inferior a ella y sobretodo sufrir indignación y también algo de envidia, para qué engañarnos. Yo me sentí muy pero que muy mal, y la taché a ella de manipuladora y trepa. Creo que su físico le hizo ganar muchos puntos, porque hizo unas cuantas cagadas en el trabajo para terminar en la calle y siempre se lo dejaron pasar... Bien, ahí terminó todo. Me cerré en banda y me olvidé de ella. Ella me siguió mandando mensajes para quedar, parece que estaba más interesada que yo en tener una amistad (aunque superficial), pero yo le fui dando largas y poniéndole excusas para no verla y sufrir mis celos... Hasta que se cansó y terminó por ignorarme también.
Y la tercera qué te voy a contar que ya no sepas, pues lo que te he puesto en el anterior mensaje. Sentí impotencia al ver que ella hacía su vida y a mi no me incluía en ella, cuando a veces se mostraba interesada en conocerme bien y en ir quedando de vez en cuando, como cualquier amiga normal. Sentí rabia al ver cómo pasaba de mi y hacía sus cosas. Sé que esto es normal, que no podemos gustar a todo el mundo y que ella tendrá sus motivos para no querer ser mi amiga, sólo colega o ''conocida''. Pero no puedo aguantarlo, es superior a mi. Es con la única que he sentido deseos sexuales, y es por esa razón que estoy confundida ya que pienso que puede ser el deseo retorcido de satisfacer mi ego y autoestima. Si la seduzco y se siente seducida, me sentiré bien porque siento que ella es admirable. O quizás sólo es esa admiración sumada a que me lo pone difícil que hace que me sienta atraída. La verdad es que estoy bastante echa un lío.
Total, que he deducido que lo que me pasa es que siento admiración por chicas que traen consigo aquellas características que siento que yo no traigo conmigo. O que si las traigo, no las sé potenciar. Siento admiración y por eso el querer imitarlas. Quizás el saber que pueden interesarse en una amistad me hace sentir bien, como si ellas fueran algo superior al resto y me hubiesen ''elegido''. Me empeño en que se porten como una pareja quizás no por querer una novia, sino porque al entregarse a mi es como alimentar mi autoestima. Y sino, ¿cómo se explica que me ocurra sólo con las que siento admiración? Con las que me caen bien y punto, pues no me ocurre eso y podemos tener una amistad normal, en la que quedar de vez en cuando y no sentirme molesta si pasan de mi.
Toda mi vida he estado pendiente de ser algo, o mejor dicho, he estado pendiente de no fracasar, y quizás lo que yo veo como fracasos no lo sean... Desde pequeña que me han inculcado frases como: mira tu compañera como saca mejores notas, mira tu vecina qué bien se peina, mira cómo sabe ayudar fulanita en casa, tu eres un desastre, etc...
Siento el tocho que te he metido, Eloísa, pero estoy sufriendo mucho de verdad y te agradeceré tus aclaraciones infinitamente. Te he puesto todo esto para que veas mejor cuál puede ser mi problema base.
Mil gracias, cuando me respondas te puntuaré.
Besos.
No me parece mal tu deducción, al contrario.
Pero si puedo objetar la forma que tienes para elevar tu autoestima.
Imitando a alguien nunca serás tu misma, puedes admirar al alguien, todos lo hacemos, pero al imitar tu propia identidad se diluye.
Todas las personas deberían comprender que son diferentes entre si, y justamente eso las hace especiales.
Tu eres tu, con lo bueno y lo malo, no siempre lo que piensan nuestros padres de nosotros es válido, siempre está teñido de cariño, eso sí, pero muchas veces no nos representan.
El desafío de un adulto es constituirse independientemente de la opinión de los demás, y fundamentalmente de la opinión familiar. Y la tarea de los padres es permitir que sus hijos sean ellos mismos, sin necesidad de compararse con nadie.
Si te sirve, a mi también me gusta mucho la moda y me gustan mucho las mujeres que son elegantes, sin embargo tengo amigas a quienes no les importa en absoluto que ponerse, lo encuentran intrascendente, y no por eso dejan de ser personas interesantes y enriquecedoras en otros aspectos.
La autoestima es algo que puedes trabajar, tal vez necesites una pequeña ayuda terapéutica, para poder descubrir tus potencialidades.
La cuestión es no envidiar, porque eso te distrae de tu verdadera meta: ser tu misma.
Otra cosa importante es no poner el listón tan alto, pues eso lleva a una autoexigencia que inevitablemente conduce a una sensación de fracaso.
Todos tenemos fracasos, somos seres humanos, si no los aceptáramos, tendríamos una patología, el fracaso y el error sirven para aprender, no para estancarse lamentándose .
Es importante ponerse metas a corto plazo, y disfrutar cuando se han cumplido.
Además la sensación de "ser alguien" es muy subjetiva, depende de cada persona.
Una mamá que no trabaja fuera, ni es profesioanl es alguien muy importante para sus hijos y para ella misma, y eso puede ser un logro importantísimo para muchas mujeres, mientras que para otras el no triunfar en su carrera y dedicarse a su familia puede causarle una sensación de frustración enorme.
¿Quién está en la verdad?, pues nadie, la verdad es que cada uno tiene la obligación de ser feliz con lo que logró. Y digo obligación porque es así.
Uno de los mejores escritores del mundo, Jorge Luis Borges, premiado y galardonado mundialmente dijo en sus últimos días. "He cometido el mayor de los pecados, no he sido feliz".
Trata de quererte como eres, se feliz con lo que tienes, y no mires tanto en derredor, piensa que la persona más importante para ti, eres tu misma.
Ese es el primer paso para comenzar a ser libre, y la libertad es el comienzo de la felicidad.
Te recomiendo un libro "De la autoestima al egoísmo" de Jorge Bucay, creo que te será muy útil leerlo.
Suerte
Tienes razón Eloísa, justamente hoy lo pensaba; yo soy la persona más importante de mi vida, y nadie puede hacer que crea lo contrario.
Te agradezco que veas bien mi deducción, estuve pensándolo mucho y es lo único que se me ocurre, pues esa sensación de vacío que siento cuando alguien concreto me ignora, o esa agradable sensación cuando me presta atención, me hace creer que tiene mucho que ver con mi autoestima; si alguien (según mi percepción) que posee aquellas cosas que deseo en mi me ignora, me está recordando que no valgo. Entonces me siento despreciada con lo que ello conlleva: rabia, envidia y frustración.
Gracias por todo Eloísa, tendré en cuenta tus consejos.
Besos.
Respuesta

Perdon por decirte así, pero me nació, veo que eres una persona amable y sensible por lo general) Mira yo soy Pansexual, y soy Genderqueer. ¿Qué diablos significa esto(?

Es que mi atracción se siente en la personalidad de las personas no por su cuerpo ni de que sexo son. Y me considero indefinido, tengo una forma física muy particular, como bastante masculino y bastante femenino, y la verdad es que no quiero clasificarme ni como "hombre " ni como "mujer". Borra las barreras, ella es una persona como cualquier otra, y una persona se puede enamorar de cualquier otra persona. NO significa que te gusten toodas las chicas, o muy a menudo simplemente, es algo que puede pasar y ya.

Bórrate esas barreras. Ahora bien, comencemos.

Mira si yo viera a una persona que es lo que yo quisiera ser, perdería la cabeza. Obviamente que sentiría admiración y un poco de envidia, pero me atraería mucho. Sería demasiado que procesar para mí. Y te entiendo.

Yo desde cierta edad he tratado construirme de cierta forma, he tomado varios moldes "estereotipicos", y me he propuesto a quebrarlos para crear un "yo" original, para ser yo. Ese tipo de personas "inexpugnables" esas que tienen carisma, pero a la vez son reservadas, aquellas personas que inspiran, temor quienes son sus enemigos, admiración y confianza aquellas que son sus personas cercanas, ¿si(?

Si por alguna razón conociera a una persona así, sería demasiado que procesar. Hay un dicho a nivel sexual que dice así "Acuéstate, con alguien que tu querrías ser" A mi me suele pasar eso.

No lo veas como algo malo. Aunque debes cuidar que no te sea obsesivo, debes trabajar en ti misma, la belleza propia, lo mejor que tienes está dentro tuyo, hay otro dicho que reza que " todo lo que buscas está dentro tuyo" Lo que buscamos afuera es sólo ese reflejo para poder encontrarlo dentro. Veo sólo con leerte, que eres una persona de temperamento, decidido pero relajado, probablemente te inclinas hacia el perfeccionismo, y sueles pensar demasiado en las cosas que haces y debatir internamente con mucha intensidad todo eso. No digo que le des rienda suelta a todo, pero si quieres ir hacía un camino que te hará bien busca un equilibrio, y preguntate que quieres ser, a donde quieres ir, por que. Y por otro lado con tu amiga, trata de que no sea algo obsesivo, pero quizás despues de todo, sientas en verdad algo por ella, muchas veces uno tiende a negar lo que uno verdaderamente es, en lo personal no creo demasiado en las clasificaciones, todo es de un modo, hasta que alguien te da el mundo pata para arribas. Y nada, debes relajarte, y pensar y actuar, pero con calma.

Buenas suerte

Respuesta

Puede haber algo, una probabilidad, por supuesto. Primero, tendrías que dejar de mirar a los demás, enfocarte en vos, buscar tu propio camino, utilizar lo que tienes para avanzar. Si esta en un camino con un cochecito, de nada te vale tener rabia por que otro tiene un cochazo super modelo, tienes que andar con lo que tienes, además, no sabes si con el humilde coche que tienes, llegaras primero, o harás, más que el otro. Eso en primer lugar, no te compares, cada cual, es un mundo aparte, si quieres ser como fulana, seras una mala copia, lo mismo que si cualquiera quisiera ser como vos, vos sos vos, deja los yuyos y malezas, de a poco, para encontrar que es lo que tienes delante. Otra cosa que pudo haber pasado, la admiración que sientes, a veces, puede causar alguna dependencia, y la otra parte la nota y se aparta, lo mismo sucede en algunas parejas no muy parejas, luego transformas eso, en una posible relación bisexual o algo así, puede que si lo sea, puede que sea tu resentimiento, que se da curso por ese lado. En primer lugar, mejor el respeto hacia vos, para que no estés confundida, tomate un tiempo, no estés mirando afuera, busca en tu interior, es una cita que dirás es muy repetida, pero sera repetida, pero no es tan fácil hacerlo. Espero que salgas a flote. Ste.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas